..

Villa G. Gálvez: finalmente asume hoy la Intendencia Pedro González

Lo concretará tras la negativa de hacerlo el viernes pasado por la conflictiva situación económica municipal. La provincia se comprometió a girar fondos para pagar los salarios de los agentes públicos.

Lunes 12 de Diciembre de 2011

Villa Gobernador Gálvez.- Después de que asumieran durante la semana que pasó y ayer la mayoría de los intendentes y presidentes comunales de la provincia de Santa Fe, las miradas de la región parecen posarse en esta conflictiva ciudad de más de 100 mil habitantes. Es que hoy será un día clave para reencauzar una crisis que llevó al intendente electo, Pedro González, a negarse a asumir el viernes pasado, algo que, es casi un hecho, hará en las primeras horas de esta mañana si advierte que en las arcas municipales hay dinero disponible para asumir el pago a los empleados del municipio.

De esta manera es de esperar que termine una larga seguidilla de días signados por conflictos gremiales, crisis institucional con un intendente saliente virtualmente desaparecido y un sucesor que no quiso tomar el mando en medio de un paro por tiempo indeterminado y una deuda salarial, según él dice, de ocho millones de pesos con el personal.

González ganó las elecciones de julio de este año por 21.755 votos contra 19.192 de Jorge Murabito, quien había vencido en 2007 al propio dirigente justicialista.

 

Numerosos conflictos. La gestión del intendente Murabito se vio atravesada por numerosos conflictos gremiales, con el personal municipal en general y sobre todo con los recolectores de residuos, que en varias ocasiones realizaron prolongados paros. Incluso, en dos oportunidades el propio intendente salió a la calle a recolectar la basura con miembros de su gabinete, y en otra protagonizó una breve huelga de hambre para quejarse por una medida de fuerza.

En uno de estos conflictos, el intendente saliente acusó al presidente del Concejo, ahora sucesor en el cargo, de ser la mano negra que operaba detrás de estas huelgas. Versiones que fueron oportunamente respondidas por el propio González con su lenguaje llano: "Murabito me tiene las pelotas llenas", dijo una vez, y en otra aseguró que el intendente de Villa Gobernador Gálvez estaba "al horno".

Lo cierto es que los conflictos se agudizaron los últimos días y la ciudad se convirtió más que nunca en un basural a cielo abierto. Y así se llegó al miércoles pasado en que los empleados anunciaron un paro por tiempo indeterminado hasta que les garantizaran el pago del sueldo de noviembre y el aguinaldo. Frente a este panorama, González pateó el tablero y dijo: "Yo así, no asumo". ¿El motivo? "No hay un centavo. Murabito desapareció de la ciudad y dejó todo firmado para que yo me haga cargo", expresó la semana pasada.

Es que con las arcas vacías y la imposibilidad de abonar los salarios, el intendente saliente se evaporó. Se presume que abandonó la ciudad, y se volvió inhallable.

Aportes. En este marco, quien será a partir de hoy ministro de Gobierno de la provincia, Rubén Galassi, reveló que el gobierno santafesino se comprometió a hacer dos aportes, uno mañana y el otro el jueves, para que la Municipalidad pudiera afrontar el problema con los salarios. Esta promesa surgió en una reunión que mantuvieron el martes pasado funcionarios salientes y entrantes del área de Municipios y Comunas, con colaboradores de González, que fueron a plantear la crisis financiera e institucional en la que le tocaría asumir al nuevo intendente.

Aunque Galassi no habló de cifras, y tal como lo publicó LaCapital en su edición del viernes, aseguró que sería superior a lo que en los últimos dos meses se le había adelantado al municipio con el mismo objetivo. Cuando este diario habló con González al respecto, se mostró muy desconfiado y dijo que esperaría a que se depositara el dinero, algo que pidió en tono de súplica. "Que el gordo González les esté pidiendo de rodillas a las autoridades provinciales que paguen noviembre y el aguinaldo habla de los grave de esta crisis", dijo.

Acusaciones y trascendidos. Mientras, surgieron detalles del modo en que Murabito habría dejado el poder. Las acusaciones de su sucesor de haberse pagado su propio sueldo y el de sus colaboradores fue ratificada por el concejal Carlos Dolce, del Frente Progresista Cívico y Social pero un crítico de la gestión. Además, trascendió que el mandatario saliente habría dejado habilitadas 20 chapas de remises a nombre de familiares y colaboradores, aunque esto no fue oficialmente confirmado.

Lo cierto es que hoy, a las 8.30, los concejales de la ciudad asumirán sus cargos, elegirán presidenta a Norma Auge y tienen previsto asistir al juramento del nuevo intendente.

González no dijo que sí ni que no, pero ya el viernes se hablaba de un consenso para que, habiendo desistido de hacerlo el viernes, sea está mañana a primera hora que finalmente asuma el mando.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario