Escenario

La Escuela de Cine de Santa Fe llevará el nombre de Fernando Birri

Chiqui González, ministra de Cultura de la provincia, y los directores Héctor Molina y Mario Piazza evocaron la figura del fallecido cineasta

Viernes 29 de Diciembre de 2017

La muerte de Fernando Birri marca un hito de la historia de la cinematografía latinoamericana en general y santafesina en particular. Chiqui González, ministra de Cultura de la provincia de Santa Fe, y los directores Mario Piazza y Héctor Molina coincidieron en destacar la trascendencia de la obra del cineasta fallecido anteanoche en Roma a los 92 años, en tanto que la funcionaria adelantó que la Escuela de Cine de Santa Fe llevará finalmente el nombre de Birri.

Chiqui González dijo que Birri "es ante todo un poeta, un poeta de la narración". La ministra consideró que "es un hombre que a través de las imágenes de películas como «Los inundados», «Tire dié» y «El Fausto criollo» nos llenó de imágenes enormemente contemporáneas y desafiantes. En su corazón podía hacer convivir el compromiso social y la poesía más elevada, cosa que muchas veces no es fácil. Es el padre del documental político y poético. Es para la ciudad de Santa Fe el creador de la Escuela de Cine, que fue un verdadero semillero y que ahora va a llevar su nombre. Ya había una ley que le había puesto a la escuela de cine su nombre, pero no se podían usar nombres de personas vivas, así que va a llevarlo ahora", adelantó.

González recordó cómo fue la relación de Birri con Cuba. "Fue 13 años director de la Escuela de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, en Cuba, donde yo fui profesora durante diez años y donde lo vi varias veces. Ahí tiene un departamento cerrado que ahora se va a abrir como un museo donde él dejó sus cosas. Fue amigo de Glauber Rocha e íntimo amigo de García Márquez. En Cuba el pueblo lo ama: vos vas por la calle y te dicen «argentina como Birri». Cuando le hicieron una estatua de cemento en la puerta de la escuela de Cuba él agarró una maza y la destruyó, porque no quería ser una estatua de cemento ni vivo ni muerto", afirmó.

La ministra adelantó que dentro de quince días Birri será homenajeado en la que fuera su casa en San José del Rincón, a la que consideró el "kilómetro cero del corredor audiovisual" que incluye 44 cines en toda la provincia. Y fue justamente un santafesino quien se despidió de Birri en Córdoba. "Hace diez días Pedro Cantini (secretario de Producciones, Industrias y Espacios Culturales) viajó a Roma y le dio a Birri un último regalo: un libro sobre «El Fausto Criollo», editado por el Ministerio de Cultura de la provincia, con las fotos de la filmación y con la película incluida en DVD. La mujer lo esperó en su casa y le dijo: «Es el momento Pedro, porque él ya no está nada nada bien». Birri dijo que el libro era maravilloso y se emocionó. Pedro Cantini fue el último santafesino que lo despidió".

"Señor con alas"

Piazza, que hace días estrenó su documental "Acha, acha, cucaracha" que recorre la historia del grupo Cucaño, recordó el recorrido de una de las obras emblemáticas de Birri. "El largometraje «Los inundados», filme dirigido por Birri y basado tanto en un cuento de Mateo Booz como en las propias vivencias de la gente del lugar, fue alevosamente desdeñado por la prensa porteña y la propia institucionalidad cinematográfica concentrada en Buenos Aires, al tiempo que cosechaba un más que importante premio internacional en Europa".

El director relató luego a una anécdota ocurrida durante una visita de Birri a Rosario. "En 1995 dio una conferencia en el Parque España, vino a visitarlo la maestra Leticia Cossettini en un reencuentro de años, desde que Birri visitara la escuela de Olga y Leticia con su retablillo de títeres. El momento fue mágico y haber sido testigo es un privilegio: «¡El mago», lo saludó Leticia a Birri. «¡El hada!» le contestó Birri a Leticia".

"Poeta cabal, Birri no hizo una carrera de cineasta, sino que hizo de su vida una creación, abriéndose siempre a lo inesperado, abriéndose siempre a la gente, a sus compañeros de ruta, a sus discípulos, a su pueblo, a la humanidad. Un señor con unas alas enormes es el que ha partido", completó Piazza.

Inspirado por "Tire dié"

Molina, que participó junto a un grupo de directores rosarinos de la película "Fontanarrosa lo que se dice un ídolo", aseguró que el primer trabajo que filmó junto al director Gustavo Postiglione estuvo inspirado en "Tire dié", rodado por Birri. "El primer corto que hicimos con Gustavo Postiglione fue «Cabecitas negras», que fue inspirado por «Tire dié». Luego, el tiempo me dio el privilegio de ser profesor durante 12 años, en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de Los Baños en Cuba, fundada por Fernando".

"Además éramos vecinos de departamento", recordó Molina y añadió: "No me atrevería a decir que fui su amigo, pero sí tuve la suerte de compartir horas de charla y comidas: camarones, langostas, pollo y arroz con frijoles. Fue un tipo permanentemente asediado, muy querido por toda la comunidad. Incluso por su aspecto, parecía un tipo producido como patriarca, con su barba blanca, su túnica larga, su sombrero, parecía un personaje salido de una historieta de Hugo Pratt".

"Creo que su gran obra fue abrir camino y ventanas, es conocido por celebridades como Gabriel García Márquez , Fidel Castro, Galeano. El se autodefinía como ciudadano del mundo. Me llamaba la atención cómo hablaba, tenía un gran sentido poético, decía que la utopía sirve para seguir caminando. Parecía un tipo inmortal", apuntó.


Cuba: adiós a un ícono cultural

La Jiribilla, publicación del ministerio de Cultura de Cuba, lamentó este jueves la muerte del cineasta argentino Fernando Birri, a quien llamó "el padre del Nuevo Cine Latinoamericano". Birri, fallecido el miércoles a los 92 años en Roma, hizo "importantes aportes a la cinematografía continental, en su empeño por expresar con autenticidad la historia regional", añadió la publicación. El cineasta tuvo una vinculación estrecha con Cuba, como fundador y director de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (1986-1991), y de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario