Campo

Las enfermedades acechan al trigo en pleno desarrollo

• Especialistas del sector privado aconsejan monitoreo y control químico para hacer frente a una crítica situación sanitaria

Sábado 23 de Septiembre de 2017

Las condiciones ambientales y el uso de variedades susceptibles llevaron a que este año se observe una importante presencia de enfermedades en el cultivo de trigo 2017-2018, que está en pleno desarrollo.

Frente a eso, las claves son el monitoreo y el control químico, sostienen especialistas en un informe privado.

En el relevamiento, llevado adelante por la empresa Dupont, los técnicos destacaron que "en nuestro país, la ocurrencia de roya amarilla causada por "Puccinia striiformis f. sp. tritici" se remonta a fines de los años 20 y principio de los 30 del siglo pasado, por lo que su presencia no es nueva en estos campos".

"Su ocurrencia en zonas de temperaturas medias bajas —como el sudeste de la provincia de Buenos Aires— hicieron que la aparición de la enfermedad se dé en forma esporádica y recluida a zonas con condiciones ambientales predisponentes como la mencionada más arriba", indicaron.

Estos factores condiciones a la Argentina como país "marginalmente favorable a su aparición. Aunque también, las condiciones ambientales predisponen a la presencia de roya anaranjada (Puccinia triticina), roya negra o roya del tallo (Puccinia graminis) y mancha amarilla (Drechlera tritici- repentis), todas las cuales tienen alta difusión en nuestro medio, tanto en dispersión como en frecuencia de aparición".

combinación letal. "La combinación de condiciones ambientales favorables sumadas al uso de variedades de trigo susceptibles a la enfermedad y a la aparición de nuevas razas llevó a que zonas como el sur de Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y norte de Buenos Aires presenten presión de enfermedades que requieran ser controladas mediante métodos químicos", manifestaron los técnicos de Dupont.

características. De los tres diferentes tipos de royas que afectan al trigo, la amarilla es la que requiere temperaturas más bajas para su diseminación, con un óptimo entre 12 a 18DEGREE_SYMBOLC y por lo menos tres horas de mojado y es suficiente humedad la provista por el rocío nocturno.

Por su parte, la roya anaranjada necesita temperaturas de entre 16 a 20 grados y unas 10 horas de mojado, mientras que roya negra necesita unos 18 a 22 grados con el mismo tiempo.

En el caso de roya amarilla no hay desarrollados umbrales para el control de la enfermedad, aunque sí para el resto, como es de una importante agresividad, "podemos tomarla como disparadora de tratamientos y controlar al resto de las royas, que pueden estar en el lote".

"Al realizar el monitoreo se aconseja contar 100 hojas de trigo, que incluyan la totalidad de las hojas de la planta. Si entre 10 a 20 se encuentran afectadas por la enfermedad se aconseja proceder al control químico, ya que dejar aumentar la presión de la enfermedad lleva a una reducción del área fotosintética y a un menor número de espiguillas fértiles", afirmaron los autores del reporte.

De este modo, según indicaron los especialistas El control químico de enfermedades como roya anaranjada y mancha amarilla se puede realizar con fungicidas en base a mezclas de estrobirulinas y triazoles como el picoxystrobin y el cyproconazole.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario