..

Venado Tuerto compactó y vendió 182 toneladas de chatarra acumulada

Fueron más de 800 vehículos, de los 4 mil que tenía tirados en sus cuatro corralones. Se recaudaron 33 mil pesos para los Bomberos Voluntarios de la ciudad santafesina.

Miércoles 19 de Noviembre de 2014

Alrededor de 182 toneladas de chatarra fueron vendidas en Venado Tuerto a una empresa del rubro metalúrgico, que pagó al municipio casi 33 mil pesos en lo que fue la primera compactación de autos y motos secuestrados, realizada la semana pasada. El dinero recaudado fue destinado a los Bomberos Voluntarios de la ciudad.

La subsecretaria de Seguridad Vial del municipio, Emilce Cufré, explicó que tras comprimir alrededor de 800 vehículos "se recuperaron 182,71 toneladas de chatarra, y de lo obtenido de la venta a la ex Acindar, a la Asociación de Bomberos de Venado Tuerto se le depositarán 32.887 pesos".

Según la funcionaria "para nosotros fue un paso muy importante, tras la adhesión al Programa de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automotores (Pronacom), porque nos permitió realizar esta descongestión de los corralones al compactar unas 700 motos y 150 vehículos que estaban en depósitos municipales como consecuencia de infracciones de tránsito".

De hecho, también se tomaron otras medidas, como el vaciado de tanques de combustible y el retiro de baterías, que también son muy contaminantes.

La tarea de compactación se realizó en los primeros días del corriente mes con la presencia de funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación, y la venta de lo producido fue depositado a nombre de la Asociación Bomberos Voluntarios.

Cuatro mil vehículos. Tal cual lo adelantó La Capital en su edición del 8 de este mes, el municipio de Venado decidió compactar una parte de los 4 mil vehículos que tenía depositados en sus tres corralones municipales, que ya se encontraban desbordados. La iniciativa se tomó luego de que se cumplieran los términos legales que establece la ordenanza reglamentaria, sin que los interesados demostraran la titularidad de esos rodados.

Es que la ciudad declaró en emergencia sus corralones, abarrotados de vehículos que nadie reclama desde hace varios años, y adhirió así al Pronacom

Aunque todavía no se estableció con qué periodicidad se llevará a cabo esta medida, se estima que podrá ser cada doce meses, aunque la ley provincial permite hacerlo a los seis meses del acta de secuestro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario