..

Villa Gobernador Gálvez y un masivo reclamo de seguridad

Centenares de vecinos se congregaron el lunes frente a la Municipalidad exigiendo acciones concretas contra el delito. Los manifestantes expresaron duras consignas contra la Intendencia, el gobierno santafesino y la policía provincial.  

Miércoles 26 de Febrero de 2014

Mayor presencia policial en las calles, la actuación de fuerzas de la Nación como Gendarmería Nacional y fuertes críticas a los políticos fueron los reclamos más notorios de la movilización que distintos sectores de la población de Villa G. Gálvez realizaron el lunes por la noche frente a la Municipalidad.

El intento, días atrás de secuestro de dos menores a escasos metros del lugar de la movilización y el asalto "tipo piraña" al hogar de un industrial fueron las gotas que rebasaron un vaso repleto de muertes —en muchos casos vinculadas con el narcotráfico—, y robos violentos por los que la población villagalvense dijo basta.

La movilización reunió a varios centenares de pobladores que se expresaban en muy duros términos hacia el intendente y hacia las autoridades policiales y que reclamaban no sólo más efectivos sino también la presencia en la ciudad de la Gendarmería Nacional.

El intendente de Villa G. Gálvez, Jorge Pedro González, presente en el lugar junto a miembros de su gabinete y del nuevo jefe de orden público, fue blanco de diversos cánticos contra su gestión, al igual que el representante de las fuerzas de seguridad. En el acto también estuvo el titular del Concejo, Jorge Murabito. El saldo del masivo reclamo fue que el Ejecutivo remitiera —en la mañana de ayer— al Concejo el proyecto de declaración del estado de emergencia en seguridad del municipio, el que al cierre de esta edición era aprobado en sesión extraordinaria del cuerpo.

LaCapital dialogó con el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Rodolfo Cavalieri y con Murabito, quienes efectuaron una evaluación de los hechos. "Fuimos —dijo Cavalieri haciendo referencia a la Intendencia—, a la asamblea a escuchar y creo que la gente tiene razón en sus reclamos, aunque me parece que entre quienes le gritaban cosas a González había algunos que respondían a algún interés político", manifestó.

Cavalieri se preocupó por deslindar las responsabilidades del municipio en materia de seguridad, y reforzó la idea de que es de neta incumbencia de la provincia, además destacó que hasta ahora "se percibe una falta de comunicación entre la policía y el gobierno de la ciudad".

Sobre la importancia y la utilidad de declarar el estado de emergencia en seguridad votado por los ediles ayer, el secretario de Gobierno destacó que este permite que "el municipio se presente antes las Cámaras provinciales o nacionales pidiendo más protección en la ciudad y coordinar el envío de efectivos de Gendarmería o Prefectura, siempre con la participación de la provincia", agregando con tono pesimista: "Esto se escapó de las manos".

Luego Cavalieri informó que "la movilización del lunes generó que desde el Ministerio de Seguridad nos llamaran para informarlos" y relativizó la responsabilidad de la Intendencia señalando que "el Ejecutivo no tiene injerencia y cumple otras funciones, pero es evidente que en los reclamos en general la gente tiene razón".

Positivo.Por su parte, Murabito valoró positivamente la manifestación del lunes. "Considerando la situación, me pone contento que la gente haya decidido expresarse. Creo que no aguantó más y salió, en una forma casi espontánea, porque si bien la población se viene movilizando desde 2013, esta marcha apenas contó con unos pocos días para ser convocada".

El ex intendente consideró que desde hace tiempo en Villa G. Gálvez "no se ven avances serios en materia de seguridad y menos aún en lo que se refiere a la represión del narcotráfico. Las peores noticias para la gente no se reflejan en papeles, sino en hechos delictivos cotidianos", indicó.

También dijo Murabito que "la policía local no está en condiciones de controlar y se debe fijar cuál es la mejor manera". Además, el edil destacó la presencia en la movilización de representantes de todos los bloque y considero que el intento de secuestro de dos chicas menores de edad fue el que desató la indignación de la población.

Para Murabito, "la gente de Villa G. Gálvez ha sido muy maltratada en política, y otro elemento que contribuyó a caldear los ánimos de la gente el lunes fue la ausencia de autoridades provinciales".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS