..

Venado: el intendente amenazó con cerrar los cabarés por decreto

La polémica estalló cuando el concejal del PRO, Carlos Aldasoro, manifestó junto con otros ediles estar en contra del cierre de este tipo de establecimientos, aunque condenan la trata de personas.

Domingo 01 de Julio de 2012

Venado Tuerto.— El intendente de esta ciudad, José Luis Freyre, amenazó con recurrir a un decreto para lograr el cierre de los cabarés que funcionan en Venado Tuerto. La polémica estalló cuando el concejal del PRO, Carlos Aldasoro, manifestó junto con otros ediles estar en contra del cierre de este tipo de establecimientos, aunque condenan la trata de personas.

Ante las distintas voces que se alzaron en el Concejo respecto al proyecto presentado desde la Intendencia, en el sentido de no habilitar nuevos cabarés y dar un plazo de un año para el cierre de los que funcionan en la actualidad, el intendente José Luis Freyre desafió a los ediles que se oponen a que dicten una norma donde se reglamente el trabajo sexual o, en su defecto, advirtió que "la norma propuesta podría salir por decreto".

"Es un tema que se está tomando con mucha irresponsabilidad, desconocimiento e improvisación. Lo que estamos planteando desde el Ejecutivo es que no están dadas las condiciones para asegurar que no haya trata de personas. Si no, que los concejales que están de acuerdo (con los cabarés) digan con claridad que en esos locales se pueden realizar trabajos sexuales. No seré cómplice de una hipocresía que genera condiciones para un hecho delictivo y complicado como es la trata de personas", dijo Freyre.

"Desconocimiento". Luego recordó que hace poco tiempo un edil opositor argumentó que en Venado no había trata de personas, "con total desconocimiento de que a fines del año pasado un cabaré (se refería al Bar Star) fue clausurado por la Justicia Federal cuando se descubrió que había personas poco menos que secuestradas. Por estos antecedentes decimos que no hay seguridad ni condiciones claras".

Después de aclarar que no está en contra del trabajo sexual, manifestó la preocupación de que pueda "proliferar una mayor ilegalidad. Y para evitarlo deberán funcionar mejor los resortes del Estado", sostuvo.

Clandestinidad. La clandestinidad es precisamente uno de los argumentos de la oposición, cuyos referentes han considerado que al no estar identificadas las trabajadoras, no se les podrá brindar el servicio de control sanitario que se realiza en la actualidad en el ámbito de la Dirección de Salud municipal. "Nosotros podemos trabajar con la libreta sanitaria con las personas que trabajan en la calle. El Estado, la policía, el municipio y la provincia tienen que hacer el trabajo que les compete. Por eso celebro que ahora la provincia haya decidido jerarquizar el área de Género y de Trata, porque estábamos muy atrasados en ese tema y no tenemos herramientas para trabajar con ello, pero no implica que debamos quedarnos con los brazos cruzados. Entonces, si los concejales no están de acuerdo, que blanqueen cómo se realiza el trabajo sexual en la ciudad", dijo ofuscado el mandatario.

Y para rematar, dijo estar dispuesto a avanzar "en la concientización sobre la trata de personas y las complicidades directas o indirectas que genera tomarlo a la ligera o pensar que no pasa nada. No voy a ser parte de una hipocresía que genera un hecho delictivo", insistió, sin descartar que, de ser necesario, la norma impulsada podría salir "por decreto".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario