Prisión preventiva por 60 días para uno de los acusados por la balacera contra el MPA
En la audiencia celebrada esa mañana en el Centro de Justicia Penal, Leonel F, de 22 años, fue formalmente imputado por el ataque ocurrido el 14 de agosto contra las oficinas de Montevideo al 1900.
Leonel F., de 22 años, fue formalmente imputado como uno de los autores materiales del ataque a balazos contra la sede del Ministerio Público de la Acusación (MPA) ubicada en Montevideo al 1900.

En la audiencia celebrada esta mañana en Centro de Justicia Penal, el juez Luis María Caterina le impuso prisión preventiva por 60 días e hizo lugar al pedido de los fiscales, acusándolo de coautor del delito de " amenazas calificadas al ser un estamento público agravadas por el uso de arma de fuego en concurso ideal con daño calificado".
Según la acusación que quedó en pie, Leonel F. tuvo como finalidad en su acción " impedir el libre ejercicio de las funciones de los fiscales", y tras cartón le aplicaron los agravantes de "atentado a la autoridad calificada, agravada por el uso de arma de fuego, con portación de arma de guerra sin contar con la debida autorización legal".
De acuerdo a lo informado por fuentes del MPA, Leonel F. también fue imputado por amenazas coactivas por hechos de violencia de género a dos ex parejas.

Leer más: Balean la sede de Fiscalía Regional y detienen a nueve personas


centro dejusticia.jpg
La audiencia de esta mañana se llevó adelante en el Centro de Justicia Penal.

Leonel F. fue detenido por Gendarmería Nacional el jueves pasado en un procedimiento realizado en Crespo al 3400.
El ataque a la sede del MPA se produjo entre las 2.30 y las 2.50 del 14 de agosto. Los disparos provinieron de un Renault 9. Una empleada policial que estaba de guardia dio el aviso al 911. En la escena también se ubicó a una moto Honda Tornado. Según la acusación de Fiscalía, Leonel F. era uno de los ocupantes del Renault 9.

Leer más: Cae sospechoso de haber baleado la sede de Fiscalía

En su huída, el vehículo tomó hacia la zona sur por calle España. Un patrullero que estaba de guardia en Tribunales le dio alcance en inmediaciones de Crespo y 24 de septiembre. A la altura de Saavedra e iriondo, entre tres y cuatro ocupantes del R9 se tiraron del auto y huyeron a pie.
La persecución del auto culminó cuando la policía logró interceptarlo en bulevar Seguí y Avellaneda. Allí logró detener a José Alberto C., de 23 años. Del interior secuestraron tres celulares y tres cartuchos. Sobre el techo del auto ubicaron dos vainas servidas calibre 9 mm.
José Alberto C. también fue imputado por este hecho.