Policiales
Sábado 12 de Agosto de 2017

Asaltan inmobiliaria frente a la comisaría 7ª y roban 100 mil pesos en efectivo

Dos hombres ingresaron armados al local, retuvieron al dueño, una empleada y un cliente. Se llevaron lo recaudado por alquileres.

Dos ladrones armados asaltaron una inmobiliaria y se llevaron alrededor de cien mil pesos en efectivo que correspondían en gran parte al cobro de alquileres que se había concretado durante la mañana. El atraco exprés asombró tanto a las víctimas como algunos vecinos del barrio Agote porque ocurrió a plena luz del día y nada menos que frente a la comisaría 7ª de Cafferata al 300.

El asalto se concretó alrededor de las 12.30 del jueves cuando dos personas armadas y sin levantar sospechas en cuanto a su aspecto ni a su desempeño entraron en la inmobiliaria Franklin, ubicada en Cafferata 378 y en menos de cinco minutos se hicieron con un botín que según el titular de la firma, Franklin Basilio S., deberá reponer de su bolsillo "porque la prioridad son los clientes de la agencia y ellos tienen el dinero garantizado".

Correctos

Según relató Franklin, de unos 65 años, el atraco ocurrió cuando él se encontraba atendiendo a un cliente y entraron dos personas. Los recién llegados esperaron unos minutos en el hall de la inmobiliaria — dos box y una oficina principal— y luego se presentaron ante el cliente y el dueño para avisarles de la inesperada noticia: "Esto es un robo, si se quedan tranquilos no va a pasar nada".

Franklin describió a los asaltantes como "bien vestidos, sin señas particulares y de buen habla. Se ve que eran ladrones experimentados y profesionales".

En ese lapso de unos pocos segundos ingresó a la empresa una de las empleadas a quien los ladrones también le apuntaron con sus pistolas. Entonces uno de los delincuentes se quedó en la oficina principal con Franklin, en tanto el otro comenzó a revolver papeles en el estante de biblioratos administrativos.

"El que estaba conmigo fue muy correcto, no me pegó ni me amenazó. Preguntó dónde estaba el dinero y le di los 100 mil pesos, que es toda la recaudación de alquileres y expensas que había entrado esa mañana a la agencia. En ningún momento me sentí nervioso ni con miedo, creo que estaba resignado", reflexionó el hombre asaltado, para agregar con pesar: "Mientras no se controle ni se saquen las armas de la calle, lamentablemente esto va a seguir pasando".

Los dos ladrones coordinaron sus movimientos y una vez obtenido el botín plantearon su fuga. "Nos juntaron a los tres; la empleada, el cliente y yo en el baño para evitar que diéramos la alarma o los siguiéramos. Se llevaron los celulares y arrancaron los teléfonos. Y así se fueron por el mismo lugar y sin hacer lío", manifestó Franklin.

Denuncia tardía

Si bien la comisaría 7ª está en diagonal a la inmobiliaria, la denuncia del atraco se realizó más de tres horas después. Es que apenas se concretó el robo Franklin ni siquiera llamó al 911.

"Ya me habían robado y al hacer la denuncia ¿qué ganaba? ¿hacerme famoso? La plata la perdí, a la gente le tengo que rendir su renta y en la seccional iba a perder mucho tiempo. La verdad que ni me interesó denunciar pero mi hijo me convenció" aseguró el comerciante.

"Es la primera vez que me roban y en éste local estoy desde el año 1990. Antes pasaban unos policías caminantes, ahora ya no pasa nadie. Pero si no controlan es lo mismo", agregó Franklin.

La Fiscalía de Flagrancia en turno dispuso que se realicen diligencias tendientes a lograr testigos del hecho, registro de cámaras de vigilancia en la zona (el comercio asaltado no tiene pero una sucursal del Banco de Santa Fe ubicada enfrente sí) y toda otra actuación que ayude a esclarecer el suceso.

Comentarios