La ciudad

Cayó un chico en una escuela de la zona sur y desató una polémica

El golpe fue de tal magnitud que una ambulancia lo tuvo que trasladar a un centro asistencial. Por suerte el alumno se encuentra bien y volverá a las aulas el miércoles próximo.

Sábado 21 de Marzo de 2015

El empujón de tres compañeros a un alumno de 12 años de la Escuela Nº 79 República del Paraguay desató la polémica dentro y fuera de la institución de Mitre al 5300. ¿Accidente o caso de bullying? El jueves pasado, un chico que cursa el 7º grado turno tarde quedó inmóvil en el piso luego de recibir una zancadilla que le provocó un fuerte golpe en la espalda. El hecho ocurrió en el patio de la escuela durante el recreo. El golpe fue de tal magnitud que una ambulancia lo tuvo que trasladar a un centro asistencial. Por suerte el alumno se encuentra bien y volverá a las aulas el miércoles próximo. El equipo socioeducativo está trabajando desde ayer con agredido y agresores para analizar un posible conflicto y promover la integración.

La institución del barrio Tiro Suizo fue un hervidero durante toda la jornada de ayer. Rumores, miradas, malestar y preocupación a partir de un hecho claro y concreto: la fuerte caída de L., un niño de 12 años que asiste al 7º grado.

Al chico se le ubicó, por detrás y en cuclillas, un alumno de otro grado; y otros dos lo empujaron muy fuerte desde adelante. Cayó en seco contra el piso y quedó inmóvil por el gran impacto.

El hecho fue notificado por acta ante el Ministerio de Educación santafesino como un accidente que ocurrió durante el recreo en el patio de la escuela de Mitre 5360. Como no suele ocurrir en estos casos, se llamó a una ambulancia para que socorriera a la víctima. Según la información oficial, el niño fue trasladado al hospital Español, pero luego regresó a la escuela el mismo día del golpe.

A partir de allí se abren varias versiones. La vicedirectora de la Escuela Nº 79, Susana Mac Loughlin, le dijo a LaCapital que el niño "se cae en la escuela y el caso se trató como un accidente, se lo atendió como corresponde y se informó a la comunidad lo sucedido. También se habló con los padres y se hizo un acta. Se realizarán reuniones para hacer un seguimiento, de modo que se está haciendo lo correcto. El niño fue atendido en la escuela por el servicio de emergencia y por el papá".

El padre del chico, Alejandro D., también dialogó con este diario. "Mi hijo está bien, se golpeó en la espalda nada más. Lo llevé al pediatra, que le hizo unas placas, y tiene que ir al traumatólogo porque tiene escoliosis. Hablé con las autoridades de la escuela y tenemos que reunirnos con otros padres, pero no pasó otra cosa", remarcó y adelantó que el miércoles volverá a casa.

Otra versión. Las que sí introdujeron antecedentes de acoso escolar o bullying hacia el niño de 12 años fueron su mamá, Evangelina (quien está separada del padre del niño), y su tía, Leonela.

"Esto es bullying. No es la primera vez que pasa. Desde quinto grado viene sufriendo el acoso con golpes, cargadas, en el patio y afuera. Yo misma fui alumna de esa escuela y la elegí para mis tres hijos. Cuando alguien se cae es un accidente, y algo muy distinto es cuando otros compañeros lo empujan y lo hacen caer", sostuvo la madre del niño.

Su tía Leonela abonó la hipótesis. "Hace dos años que resulta algo continuo que le roben. Lo cambiaron de curso el año pasado, pero en el recreo se cruza con estos tres «vivos» que le sacan las cosas y lo cargan por sus lentes, y como él es retraído y callado, no dice nada", contó para resaltar que frente a esto, la actitud de las autoridades escolares no es la mejor. "Más que mandar a estos chicos a dirección, desde la escuela no se hizo nada, ni siquiera se citó a los padres", subrayó la mujer.

Alejandro mantuvo su postura en relación a su ex pareja. Indicó que "no pasó a mayores" y que a su hijo "no lo vienen acosando ni sufre hostigamiento. El apoyo escolar siempre lo tuvo. Está claro que no quiero que vuelva a pasar este tipo de accidentes, pero no veo que sea bullying. Se hará un reunión con los padres para aclarar la situación", resumió. Tanto el niño agredido como una hermana de 7 años viven con su papá.

Su madre Evangelina insistió con los antecedentes de agresiones contra L. "Le roban las cosas, no usa más lentes y tiene catarata en un ojo. Me indigna, porque necesita los lentes desde el primer grado y se sienta en el primer banco del salón para ver bien. Se los sacan, le pegan en las piernas, lo hacen caer", enumeró para exigir: "Quiero que me den una solución porque mi hijo tiene miedo".

Entre denuncias cruzadas, acusaciones de mentiras, afirmaciones inexactas y resistencia al tratamiento mediático del caso, el Ministerio de Educación santafesino tomó intervención ayer.

El miércoles enviará un equipo del gabinete socioeducativo para analizar la evolución de esta problemática y el jueves está prevista una reunión entre padres, maestros, funcionarios y autoridades de la escuela. La intención es avanzar sin las luces de las cámaras ni los micrófonos de los periodistas para saber si se produjo un caso de bullying o bien fue sólo un accidente.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS