Policiales

"Pelo Duro", "Lamparita" y "Mojarra", condenados por una saga delictiva

Al primero le dieron 12 años de prisión, al segundo 7 y al último 4 años y medio. Los tres respondían a René Ungaro, preso por el crimen de "Pimpi" Caminos.

Jueves 28 de Febrero de 2019

Carlos Jesús "Pelo Duro" Fernández, 29 años; Lautaro Nahuel "Lamparita" Funes, de 24 años, y Matías Ezequiel "Mojarra" Ocampo, de 25 años, cerraron ayer ante el juez de garantías Juan Andrés Donnola juicios abreviados por un catálogo de delitos que van desde el homicidio calificado hasta la asociación ilícita pasando por abusos de arma de fuego y distintas agresiones.

"Pelo Duro" se responsabilizó por las imputaciones en siete carpetas judiciales, la más grave un homicidio calificado, y recibió una condena unificada de 12 años de prisión. "Lamparita" admitió haber cometido delitos en una decena de expedientes, entre ellos una participación secundaria en un asesinato, y acordó una condena a 7 años de cárcel. Mientras que "Mojarra", mano derecha de los anteriores, aceptó haber delinquido en hechos acumulados en 7 carpetas judiciales y fue sentenciado con 4 años y 6 meses de prisión.

Asimismo, "Pelo Duro" y "Lamparita" reconocieron ser organizadores de una asociación ilícita dedicada a cometer todo tipo de tropelías con armas de fuego, especialmente delitos contra la propiedad. Pero también aceptaron dedicarse a la venta de drogas por lo que el proceso judicial seguirá contra ellos en los Tribunales federales.

Los mencionados están sindicados por integrar una banda junto a René "El brujo" Ungaro, quien cumple una condena por el crimen del ex líder de la barra brava de Newell's Roberto "Pimpi" Caminos, aunque desde prisión seguían organizando las actividades de sus compinches.

Guerra de familias

La caída de esta pandilla comenzó en abril de 2017 con el sangriento telón de fondo de las disputas entre las familias Funes y las huestes de Alexis Caminos, el heredero de "Pimpi", en la zona de los barrios Tablada y el Fonavi Municipal de la zona sudeste de Rosario, cuando los fiscales provinciales Matías Edery y Gisela Paolicelli ordenaron una serie de allanamientos llevados adelante por fuerzas federales que se denominó "Los Miserables".

Ese expediente tuvo como corolario una serie de detenciones en abril de 2017 y de 2018. Y cuenta con un correlato en la Justicia Federal en las que están procesados familiares directos de René Ungaro como son su hermana Daniela y su sobrina Solange Julia Correale.

"Mojarra", por su parte, supo ser ladero "Pelo Duro" y "Lamparita" y cuando los dos cayeron detenidos, montó su propia pyme delictiva con base operaciones en la zona más empobrecida del barrio República de la Sexta.

Del trío mencionado, el primero en ser detenido fue "Lamparita", quien perdió ante los policías el 22 de septiembre de 2017 en Ameghino y Necochea. Le siguió "Pelo Duro", capturado el sábado 30 de diciembre de 2017 frente a una casa de Tomás de la Torre al 3000 de la ciudad de Funes, vivienda de la que es dueña Daniela Ungaro y en la que fue detenida la mujer el 28 de abril pasado. Y por último cayó "Mojarra", preso el mismo día que Daniela Ungaro y en el mismo operativo.

Entre los delitos que se les imputaron a los tres confluyeron expedientes de Unidades Fiscales de Homicidios, Investigación y Juicio, y Gravedad Institucional.

Los cargos aceptados

"Pelo Duro", "Lamparita" y "Mojarra" optaron por cerrar un procedimiento abreviado, que es una alternativa que el sistema procesal santafesino ofrece al juicio oral y público. El abreviado implica un acuerdo entre el fiscal y el imputado y su defensa sobre la culpabilidad y la pena a cumplir. Este acuerdo de partes debe ser homologado por el juez de garantías en audiencia pública. Ese trámite se llevó adelante ayer en el Centro de Justicia Penal en una audiencia presidida por el juez Juan Andrés Donnola.

La defensa de "Pelo Duro" Fernández estuvo a cargo de Marcelo Piercecchi, a "Mojarra" Ocampo lo representó el abogado José Ferrara; y "Lamparita" Funes por defendido por Juan Pablo Audisio. En tanto la acusación corrió por cuenta de la fiscal fue Gisela Paolicelli.

El delito más violento del que se hicieron cargo "Pelo Duro" y "Lamparita" fue el asesinato de Cristian Alejandro "Bebe" Ferreyra, un chico de 17 años emboscado a balazos desde un auto en Biedma y Colón el 9 de mayo de 2017.

Al filo de la medianoche de esa jornada, al menos dos hombres golpearon la puerta de la casa de "Bebe" bajo el ardid de que necesitaban un viaje en remís sabiendo que el padre de la víctima es remisero. "Bebe" creyó la coartada. Abrió la puerta y como respuesta recibió cuatro balazos en el tórax que lo dejaron agonizante hasta que el 18 de mayo murió en el Heca. Su hermana, de 10 años, recibió el roce de un proyectil pero su vida no corrió peligro.

Para la acusación, quien disparó fue "Pelo Duro" y "Lamparita" lo acompañó, y por eso se le reconoció una participación secundaria en el homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Tras el hecho ambos huyeron en un auto.

"Pelo Duro", además, se responsabilizó de haber cometido el robo de un domicilio de 9 de julio al 3200, junto a los otros acusados, la tarde del 22 de abril de 2017; haber disparado junto a "Lamparita" desde un auto contra un grupo de personas en Cochabamba y Chacabuco el 29 de abril de 2017 de madrugada; haber ingresado el 28 de octubre de 2017 a una vivienda de Isola al 200 bis para amenazar a la familia que ahí vivía para que se fuera del lugar y así usurpar su vivienda; haber disparado junto a "Mojarra" y un menor contra un grupo de personas el 6 de mayo de 2017 en inmediaciones de Berutti y Pasco; y un episodio similar que perpetró el 16 de octubre de 2017 contra una vivienda de Lorenzini al 4600. Esto entre lo más significativo.

Yo también

"Lamparita", además de aceptar su rol secundario en el crimen del "Bebe" Ferreyra, asumió haber atropellado con su moto el 14 de noviembre de 2016 a un testigo del homicidio cometido en Juan Manuel de Rosas y Ameghino y del cual fuera víctima Eugenio Solaro (en cuya investigación estaba mencionado su hermano Alan, asesinado en febrero de 2017 cuando salía de visitar a "Lamparita" en la cárcel de Piñero).

A la mañana siguiente volvió a cruzar al mismo testigo y lo amenazó de muerte en Uriburu y Ayacucho. Asimismo, se hizo cargo de haber atacado a balazos al ya fallecido Rubén Ariel "Tuby" Segovia el 6 de octubre de 2016 en Mosconi y Avellaneda. Por esas heridas "Tuby" cayó preso. Lamparita aceptó además el ataque a balazos del 10 de abril de 2017 contraV anesa B., la concubina de Alexis Caminos, en Grandoli y Lamadrid.

Finalmente, "Mojarra" admitió haber cometido delitos de brazo armado. Aceptó haber baleado la madrugada del 9 de julio de 2017 el frente de una vivienda de Pasco al 100 bis junto a otros dos hombres y posteriormente haber regresado para amenazar a los residentes. También se le adjudicó la tentativa de robo a una vivienda 9 de Julio al 3200 el 8 de julio de 2017 por la noche. Y tener en su poder sin la debida autorización legal una pistola 9 milímetros y un revólver calibre 32, ambas aptas para el disparo, el día de su detención: el 26 de abril de 2018.

A los tres se les atribuyó haber robado la casa de 9 de julio al 3200 el 22 de abril de 2017 y haber atacado a balazos a un grupo de jóvenes el 1º de mayo de 2017 en Ituzaingó y Esmeralda.

Así, el trío ajustó sus cuentas con la Justicia provincial. Resta conocer ahora la evolución de las causas que los mencionados tiene en los Tribunales federales.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});