Policiales

Detienen al jefe de la Policía Federal de Santa Fe por una causa de narcotráfico

Junto al titular de la dependencia cayeron otros cinco policías de la fuerza. Están imputados en dos causas ligadas al tráfico de estupefacientes

Viernes 10 de Mayo de 2019

Una investigación que llevó unos cuatro meses de trabajo concluyó ayer a primera hora de la mañana con el allanamiento de la sede de la Policía Federal (PFA) en la ciudad de Santa Fe. Seis policías que prestaban servicios en esa Delegación, entre ellos el propio jefe, fueron detenidos y en la misma sede se encontraron 88 bochitas de cocaína en un escritorios de la dependencia. Según el jefe nacional de la fuerza, Néstor Roncaglia, “ahora pueden argumentar que era droga incautada, pero el paquete no tenía ningún tipo de guarda judicial ni estaba ingresado oficialmente”. Y agregó que las detenciones se produjeron a raíz de que la investigación demostró “el encubrimiento de narcotraficantes por parte de los policías”.

El jefe policial sostuvo que “en otro tiempo, a lo mejor cerrábamos los ojos, yo me quedaba con la información, tapábamos todo, no hacíamos ningún tipo de denuncia y la actividad ilegal continuaba. Pero ahora estamos acá dando la cara en un momento muy doloroso para mí como jefe policial”.

Las detenciones se produjeron luego de nueve allanamientos ejecutados por la División de Operaciones Judiciales de la Superintendencia de Asuntos Internos y la División Narcotráfico de la PFA, algunos en los domicilios de los mismos policías, y ordenados por los jueces federales santafesinos Reinaldo Rodríguez y Francisco Miño a partir del pedido de los fiscales Gustavo Onel y Walter Rodríguez.

Quiénes y por qué

Los detenidos son el jefe de la Delegación Santa Fe de la PFA, Marcelo Lepwalts, quien asumió el cargo este año; un principal que se encontraba a cargo de la Brigada de Investigaciónes, un oficial, un ayudante y dos suboficiales que prestaban servicios en la dependencia cuyas identidades no trascendieron.

La denuncia, que derivó en la investigación, fue iniciada desde la misma institución policial y la tomaron los dos juzgados santafesinos por una cuestión de competencia. Los fiscales federales Gustavo Onel y Walter Rodríguez iniciaron las acciones con total sigilo y atendieron a su vez otras denuncias conexas mientras avanzaba la causa principal.

Tras los arrestos Roncaglia brindó una conferencia de prensa en la misma sede policial y sostuvo que “lamentablemente tenemos un grupo de policías que no cumplieron con sus deberes. Se alejaron de las normas y delinquieron. Yo personalmente tomé el caso y de manera paralela el fiscal Rodríguez tenía un caso similar. Por eso fueron dos fiscales y dos investigaciones ligadas. No vamos a esconder la basura”, aseveró

“Es doloroso, tenemos 34 mil policías en todo el país que trabajan bien y estos seis que son malos policías. Acá, en la Delegación Santa Fe, hay más de 100 personas trabajando y muy bien, pero hay un grupo que cometió delitos y se harán cargo”.

Sobre los detenidos, el titular de la Federal aclaró que los delitos que se investigan son el de “incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos”, ya que se detectó que “tuvieron contactos con los investigados en una causa por tráfico de drogas”. Además, “en forma paralela, el fiscal Walter Rodríguez tenía otra investigación que apuntaba a unos narcotraficantes que fueron detenidos en otros allanamientos esta mañana. En una oportunidad habían sido abordados en la vía publica por otros policías también de la Delegación Santa Fe. En ese operativo no se cumplió con las reglas ya que secuestraron sólo una parte de la droga y uno de los teléfonos que tenían”. Y abundó: “No vamos a esconder la basura bajo la alfombra. Los efectivos serán pasados algunos a disponibilidad directamente y otros al servicio pasivo”.

Los cargos

Según trascendió, la banda que tenía contactos con los efectivos federales sería la que fue desbaratada luego de los allanamientos realizados esta semana en las ciudades de Reconquista, Avellaneda y Santa Fe capital y en San Pedro, en la provincia de Buenos Aires, causa que lleva el juez federal de Reconquista Aldo Alurralde.

En tanto, desde las Fiscalías emitieron un comunicado donde indicaron las actuaciones que derivaron en la detención de los seis policías. En esos términos se especificó que la causa que se tramita en la Fiscalía de Gustavo Onel es por el delito de “encubrimiento triplemente agravado e incumplimiento de los deberes de funcionario público”. En tanto, la causa que se tramita en la Fiscalía a cargo de Rodríguez es por los delitos de “tráfico de estupefacientes, falsedad ideológica de documento público, sustracción de elementos probatorios, encubrimiento triplemente agravado, incumplimiento de los deberes de funcionario público, cohecho y falso testimonio”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});