Economía

Nueva audiencia por la crisis en Bravo Energy

El secretario general de Sindicato de Petróleo, Gas y Biocombustible Santa Fe Sur, Rubén Pérez, explicó que a la audiencia fue el gerente local de la firma y un abogado.

Miércoles 23 de Agosto de 2017

Con pocos avances se realizó ayer la primera audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo de la provincia para discutir la situación de los trabajadores de Bravo Energy, la procesadora de residuos químicos que dejó de operar el viernes pasado y dejó en la calle a 35 trabajadores en San Lorenzo. Con los dueños ausentes, el gerente de la planta local apenas prometió gestionar para la semana próxima el pago de algún monto a cuenta de los salarios adeudados de parte de junio y julio. El 30 de agosto se realizará otro encuentro.

El secretario general de Sindicato de Petróleo, Gas y Biocombustible Santa Fe Sur, Rubén Pérez, explicó que a la audiencia fue el gerente local de la firma y un abogado. Dijo que los dueños de la empresa, tres norteamericanos y un argentino, "prácticamente abandonaron" la planta.

Bravo Energy se instaló en San Lorenzo hace doce años. En los últimos tiempos —recordó Pérez— habían mutado al procesamiento de crudo desgastado. La acumulación de deudas y pedidos de embargo fue horadando en los últimos años la viabilidad de la planta.

Según describió el dirigente sindical, la empresa debe a los trabajadores los salarios de julio y parte de junio; a la obra social, tres años y medio de aporte, y a la Municipalidad de San Lorenzo 7,5 millones de pesos. También adeudan 100 mil dólares de gas.

Todo un problema a la hora de buscar un inversor o redireccionarla hacia otra actividad, como el biodiesel. Por lo pronto, la urgencia es dar con alguno de sus propietarios. Del rastreo del padrón electoral surgió ayer la dirección del socio argentino, que vive en el Gran Buenos Aires. "Hay 35 familias en situación desesperante, lo importante ahora es que cobren para darles de comer a su familia", dijo Pérez.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario