La ciudad

Cargill se va del cruce Alberdi y allí construirán cinco edificios de 20 pisos

La multinacional decidió abandonar las dos manzanas por presunta contaminación. Habrá más de 500 viviendas para la clase media en un predio de 70 mil metros cuadrados.

Domingo 09 de Febrero de 2014

Dos hectáreas del macrocentro, a metros del cruce Alberdi, sufrirán pronto una profunda transformación urbanística y ambiental. La cerealera Cargill resolvió abandonar su planta de dos manzanas en Salta y Cafferata tras años de conflicto con los vecinos por su presunta contaminación. Las actuales instalaciones se demolerán y se levantarán allí cinco torres de 20 pisos con 500 viviendas para sectores medios en un predio de 70 mil metros cuadrados. Además, sobre calle Salta habrá un frente de hasta seis pisos de departamentos. Se abrirá calle Cafferata para el tránsito y el desarrollador deberá otorgar una compensación económica al municipio.

El secretario de Planeamiento, Pablo Barese, confirmó a LaCapital que la multinacional presentó en la Intendencia un escrito para dejar de operar su planta cerealera de Salta y Cafferata. A cambio, pretende nuevos usos urbanísticos para el predio, que le permitan avanzar con un ambicioso desarrollo inmobiliario.

"Una vez que lleguemos a un acuerdo con la empresa sobre plazos, usos urbanísticos y otras cuestiones, vamos a mandar el proyecto al Concejo para que se autorice la construcción de las torres", precisó Barese.

El funcionario destacó que se trata de "un emprendimiento privado muy importante, que por su magnitud será de los más significativos para la ciudad de Rosario de acá a los próximos años".

Barese remarcó que la iniciativa tiene un doble beneficio para la ciudad: "Por un lado deja de operar la cerealera en una zona residencial, lo que había generado un foco de conflicto con los vecinos durante años por su presunta contaminación ambiental".

"Por otra parte genera un proceso de transformación urbanística muy importante para dos manzanas, lo que supone además una fuerte inversión y generación de puestos de trabajo".

El titular de Planeamiento aclaró que se trata de una obra pensada "para el mediano plazo.

Para empezar, Cargill debe trasladar su sector productivo a la zona de puertos, relocalizar las oficinas administrativas y demoler las estructuras existentes".

En ese sentido, Barese indicó que las instalaciones actuales de la multinacional "no pueden reciclarse, y al no ser de patrimonio arquitectónico, se recomendará su demolición integral".

En la Intendencia estiman que los trabajos comenzarán recién en 2015. Y que entre derribo de estructuras y construcción de las flamantes torres habrá que aguardar unos cinco años.

Al respecto, el funcionario municipal confió que en el borrador del proyecto se promueve levantar cinco torres de hasta 76 metros (planta baja y 20 pisos) hacia el norte.

Y además, sobre calle Salta se permitirá construir un "frente continuo" de hasta 19 metros de altura, unos seis pisos.

"En total, el emprendimiento contempla una intervención sobre una superficie de unos 70 mil metros cuadrados entre las dos manzanas", resaltó Barese.

En la Municipalidad calculan que se habilitarán no menos de 500 departamentos en todo el complejo. "Por lo que nos dijeron desde la empresa la idea es hacer un desarrollo inmobiliario pensado para sectores medios, no para el mismo público que adquirió viviendas en Puerto Norte a valores más elevados", apuntó Barese.

El secretario de Planeamiento señaló que la transformación que tendrá la zona de Salta al 3500 "será similar a la intervención que se está haciendo en la avenida del Valle, frente a Rosario Norte".

La iniciativa contempla la construcción de cocheras subterráneas y permitirá la instalación de oficinas comerciales en la planta baja de cada una de las torres. El uso industrial quedará vedado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS