Economía

John Deere compró la fábrica de pulverizadoras Pla

El gigante mundial de la maquinaria acordó la adquisición de la fábrica con sede en la ciudad santafesina de Las Rosas.

Miércoles 01 de Agosto de 2018

El gigante de la maquinaria agrícola John Deere firmó ayer el acuerdo de adquisición de la fábrica santafesina de pulverizadoras y sembradoras Pla, una de las firmas nacionales emblemáticas del sector. La operación, cuyo monto no trascendió, sacudió al mercado de agromáquinas.

"La adquisición refuerza el compromiso de John Deere con sus clientes", dijo John May, presidente de Soluciones Agrícolas y Director de Información de la firma con sede en Illinois, Estados Unidos. Pla fue fundada en 1975 por Juan Carlos Pla, y fue la primera compañía en fabricar pulverizadoras autopropulsadas en Latinoamérica. Tiene 450 empleados y cuanta con dos plantas: una en Las Rosas y otra en Canoas, Brasil.

Deere & Company es una de las líderes del mercado agrícola mundial y hace 60 años que instaló su planta de motores, tractores y cosechadoras de Granadero Baigorria. El presidente de la compañía en Argentina, Gastón Trajtenberg, explicó que con el acuerdo de adquisición de Pla, la empresa "completa su portafolio de productos" con una "propuesta tecnológica muy importante" como la de la empresa de Las Rosas.

Pla tiene una historia de innovación, por la que ha sido galardonada. Lanzó al mercado la primera pulverizadora autopropulsada de Latinoamérica en 1978, el sistema autotrailer para sembradoras en 1993 y el primer piloto automático para pulverizadoras en 1999.

La compañía es una jugadora fuerte en el mercado de pulverizadoras, que a su vez experimentó un crecimiento importante en el país. El año pasado se vendieron más de 700 máquinas. Es un mercado competitivo, con una veintena de marcas que ofertan sus productos. Más del 80 por ciento de la producción es local, aunque desde 2015 las importaciones vienen en aumento: de 40 unidades en 2015, saltaron a 90 en 2016 y a 170 en 2017.

John Deere comercializa en Argentina sus pulverizadoras, aunque están destinadas a productores de gran escala. Según Trajtemberg, los productos de Pla mantendrán la marca y su sistema de producción y comercialización. Si bien las máquinas de la firma de Las Rosas tienen presencia en el mercado internacional, John Deere "tiene un cana muy fuerte para ayudar a su internacionalización", señaló su presidente.

De hecho, es lo que pasó en el caso de otras compras de la marca del ciervo. La multinacional "busca completar su sistema de producción para dar soluciones integrales en un mundo globalizado", lo cual incluye, en ocasiones, la compra de otras compañías.

Por caso, a principios de este año completó la compra de King Agro, proveedora de barrales para pulverizadoras elaborados en fibra de carbono. Desde 2015, ambas firmas tenían un acuerdo de provisión de estos barrales para los equipos John Deere.

Mientras en este caso se trata de la incorporación de un proveedor, en el caso de Pla, la adquisición significa incorporar una empresa que tiene relación directa con el cliente. "Nos atrajo por sus características tecnológicas y porque se pueden aplicar sus conceptos a al camino de digitalización y de la agricultura", explicó Trajtenberg.

En el largo plazo, John Deere ve un aumento sustancial de la producción en el país y un acompañamiento de la industria de la maquinaria agrícola. En el corto plazo, la coyuntura dominante es el doble impacto negativo de la sequía y la inestabilidad macroeconómica. El presidente de la compañía confía en que la campaña triguera le dará oxígeno al sector, aclaró que para lograr una recuperación será clave que el clima acompañe la campaña de maíz y soja. "El panorama es positivo pero hay que medirlo cada semana, no hay que ser ni demasiado cauteloso ni demasiado optimista", subrayó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario