Ovación

La memoria futbolera del clásico más antiguo del país

Los clásicos entre leprosos y canallas son más que resultados y goles. 

Miércoles 09 de Septiembre de 2015

Se viene otro clásico, el número 258 de la historia de Rosario. Se viene el decano de los clásicos del fútbol argentino, el más antiguo de los que aún se disputan en el país. ¿Qué pasará entre Rosario Central y Newell´s el próximo domingo? No se sabe: todos son vaticinios, pronósticos, pálpitos, intuiciones o expresiones de deseo. Se pueden evocar algunas situaciones futboleras, perlas curiosas y divertidas que, lamentablemente,  hoy que pasó mucha agua bajo el puente no podrían suceder ni por las tapas. Vale como ejemplo la foto central de esta nota. Varios de los jugadores de ambos equipos se abrazan en el descanso del clásico de 1943 ante el fotógrafo (nada menos que el reportero gráfico local Joaquín Chiavazza). Instantáneas y confraternidad de otras épocas.
Hace 110 años, el 30 de marzo de 1905, se jugó el primer clásico amateur de la Liga Rosarina de Football (la victoria fue 1 a 0 para Newell’s, con gol de Faustino González). Y el 18 de junio de 1939 fue el turno del primer clásico de la era profesional de la Asociación del Futbol Argentino (AFA).
Sucedió un domingo, a las 14.20, en cancha del Parque Independencia. Arbitró Eduardo Forte y dirigió, para los leprosos, José Rotman, y para los canallas, Gerardo Rivas.
El encuentro resultó un empate (1 a 1): a los 55’, gol de Angel Perucca para NOB, y a los 65’, gol de Alejandrino Barrios para Central. Fue sólo el principio de una larga historia que continuará este 13 de septiembre, a las 15.10 en el Gigante de Arroyito. La fecha replica a un clásico jugado el mismo día pero en 1936: el resultado fue 2 a 1 a favor de Ñuls.
Al día de hoy, Central aventaja en clásicos: 86 contra 74 de Newell’s. Además se registraron 95 empates y dos encuentros se les dieron perdidos a ambos equipos, por incidentes.
Al futbolero le interesan los goles tanto como el aire que respira, pero los clásicos entre Ñuls y Central son mucho más que eso: son miles de anécdotas y acá van sólo algunas dosis de memoria y pasión.

► Goleadas

NOB 5-Central 0. Ocurrió el 12 de octubre de 1941, en el fútbol profesional, en cancha de NOB. Central 9-NOB 0. Sucedió el 9 de septiembre de 1917. Cancha de NOB, Copa Vila del fútbol amateur.  

► El gol más rápido

Fue del rojinegro el 8 de diciembre de 1946, en cancha de Central. Lo convirtió Ramón Moyano, a los 45 segundos de comenzado el partido.

► Naranjazos

El domingo 29 de junio de 1947 el clásico se jugó en el Parque. En el complemento, el árbitro Humberto Dottori cobró un tiro libre para la Lepra. Desde la popular visitante empezaron a tirar naranjas. El juez suspendió el juego unos minutos.

► Jugadores camaleones

En la época amateur era más común que un jugador participe de los dos planteles. Juan Carlos Cámer se transformó en el primer futbolista en participar del clásico rosarino por torneos de AFA con las dos camisetas. Jugó para Newell´s en las primeras ruedas de 1943 y de 1944, mientras que lució camiseta auriazul en el partido de 1946. El 30 de septiembre de 1979, tanto Daniel Killer como su hermano Mario “Colorado” Killer jugaron el primero de los dos clásicos con la camiseta de Ñuls (luego ambos jugarían 7 más para Central, entre 1974 y 1975: 4 por torneo de AFA y 3 por la Copa Libertadores).

► Técnicos camaleones

Gerónimo Díaz dirigió Newell´s, luego Central y más tarde retornó al Parque. Juan Bautista Piotto estuvo al frente de los canallas a fines de la década del 50 y años después fue entrenador de los rojinegros. En el clásico del 14 de septiembre de 1969 (Newell´s 2-Central 2), Alejandro Galán (más conocido como Jim López) dirigió a Newell’s pero había estado en el club de Arroyito entre 1962 y 1963. Otros que dirigieron a ambos clubes fueron Angel Tulio Zof y César Luis Menotti.

► El que más arbitró

El juez que más clásicos arbitró fue el inglés Harry Hartles, en la década del 40: seis encuentros.

► Alta en el cielo

Antes de iniciarse el clásico del 25 de mayo de 1977 (empataron 1 a 1) los capitanes izaron la bandera en la cancha de Ñuls. Para Central, el abanderado fue el arquero Héctor Zelada, y para NOB, el mediocampista José Orlando Berta.

► Luego del laburo

El 30 de julio de 1911, Rosario Central y Newell’s Old Boys se enfrentaron en la Copa de Honor (un torneo nacional similar a la Copa Argentina). Los leprosos ganaron 2 a 1. Central jugó con 10 jugadores los primeros 20 minutos, porque un integrante del plantel que trabajaba para el ferrocarril no pudo salir a horario del laburo. El futbolista se llamaba Gregorio Uris.

► Huelga

Un paro de jugadores obligó en 1948, tanto a Central como a Newell”s, a presentar juveniles amateurs. A los 4 minutos, Central ganaba 2 a 0 (terminó 3 a 2 favorable al canalla). El partido se disputó en un horario poco común, a las 22. Asistieron sólo 8 mil personas (fue el clásico con menor concurrencia de la historia).

► Seguridad

Sólo 170 efectivos policiales custodiaron el estadio de los rojinegros en el clásico de 1977. Casi cuatro veces menos agentes que el de este domingo: se dispondrán 700 policías.

► Sin cobertura

El 31 de agosto de 1919 el clásico terminó 1 a 1. Ningún periodista cubrió el partido. ¿Los motivos? Los reporteros estaban disgustados por la poca comodidad de las instalaciones del estadio de Central para trabajar.

► En blanco y negro

Los leprosos tuvieron que jugar el clásico del 14 de mayo de 1983, en cancha del Parque, con pantalones y medias blancas en lugar de las típicas negras. El partido se jugó de noche y así lo pidieron de Argentina Televisora Color (ATC) que transmitió para todo el país. El cotejo terminó 0 a 0.   

► Empate más abultados

Tres a tres fue el resultado del clásico del 9 de octubre de 1983, el  de mayor cantidad de goles de los empatados hasta hoy.

► Maradona

El clásico del 19 de septiembre de 1993 terminó igualado 1 a 1. Maradona estuvo en la platea de NOB, quien en ese año había vestido la camiseta rojinegra en cinco oportunidades. Nunca jugó un clásico.

*Fuente:
Suplemento Clásicos de la historia. La Capital 2003, por Carlos Durhand y Javier Parenti.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});