Información Gral

Murió Aldo Ferrer, impulsor de "vivir con lo nuestro"

El reconocido economista y político argentino, autor de la destacada obra "Vivir con lo nuestro", murió ayer a los 88 años. Mantenía una intensa actividad académica y laboral.

Miércoles 09 de Marzo de 2016

El reconocido economista y político argentino Aldo Ferrer, autor de la destacada obra "Vivir con lo nuestro", murió ayer a los 88 años.

Ferrer, quien mantenía una intensa actividad académica y laboral, había sido invitado por diputados kirchneristas a participar del debate en la Cámara baja por las leyes que habilitarían el pago a los fondos buitre.

Este economista con perfil desarrollista fue muy duro en sus críticas a la política económica de corte neoliberal aplicada en la Argentina durante los años 90, por entender que el esquema centro industrial-periferia agrícola acentuaba el subdesarrollo.

Y en la áspera campaña electoral del año pasado, Ferrer se inclinó por el posteriormente derrotado candidato Daniel Scioli al entender que la promesa de Mauricio Macri de una política económica de mercado atentaría contra la producción nacional y las fuentes de empleo.

Para Ferrer, dejar librado el tipo de cambio a lo que el mercado decide -como ocurre desde la salida de la restricción en diciembre pasado, con algunas intervenciones del Banco Central- era peligroso porque podía llevar al descontrol devaluacionista.

Una vez instalado Macri en la presidencia, se expresó también en contra de la intención de liquidar la deuda con los fondos buitre para salir al mercado con nuevas colocaciones, al advertir luego sobre los riesgos de utilizar dólares financieros para cubrir los gastos corrientes. Ferrer se inclinaba por las inversiones productivas y la generación de competitividad a través de una mayor productividad, con la generación de dólares genuinos para "no repetir las experiencias de otros tiempos" en los que la Argentina entró en una rueda de endeudamiento sin freno.

Este economista se convirtió durante la segunda mitad del siglo XX en uno de los principales referentes del desarrollismo, junto a otros economistas de renombre como Raúl Prebisch, los brasileños Celso Furtado y Fernando Henrique Cardoso, el chileno Aníbal Pinto Santa Cruz y el mexicano Víctor Urquidi.

Ferrer, recibido en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y ligado políticamente a la Unión Cívica Radical (UCR), fue ministro de Economía durante las presidencias de facto de Roberto Marcelo Levingston y Alejandro Agustín Lanusse, entre 1970 y 1971.

De la mano de Raúl Alfonsín, fue presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires, durante cuatro años; y con Fernando de la Rúa presidió la Comisión Nacional de Energía Atómica; también se desempeñó como director de Enarsa.

Fue uno de los fundadores del Plan Fénix, un proyecto aprobado en diciembre de 2001 por la Universidad Nacional de Buenos Aires para realizar un diagnóstico de la economía argentina y generar propuestas para salir de la crisis apostando al crecimiento con equidad.

En los últimos años se desempeñó como director editorial del diario Buenos Aires Económico (BAE); en 2011 fue nombrado embajador de Argentina en Francia por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y posteriormente fue designado en el mismo cargo diplomático ante el Principado de Mónaco.

Ferrer se mostró muy cercano a las ideas implementadas por el ya fallecido ex presidente Néstor Kirchner para reflotar la economía argentina a partir de 2003, motivado por la obtención de los superávits gemelos y una economía ordenada, pero fue tomando distancia del kirchnerismo -con algunas críticas- en los últimos años, a pesar de sus cargos diplomáticos.

Ante el reciente debate por el pago a los fondos buitre, Ferrer sostenía que coincidía con la idea de poner fin a ese conflicto pero sin replegar la soberanía del país para no ceder ante los caprichos de los acreedores que sólo buscan rentas extraordinarias y no están dispuestos a negociar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario