Escenario

El Quinteto Sónico llega desde Bélgica para reivindicar la vanguardia tanguera

Ariel Eberstein, el creador del grupo y único integrante argentino, habla del disco inspirado en Eduardo Rovira que presentan en Rosario.

Viernes 03 de Agosto de 2018

Un, dos, tres, Rovira. El Quinteto Sónico trae desde Bélgica la impronta de una de las figuras más relevantes de la música ciudadana, que también fue "injustamente olvidado" como afirma Ariel Eberstein, el contrabajista y único integrante argentino de esta formación que llega a Rosario para presentarse en tres funciones. Hoy, en el Centro Cultural Lumiere, mañana en Plataforma Lavardén y el domingo en el Museo Castagnino. "La música de Rovira fue tanto o más rupturista que Piazzolla", dijo el contrabajista nacido en Buenos Aires.

"Eduardo Rovira: la otra vanguardia" se titula el disco debut de este grupo integrado por Stephen Meyer, en violín; Anke Steenbeke, en piano; Patrick de Schuyter, en guitarra, que en el tour fue reemplazado por Camilo Córdoba; Lysandre Donoso, en bandoneón, más Eberstein, que además es el mentor de este proyecto y quien dio sus impresiones a Escenario sobre los motivos artísticos que lo llevaron a interpretar al citado autor tanguero.

—¿Por qué decidieron hacer un primer disco dedicado a Eduardo Rovira y en qué se basan para sostener que era tan vanguardista como Astor Piazzolla?

—La música de Rovira fue tanto o más rupturista que Piazzolla por incluir muchos elementos de la música clásica, contemporánea y del jazz también. Rovira utilizó compases irregulares, amplificó y le puso efectos al bandoneón. Además utilizó un sistema de composición collage, que permitía crear una música muy ecléctica.

—Un argentino en un grupo belga es toda una rareza. ¿En qué puntos artísticos y afectivos coincidiste para unirte con tus compañeros en una orquesta de tango?

—El grupo tiene diferentes nacionalidades (no solamente belgas), que son los no-argentinos quienes se han formado en Rotterdam en un conservatorio especializado en tango. El hecho de ser extranjero es interesarte por el tango, no pasa sólo por lo musical, hay aspectos culturales que atraen y acercan. Sin duda, el amor por la música de Rovira en particular fue un punto de coincidencia, pero la búsqueda de un conocimiento más profundo del estilo fue fundamental.

—¿Creés que la vanguardia pasa por poner en foco a músicos del siglo pasado, como en este caso, o se puede vislumbrar una vanguardia de esta era en la música ciudadana?

—Si entendemos música contemporánea como vanguardia podríamos decir que, sin dudas, hoy por hoy existen enormes compositores como Diego Schissi, Fernando Otero, Martín Tessa y Agustín Guerrero, entre otros.

—¿Después de esta gira por Argentina cómo será su próximo disco y qué concepto artístico o autor elegirán para ese trabajo?

—Nuestros próximos pasos nos llevarán al lanzamiento del vinilo de esta misma producción. Con respecto al álbum que viene, queremos traducir al hoy el lenguaje de Eduardo Rovira a través de los arreglos de compositores actuales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});