La ciudad

Murió el policía motorizado que chocó el viernes a la noche

Las motos se incendiaron y el agente salió despedido, perdió su casco y terminó contra un árbol. Sufrió fracturas y sus compañeros reclamaron por mejores elementos de seguridad.

Martes 20 de Noviembre de 2012

Diego Petrochi, el policía de la brigada motorizada que estaba internado en grave estado luego de haber chocado contra otra moto el viernes a la medianoche murió esta madrugada en el Sanatorio Británico.

Las dos motos se habían incendiado y el agente fue despedido, perdió su casco y terminó contra un árbol. Como consecuencia del impacto, sufrió fractura de cráneo, del maxilar y de un hombro, por lo que  estaba en terapia intensiva y con respiración asistida hasta esta madrugada cuando dejó de existir.

El accidente fue en Avellaneda y Gaboto. La brigada volvía de trabajar en la seguridad del partido de Rosario Central contra Gimnasia de Jujuy cuando Diego Petrochi fue víctima de la trágica colisión. Chocó contra Walter Pavón, de 24 años, que transitaba por Gaboto en una Yamaha YBR.

“Petrochi encabezaba la caravana de motos de la policía cuando inesperadamente apareció el otro tripulante por Gaboto y se produjo el accidente”, relató pasado el siniestro el jefe de la motorizada, Carlos Portis.

Según fuentes policiales, Pavón sólo sufrió quemaduras y fue dado de alta del Hospital Eva Perón de granadero Baigorria.

Las dos motos se incendiaron; un conductor que pasaba por ese lugar sacó el matafuegos de su auto y pudo sofocar las llamas.

En tanto, Petrochi fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) pero, el sábado por la mañana, fue derivado al Sanatorio Británico porque no había camas de terapia en el Heca.

Reclamo. Los compañeros del policía hospitalizado que desde la mañana del sábado lo estuvieron acompañando haciendo guardia desde la vereda del Británico reclamaron insistentemente que la provincia les otorgue mejores elementos de seguridad. “Los cascos que tenemos son muy malos y se desprenden cuando la moto hace un movimiento brusco. La muestra está en el compañero que sufrió el mayor daño en la cabeza porque con el impacto se le salió el casco”, argumentaron.

Al respecto remarcaron que el gobierno provincial no responde al reclamo que busca proteger sus propias vidas mientras patrullan la ciudad. “En febrero sufrimos la muerte de un compañero también porque se le salió el casco en un accidente. Desde entonces hicimos un informe, que presentamos al gobierno para solicitar los elementos de seguridad necesarios, como los cascos, y mejores motos, porque éstas (marca Honda Guerrero GXL) se compraron en cantidad y baratas, pero las que necesitaríamos son las Honda Tornado; son las mejores para transitar la ciudad”, explicaron antes del trágico desenlace de hoy.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario