La Región

Tratan de salvar del remate a un histórico club de Villa Gobernador Gálvez

El Olímpico, considerado en la ciudad la Meca del Box, sería subastado el 19 de octubre. Años de abandono y un juicio laboral lo pusieron al límite

Jueves 23 de Septiembre de 2021

El Olímpico Football Club de Villa Gobernador Gálvez, una institución con casi 80 años de historia, tiene fecha de remate. Después de atravesar un juicio laboral de un docente que en rigor era miembro de la antigua comisión directiva, el club, considerado en la ciudad como la Meca del Box, afronta ahora una situación terminal, con vistas al 19 de octubre, día en que será ejecutado.

El Olympic, como todos lo llaman, juega una carrera contrarreloj, tratando de remontar, como lo viene haciendo desde hace seis años, una crisis que lo atravesó a principios del siglo XIX y que derivó en la disolución, en 2011, de su comisión directiva.

Diego Cantero, actual presidente de la institución, contó a La Capital el derrotero que llevó a esta nueva realidad. "La actual comisión llegó al club en 2015, cuando el Olímpico ya se encontraba, desde hacía cuatro años, en total estado de abandono. En 2011 había quedado acéfalo, y era necesario remontar todo", contó.

Así, los responsables comenzaron a ponerse al día con las deudas de la institución, a pagar los servicios de luz, gas y agua atrasados. "Tuvimos que levantar los balances desde el año 2007, cuando comenzó la crisis, antes de que la última comisión (2009-2011) dejara todo", afirmó el directivo.

Pero ya cuando la nueva comisión se hizo cargo de las instalaciones, la entidad tenía sobre sí una espada de Damocles. "Un ex miembro de la comisión directiva, que era instructor de boxeo, comenzó en 2011 un juicio laboral como si fuera empleado, cuando en realidad era directivo", se defendió Cantero. "Cuando llegamos, el juicio estaba perdido", recordó.

A partir de allí comenzaron negociaciones entre el actor civil y la institución. "Tratamos de llegar a un arreglo, le ofrecimos 30 mil pesos durante 20 años, para poder ir al mismo tiempo rescatando el club con las cuotas de los pibes", recordó el presidente. "Incluso, en una última instancia nos pidió 200 mil pesos. No podíamos pagarlos, pero hicimos el esfuerzo, juntamos la plata, y cuando se la fuimos a ofrecer la semana siguiente nos dijo que ya no la quería. Nos parece que esto ya es una cuestión de ensañamiento", lamenta. Se estima que la deuda total asciende a los 5 millones de pesos.

"Lo que pasó también fue que entre 2011 y 2015, con una comisión acéfala, nadie contestaba a las demandas que iba haciendo este hombre, por lo que nosotros, cuando llegamos a hacernos cargo de la comisión, ya teníamos un juicio perdido", dice Cantero.

El Olímpico se levante en un edificio de Mitre 1149. En esta nueva etapa, se está reacomodando y ofrece clases de lenguaje de señas, cumbia cruzada, kick boxing y, por supuesto, boxeo, que fue su fuerte durante varias décadas. Como no es un club social, la gente va específicamente a realizar las disciplinas que se dictan. Tiene una cuota societaria de 300 pesos, cada actividad específica se paga aparte y eso es para pagarle a los cuatro profesores que están desempeñando sus tareas. Tiene un salón principal con un ring, donde se hacen los deportes de contacto, y otro más donde se realiza el resto de las actividades. En total, unas 150 personas asisten a realizar actividades, contó el directivo.

En el área específica de boxeo, el club ha tenido momentos de esplendor. Tiene box amateur y también federados, tuvo orgullos nacionales, y hubo peleas en el enorme galpón que fueron televisadas a nivel nacional.

La institución puso al día su personería jurídica, lo que la llevó a tener que levantar deudas y reacondicionar muchas cosas. Frente a esta nueva realidad, sus responsables están organizando un abrazo solidario al club y tendrán este viernes un encuentro con el intendente de la ciudad, Alberto Ricchi.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario