En Voz Baja

Una serie de eventos desafortunados para el Cabezón Tinelli

No es un buen año para Tinelli. Primero tuvo que bancar la tormenta de críticas que desató su decisión de llevar a su familia en un vuelo privado a pasar la cuarentena a Esquel.

Miércoles 01 de Julio de 2020

No es un buen año para Tinelli. Primero tuvo que bancar la tormenta de críticas que desató su decisión de llevar a su familia en un vuelo privado a pasar la cuarentena a Esquel. Fue una catarata que incluyó una fuerte reprimenda del presidente, Alberto Fernández, quien pidió, sin nombrarlo, que es hora que “se cumplan las leyes en la Argentina”. Se pusieron en fila para pegarle, algunos enojados por su decisión, otros cobrándose facturas del pasado. Si hasta Jorge Rial y Viviana Canosa se volvieron a hablar solo para disparar munición gruesa contra el animador. Pero eso no fue todo, finalmente, cuando decidió volver a Buenos Aires, en secreto y en camioneta, pinchó goma, tuvo que pegar la vuelta y postergar el regreso. Después vinieron las sucesivas demoras de su regreso a la televisión y la suspensión por tiempo indefinido del “Bailando”, después de que se registraran casos de coronavirus en la versión chilena del envío. Ni siquiera pudo disfrutar su cargo de presidente de San Lorenzo, porque no hay fútbol, porque debutó con una pelea con la dirigencia de River, que se cortó sola y decidió no jugar al explotar la pandemia en la Argentina, y, sobre todo, porque Jorge Lanata, su enemigo íntimo, reveló audios en los que el Cabezón le pide a Humberto Grondona que de una mano con los árbitros en los partidos del Ciclón. Un escándalo. ¿El último? En absoluto. Cuando parecía nada más le podía pasar, comunicó su separación de Guillermina Valdés. Lo hizo en Instagram, como se usa ahora, y encendió el planeta mediático. Pero eso no es todo, cuando parecía que no podía tener un traspié más, confesó que, sensible por el delicado momento que atraviesa, se la pasa llorando con la serie “This is Us”. ¿No es demasiado?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario