Información Gral

Cirujanos sostienen que "las lolas como regalo a las quinceañeras" son un mito

Crece la polémica por un proyecto de ley que intenta prohibir las cirugías plásticas a menores. Profesionales rechazan la propuesta. Dicen que menosprecia la decisión paterna y a los especialistas.  

Domingo 23 de Marzo de 2014

"Las «lolas» como regalo de los 15 son un mito", aseguró Juan Carlos Traverso, presidente de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, quien salió al cruce de un proyecto de ley que busca prohibir las operaciones estéticas a los menores de 18 años. El médico rosarino manifestó que la mayoría de los especialistas se opone en forma contundente a la propuesta de la diputada nacional del Frente para la Victoria Mara Brawer, y aseguró que "la legisladora y sus asesores están apuntando a frenar algo que no existe porque no es cierto que haya una fila de jovencitas esperando para colocarse prótesis mamarias ni que los padres les regalen a la nena una cirugía para los 15".

La semana pasada Brawer presentó públicamente el proyecto junto a abogados, psicólogos y un cirujano plástico. En el primer artículo, su propuesta establece la prohibición de las cirugías estéticas en menores de 18 años, y en el segundo señala que se exceptúan "las intervenciones reparadoras, terapéuticas o de adecuación del cuerpo a la identidad de género".

Desde la entidad que nuclea a casi todos los cirujanos plásticos del país la respuesta no se hizo esperar: "Desalentamos cualquier acción que intente prohibir en lugar de educar. De prosperar este proyecto se está pasando por encima de la decisión familiar, paterna, ya que los cirujanos no operamos a menores sin consentimiento de ambos progenitores", enfatizó.

Objeción. Agregó que "imponiendo esta ley están diciéndonos a los profesionales que nos formamos como médicos, que hacemos cuatro años de especialización en cirugía más otros cuatro en plástica que no estamos capacitados para saber cuándo es imprescindible operar a un menor o no, lo que es una falta de respeto".

Brawer se basa en datos internacionales que señalan que alrededor del 10 por ciento de las cirugías estéticas que se practican se hacen a menores de edad. Traverso desmintió este punto: "En la Argentina ni siquiera en la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica tenemos estadísticas, pero reconstruyendo lo que vemos a diario en el consultorio, los cirujanos llegamos a la conclusión de que no superan el 2 por ciento o el 3 por ciento del total de pacientes; además, a los menores no se le colocan implantes sino que se hacen rinoplastias (operaciones de nariz), corrección de orejas en asa o reducciones mamarias y sólo en casos excepcionales se usan prótesis". Respecto de las lipoaspiraciones, aseguró que no se hacen a temprana edad.

El médico reconoció que el hecho de que las "transformaciones" corporales se hayan banalizado, particularmente en la televisión y sobre todo en lo que respecta al aumento del busto por medio de implantes, les juega en contra. "Es verdad que hay cirujanos que tienen un alto perfil y que van a los programas a decir, por ejemplo, que hay un boom entre las adolescentes para elegir las «lolas» como regalo de los 15 años. ¡No es cierto! Este tipo de promociones le hacen daño a la especialidad, no nos suman nada".

Traverso afirma que si se consulta a la mayoría de los cirujanos y cirujanas de Rosario "la respuesta que les van a dar es que en esta ciudad no les colocamos prótesis mamarias a menores. Es más, a mí nunca me consultó un padre o madre porque quería regalarle las «lolas» a la nena para el cumple de 15".

Sí reconoció que algunas chicas que comienzan como modelos o promotoras siendo muy chicas consultan porque quieren aumentar su busto. "A lo mejor a los 17 años ya están decididas y quieren hacerlo por su trabajo. Otras pueden desear la operación antes de los 18 porque tienen hipomastia (no desarrollo mamario) y lo sufren mucho, pero el común de las adolescentes no vienen a ponerse implantes".

Por su parte, la diputada kirchnerista está convencida de que es necesaria esta ley porque "una cirugía estética responde a la imposición de patrones culturales por parte del mercado y nosotros buscamos proteger a los adolescentes de estas presiones que llevan a la no aceptación del propio cuerpo en el momento en que la subjetividad se está constituyendo".

Brawer cree que las cirugías "meramente estéticas" no reparan nada, ni desde los psicológico ni desde lo físico. "Tienen que ver con la obligación del Estado preservar la salud que se ve afectada desde lo psicológico y lo físico porque se trata de un cuerpo que se está transformando y que no es aceptado". De allí su postura terminante respecto de que no se hagan cirugías a los y las menores de edad.

Apoyo.En una consulta al azar entre madres y padres de adolescentes y preadolescentes que se hizo en el contexto de esta nota, todos, sin excepción, apoyaron el proyecto. "Para mí deberían prohibirse todas las cirugías estéticas", dijo, contundente, Angel, el padre de una nena.

Sonia, madre de dos chicas adolescentes, agregó sin pensarlo dos veces: "De ninguna manera tienen que permitirse que las chicas entren a un quirófano para cambiar su cuerpo". Al mismo tiempo, la mayoría de los consultados dijo desconocer que actualmente para que un menor de edad se opere debe contar de por sí con el consentimiento paterno y materno.

El cirujano Juan Carlos Traverso, que por otro lado vio como algo positivo que se discuta en torno a este tema, agregó que la sociedad médica que preside "aconseja a nuestros miembros que si no es un caso sumamente estudiado y justificado no operen a menores, y mucho menos salir a alentar estas prácticas entre las más jovencitas".

"Lo que más tememos es que se deje de lado a quienes las necesitan de verdad", concluyó el médico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario