..

Villa G. Gálvez: en sólo un mes, el basural ardió al menos 36 veces

Son las intervenciones que debieron hacer los bomberos, que piden soluciones. El vaciadero a cielo abierto provoca un serio problema ambiental. Acusan al municipio de inacción.

Sábado 17 de Septiembre de 2011

Villa G. Gálvez.- El basural a cielo abierto de esta ciudad tiene a mal traer a vecinos, empresas y a los mismos bomberos voluntarios, que en sólo un mes tuvieron que asistir 36 veces a apagar los incendios que se producen en el lugar.

Así lo denunció el presidente de la Comisión de Bomberos Voluntarios de esta ciudad, Oscar Previtera, quien manifestó su preocupación por la situación que provocan los reiterados focos en el basural municipal ubicado en San Martín y el arroyo Saladillo.

Previtera recordó que en los últimos 30 días, los bomberos concurrieron 36 veces (más de una vez por jornada) a ese sitio a solicitud del municipio y de las industrias radicadas en la zona porque el humo que despiden algunos materiales hace irrespirable el aire y se convierte en una trampa mortal en la autopista donde ya ocurrieron varios accidentes.

"Tengan en cuenta cómo se sentirán nuestros bomberos al estar largas horas en contacto con todo tipo de desechos orgánicos, inorgánicos y químicos de todo tipo, los cuales son altamente cancerígenos", dijo Previtera, y recordó que hace tres años hubo 12 bomberos intoxicados en un incendio. Y la semana pasada, por caso, estuvieron trabajando un día desde las 21 hasta las 6 de la mañana, y en una oportunidad debieron utilizar 150 mil litros de agua para poder sofocar un incendio.

LaCapital estuvo en el lugar, donde toneladas de residuos se distribuyen a través del camino sin ningún tipo de tratamiento visible. Si bien no había incendios, el humo era permanente, y salía de varias de las montañas de basura que se acumulan. "Tengan cuidado que no los coman las ratas", dijo un muchacho que pasaba en bicicleta. "Por favor, muestren lo que es esto, clamó una vecina cuya casa está literalmente rodeada de basura.

Viejo proyecto. "Tenemos un problema terrible con el basural, que es a cielo abierto y se incendia permanentemente. No puede ser que los bomberos estén abocados permanentemente a apagar los focos; esto necesita de otra solución", dijo Previtera, quien recordó que "la actual gestión municipal tenía la intención de arreglar el problema construyendo cavas, pero eso no se pudo hacer".

En efecto, a fines de 2009 se habló de un posible acuerdo con la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por Benito Roggio y Rovella Carranza -que realiza las mejoras de la avenida de Circunvalación de Rosario-, por el que ésta, al extraer tierra en jurisdicción de Villa Gobernador Gálvez, construiría varias cavas con sus obras complementarias para mejorar las condiciones de funcionamiento del vertedero. Cambios de gabinete de por medio, no se conoció más nada respecto de este proyecto que en su momento tuvo buena repercusión mediática.

Al respecto, fuentes del municipio afirmaron que el proyecto no prosperó porque debía tener el visto bueno del Concejo Deliberante, que no trató el tema. Sin embargo, el presidente de la Comisión de Medio Ambiente del Concejo, Carlos Dolce, dijo que en realidad esta iniciativa quedó parada porque el Ejecutivo nunca contestó un pedido de informes sobre la situación de las napas (ver aparte).

"Se les fue de las manos". Si bien el problema de la recolección y disposición final de los residuos es de índole municipal, en Bomberos Voluntarios creen que el tema "se le fue de las manos al municipio" y que es necesaria una urgente intervención de la provincia. Así lo manifestó el presidente de la cooperadora, quien recordó que se presentó una nota a la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia informándole sobre el problema.

Consultado al respecto, el secretario del área provincial, César Mackler, insistió con la responsabilidad del municipio. No obstante, recordó que el año pasado se le entregó a la Municipalidad de Villa Gobernador Gálvez un subsidio de 60 mil pesos para realizar mejoras en el basural.

Por otra parte, la Secretaría de Medio Ambiente informó que está realizando inspecciones (no sólo en Villa Gobernador Gálvez, sino en otras localidades de la provincia) para detectar la causas de lo planteado por los bomberos y solicitar el ordenamiento del lugar, tal como lo establece la ley 13.055 y la resolución 128.

Focos. Los focos se generan por distintos problemas. Por un lado está la negligencia de la gente que, por ejemplo, quema neumáticos para aprovechar el alambre, o hace arder al basura sencillamente para achicarla y seguir aprovechando espacio. Pero además, la basura produce gases que entran en combustión ante la más mínima chispa.

El basural tiene una superficie aproximada de 30 hectáreas, aunque esto tiende a crecer porque los límites son confusos y van creciendo con la acumulación permanente de residuos. La Municipalidad vierte un volumen diario que ya está superando las 70 toneladas de residuos sólidos urbanos, restos de poda y el producto del barrido y limpieza de calles. En el período estival, ese volumen puede alcanzar las 100 toneladas diarias.

A estas dimensiones se suman los restos que son trasladados hasta el predio en forma particular.

Teléfono roto

LaCapital intentó sin éxito comunicarse con el intendente municipal, Jorge Murabito, para saber qué políticas tiene el municipio con respecto al basural de la ciudad. Pese a los llamados tanto a él como a sus colaboradores, la comunicación no se pudo efectuar. No obstante, este diario tiene abiertas sus puertas para que el mandatario pueda responder todos y cada uno de los conceptos vertidos en este informe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario