..

Vecino de Villada se encadenó para que arreglen su barrio

La particular protesta causó sorpresa y desconcierto en esta tranquila comunidad del departamento Caseros donde viven 1.200 habitantes y no tardó en ser reflejada a través de las redes sociales.

Sábado 10 de Enero de 2015

Un hecho inusual se produjo ayer en la pequeña localidad de Villada cuando un vecino decidió encadenarse a un poste de la estación de trenes en reclamo de obras para mejorar el estado de deterioro que presenta la zona donde vive. La particular protesta causó sorpresa y desconcierto en esta tranquila comunidad del departamento Caseros donde viven 1.200 habitantes y no tardó en ser reflejada a través de las redes sociales.

El hombre, que aseguró a una radio local que no abandonará el lugar hasta obtener una respuesta por parte de las autoridades, exige, entre otros planteos, la construcción de una alcantarilla para el drenaje de agua, mayor iluminación, extensión de una calle, desmalezamiento de baldíos y el futuro entubado de un canal lindero.

Al respecto, el presidente comunal de Villada, Ramiro Hernández, dijo a La Capital no estar dispuesto a negociar bajo presión e instó al vecino a acercarse a la sede de gobierno para encontrar una salida. "Soy respetuoso de la libertad de expresión pero no voy aceptar actitudes extorsivas e impropias de una persona civilizada", dijo el mandatario, y reiteró su voluntad de "atenderlo y conversar cuando revea la situación".

Hernández prefirió no vincular el caso a cuestiones políticas de tinte electoralista, aunque no dudó en calificar al manifestante como un vecino "no afín" a su gestión y hasta recordó que suele concurrir a las reuniones públicas que realiza periódicamente la comisión comunal.

Apurado. Una de las quejas de Jorge M. y de las que ya estaba al tanto la comuna apunta a los montículos de tierra que quedaron luego de los últimos trabajos de limpieza realizados en el canal que pasa frente su domicilio.

"Le explicamos que ya iniciamos gestiones en tal sentido ante la provincia, pero quiere respuestas urgentes que necesitan un tiempo", explicó Hernández sin ocultar su descontento con el llamativo episodio. Más aún porque el hombre no tuvo mejor idea que encadenarse en el sitio donde la comuna planificó la bienvenida de una delegación de la comunidad española de Villada donde nació el fundador del pueblo, Don Carlos Caso del Alisal.

"Evidentemente lo tenía todo preparado para lograr un efecto", evaluó el mandatario respecto a la individualista protesta y en esa misma línea sostuvo que "esta no es la manera correcta de proceder; si quiere hablar que venga a la comuna que será atendido", remató.

Gustavo Orellano

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS