Información Gral

Recuperan en Milán joyas robadas que habrían sido de Eva Perón

Una banda de gitanos se las había robado a joyeros españoles que las ofrecían en venta. Las cotizaron en seis millones de euros y estaban desaparecidas desde diciembre de 2009.

Jueves 23 de Junio de 2011

Una operación conjunta de los carabineros de Milán y la policía española permitió recuperar ayer una parte de la histórica colección de joyas de Evita Perón (1919-1952). El botín fue descubierto en la caja de seguridad de una habitación del hotel Silver, en el barrio Baggio de Milán, y según las primeras informaciones policiales tiene un valor de seis millones de euros.

En el hotel Silver estaba alojado uno de los sospechosos, al que la policía, según los medios italianos, previamente había identificado gracias a las grabaciones de seguridad de la joyería valenciana.

Los Carabinieri (policía militarizada) decidieron entrar en la habitación del hotel en el momento en que el sospechoso, que había reservado la habitación con un nombre falso, abandonó el recinto "quizá para acudir a una cita relacionada con la compraventa de bienes robados", se precisó.

La operación se ha desarrollado con la colaboración de la Policía Nacional española, con la que los Carabinieri llevan investigando conjuntamente desde una semana después de que se produjera el robo.

Entre los objetos encontrados está una célebre tiara de diamantes de Evita, que le regaló el rey de Holanda y que está valorada entre los tres y cuatro millones de euros.

Según la reconstrucción policial, las joyas estaban desaparecidas desde diciembre de 2009, después de que se expusieran en sendas ferias del lujo celebradas en Marbella y en Valencia. En aquel momento, las tenía en custodia la conocida joyería valenciana Sofía Joyeros, cuyos dueños negociaron durante algunos meses la venta de las alhajas con unos supuestos jeques árabes.

En realidad, los millonarios resultaron ser unos estafadores profesionales, una banda de siete gitanos especializada en el timo del escritorio.

El día de la entrega de las joyas, los falsos jeques, que se movían siempre en limusina, con aparatoso despliegue de disfraces, parando en hoteles y restaurantes de lujo, se encontraron en Valencia con los joyeros. El relato policial no deja claro si la cita se produjo en la habitación de un hotel o en la misma joyería, pero cuenta que los simuladores pusieron el dinero legal para pagar la transacción sobre un gran escritorio, la pieza clave del timo: debajo se escondía uno de los estafadores. Cuando el joyero guardara el dinero real en el cajón, el compinche metido en el mueble debía aprovechar para cambiarlo por billetes falsos.

Pero la estafa no salió bien y se convirtió en un asalto. La dueña de la joyería sospechó que pasaba algo raro, los estafadores le agredieron y escaparon con un tesoro valorado en diez millones de euros. Se llevaron la tiara, dos anillos, un par de pendientes y otras piezas de Eva Perón.

Unos meses después, en junio de 2010, seis de los ladrones fueron detenidos por la policía española en Alcalá de Henares (Madrid), donde habían dado un timo de medio millón de euros a narcos colombianos.

Un séptimo miembro de la banda, Nikolic Nemad, de 40 años, fue capturado en Milán, ciudad considerada la principal sede europea del contrabando de bienes robados por estafadores del este de Europa. Los Carabineros han explicado ayer que falta por localizar un tercio del tesoro robado en 2009.

La más impactante de la colección de joyas de Evita, según los expertos, es un collar birmano del siglo XIX, engarzado en rubíes en bruto y diamantes, que se vendió por 450.000 dólares en 2003. En 1998, un broche de zafiros y diamantes fue subastado en una cifra cercana al millón de dólares. (DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario