Violencia de género

Odisea de una joven rosarina raptada y sometida por su marido en el sur

La chica fue rescatada por la Justicia Federal de la situación de trata con explotación sexual a la que la había sometido su esposo en Río Gallegos

Jueves 17 de Septiembre de 2020

Una joven rosarina que había sido secuestrada por su esposo y sometida a trata de persona y explotación sexual en la ciudad santacruceña de Río Gallegos fue rescatada por la Justicia Federal de esa provincia, luego de que su madre, quien vive en Rosario, radicara la denuncia en esta ciudad.

   La Fiscalía Federal de Río Gallegos rescató en esa ciudad patagónica a una mujer que había sido llevada desde Rosario por su marido con fines de explotación sexual y facilitó su regreso a su ciudad de origen, informaron este jueves fuentes judiciales.

   El fiscal federal subrogante Julio Zárate, a cargo del operativo, destacó el trabajo mancomunado entre los distintos organismos, entre ellos la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), y la perspectiva de género con la que se realizaron los procedimientos, en los que además se aplicaron los protocolos sanitarios de aislamiento debido a casos positivos de Covid-19.

   El hecho comenzó el año pasado cuando la víctima, oriunda de Rosario, había conocido por la red social Facebook a un hombre oriundo de Río Gallegos, con quien mantuvo conversaciones y una relación de noviazgo de forma virtual, hasta que en enero de este año él fue a buscarla y ambos regresaron a esa ciudad patagónica para supuestamente conformar una familia.

   “Sin embargo, una vez allí, el sujeto comenzó a golpear a la mujer y a tener otros comportamientos violentos”, se detalló desde la página fiscales.gob.ar.

   La violencia fue en aumento, así que le sustrajo “dos anillos de oro que poseía la víctima, diciéndole que era para pagar el viaje que habían realizado”, luego “comenzó a amenazarla con que la iba a explotar sexualmente para conseguir dinero” y, por último, se sumaron agresiones y tormentos como la “amenaza de muerte ante la idea de la mujer de volver a su ciudad”.

   Como suele ocurrir en este tipo de casos, el agresor también le retuvo el documento nacional de identidad y le impidió las salidas.

El rescate de la víctima comenzó a partir de la presentación realizada por su madre el 7 de agosto ante el Centro Territorial de Denuncias de Rosario, donde manifestó que su hija le comunicaba por celular que su marido la maltrataba, la golpeaba y hasta que quería que se “prostituya”. La intervención de la fiscalía federal, a cargo de Zárate, comenzó cuando el Ministerio Público de la Acusación de Rosario le comunicó lo ocurrido y se constató que constituía un delito federal.Entonces se ordenaron a la División de Prevención y Lucha Contra la Trata de Personas de la Policía de Santa Cruz tareas de investigación tendientes a corroborar si la víctima estaba en el domicilio en contra de su voluntad y siendo explotada sexualmente por el denunciado. La mujer “logró ser rescatada el mismo día que se recibió la denuncia”, luego se comprobó que tenía coronavirus -por lo que debió permanecer aislada algunos días-, en tanto que el hombre fue detenido.

   La procuraduría especializada trabajó con la Dirección de Investigación de Trata del Ministerio de Seguridad para posibilitar el traslado interjuridiscional, que “en momentos de pandemia se dificulta dadas las restricciones de circulación entre provincias”, sostuvo Victoria Sassola, coordinadora de Investigaciones de la Protex.

   El traslado fue realizado por el personal de la Delegación Río Gallegos de la Policía Federal Argentina y de la Delegación Santa Rosa a través de un sistema de postas coordinado por la jefatura de la Policía Federal Argentina.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario