Judiciales de la Nación pidieron mayor custodia ante el juicio a Los Monos por narcotráfico
El titular del gremio de judiciales, Julio Piumatto, expresó la preocupación que genera el juicio a Los Monos.
El secretario general de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación, Julio Piumatto, aseguró que los trabajadores de los tribunales federales de Rosario, donde se llevará a cabo el juicio por sus delitos vinculados con el narcotráfico de la banda Los Monos, temen por su seguridad frente a las balaceras registradas en la ciudad y reclamó que se refuerce la custodia.

Embed

De acuerdo a lo previsto, el juicio por narcotráfico a la banda de Las Flores se iniciará el lunes 20 de septiembre en el Tribunal Oral Federal Nº 3. La causa judicial es conocida como "Los Patrones" y esa será la primera vez que integrantes del clan Cantero y sus cómplices sean enjuiciados por ese delito.
El pedido que hizo Piumatto se suma a lo expresado por los integrantes de la Cámara Federal, quienes expresaron su preocupación por los tiroteos contra viviendas donde vivieron integrantes de Poder Judicial de Santa Fe que participaron en la instrucción de la causa que culminó con la condena de los jefes del clan Cantero.
Leer más: Esperan a Bullrich con un pedido de más custodia para la Justicia federal

En declaraciones al programa "Zysman 830" que se emite por La Ocho, el dirigente sindical hizo "causa común" con los jueces federales que mañana se reunirán con la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, para analizar este tema y reclamarle que se garantice la seguridad del personal juidicial.
"Esta presentación nace de la iniciativa de los empleados de Rosario y de toda la provincia. Por eso hemos pedido más medidas de seguridad. Tenemos entendido que la Corte Suprema ha pedido a las autoridades nacionales medidas extremas de seguridad", afirmó.
Piumatto señaló que desde el gremio "se ha impulsado la creación de una policial judicial para que el Poder Judicial tenga sus propias garantías de seguridad. Muchas veces, las fuerzas de seguridad nacionales no responden como deberían a las necesidades que tiene la Justicia en el combate al crimen organizado".
"Tenemos poco más de un mes hasta que empiece el juicio. Veremos qué medidas se toman. No queremos ser alarmistas antes de tiempo, pero si no están las condiciones, vamos a tomar decisiones en pos de la seguridad de los compañeros", finalizó.