La ciudad

Diez móviles de la Policía Federal se suman a patrullar el centro rosarino

Además, agentes de la Prefectura Naval se asentaron en zona norte y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria en el noroeste. Se agregaron al desembarco de Gendarmería.

Viernes 29 de Mayo de 2015

Unos 10 patrulleros de la Policía Federal comenzaron a recorrer las calles del centro de Rosario en el marco del operativo conjunto diagramado entre la provincia y la Nación para reforzar la seguridad en la ciudad. "No son muchos pero suman", admitió el ministro de Seguridad provincial, Raúl Lamberto. En paralelo, agentes de la Prefectura tomaron el control de la zona norte, efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria lo hicieron en el noroeste y Gendarmería concentró su actuación en el sur y oeste de la ciudad.

A cuatro días del desembarco de las fuerzas federales en Rosario y las principales ciudades de la provincia, el balance provisorio que hicieron desde la policía de Santa Fe es altamente favorable.

"El resultado es excelente, la coordinación es muy buena, se apunta a una conducta proactiva, que se advierta el operativo, el policía en la calle, la presencia de los efectivos", destacó por Canal 5 el titular del Nodo Rosario de la policía, José Luis Amaya.

"Ya hemos vivido esta experiencia, el año pasado se trabajó perfectamente y de modo coordinado con las fuerzas federales que no sólo es Gendarmería, también efectivos de Prefectura Naval Argentina, Policía Aeroportuaria y Policía Federal, funciona muy bien", agregó.

Al respecto, el secretario de Seguridad Pública provincial, Gerardo Chaumont, estimó a LaCapital que ya son diez la cantidad de patrulleros con agentes de la Policía Federal que recorren "fundamentalmente las calles del centro de Rosario".

En simultáneo, las otras fuerzas se repartieron la presencia territorial en la ciudad. "La Policía de Seguridad Aeroportuaria se ubicó en la zona noroeste, en Fisherton y otros barrios (como La Bombacha y 7 de Septiembre) y Prefectura se apostó en el norte de Rosario", agregó.

En la provincia estiman que son cerca de 200 los efectivos de Policía Federal, Aeroportuaria y Prefectura. Más unos 400 gendarmes, lo que totaliza 600 agentes federales para Rosario en esta etapa, que se agregan a los 600 que ya había en el Destacamento Móvil Nº 2.

Respecto a la inseguridad que vive la ciudad, el jefe policial del Nodo Rosario admitió que el panorama es "preocupante", pero remarcó que desde la fuerza "se trabaja día a día para revertir esto, en todo sentido, profesionalizando a los integrantes de la fuerza y tratando de cambiar esta situación".

En ese sentido, tomó distancia del secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien había calificado a Rosario como la ciudad más violenta del país.

"No tengo parámetros para comparar, pero no creo que seamos más ni menos que otras ciudades", planteó y luego sumó: "El grado de violencia que se vive hoy no es el mismo que se vivía hace años atrás, lo que antes se resolvía con golpes de puño, cuestiones interpersonales, hoy se resuelve quitándole la vida al otro,".

Sobre la connivencia policial con el delito que también insinuó Berni, Amaya afirmó: "El grado de corrupción que se encuentra en la policía es el mismo que existe en cualquier aspecto de la sociedad. La policía es parte de esta sociedad, claro que el delito es agravado por ser representante del Estado, funcionario público, pero somos una de las pocas instituciones que se autodepura".

Fuerte contrapunto entre Lifschitz y Berni

El senador provincial y candidato a gobernador por el Frente Progresista, Miguel Lifschitz, protagonizó ayer un fuerte contrapunto con el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni. El ex intendente cruzó al funcionario nacional por haber afirmado que "Rosario es la ciudad más violenta del país".

Lifschitz rechazó los dichos de Berni, quien sostuvo que el principal problema de la ciudad no es el narcotráfico sino los delitos comunes.

"El (por Berni) se saca el problema de encima, pero no es así. Todos sabemos la vinculación que existe entre el narcotráfico y la violencia. Es así en todas partes y en Rosario, no lo vamos a ocultar ahora", dijo por La Ocho y reclamó "cortar con el chorro de droga que está entrando por las fronteras".

"Si evitara —agregó— los problemas de narcotráfico de la Argentina, que son su tarea y responsabilidad fundamental, no tendríamos los problemas que tenemos en Santa Fe ni en ninguna otra provincia de la Argentina".

Para el legislador, el tema de la seguridad "se usa y lo hacen todos para hacer politiquería barata y campaña electoral".

Respecto al nivel de violencia que hay en Rosario denunciado por Berni, señaló: "La verdad que no me parece serio, (Berni) vino con Perotti a hacer campaña por el candidato del kirchnerismo en la provincia. Y a hacer afirmaciones que no tienen ninguna base real, porque los índices (de homicidios) en la ciudad vienen descendiendo en 2014 y 2015. Y hace más de cuatro años que no hay datos oficiales sobre el resto del país", cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS