..

Una patota de 13 ladrones asaltó la casa de un industrial de Villa Gobernador Gálvez

El hecho, golpe conocido como comando, ocurrió en una vivienda de calle Rivadavia 1717, donde reside Rubén Bavera, un conocido industrial local fabricante de aberturas.

Domingo 23 de Febrero de 2014

Un grupo integrado por nada menos que 13 personas asaltó el viernes, poco después de las 22.30, la vivienda de un conocido industrial metalúrgico de Villa Gobernador Gálvez, a quien golpearon, redujeron a todos sus familiares y les sustrajeron numerosos elementos de su hogar y hasta un automóvil, propiedad de un familiar que, junto a otros dos vehículos en los que llegaron a la vivienda, fue usado para huir del lugar.

   El hecho ocurrió en una vivienda de calle Rivadavia 1717, donde reside Rubén Bavera, un conocido industrial local fabricante de aberturas, cuando en lo que se describió como una incursión tipo comando, unos ocho delincuentes ingresaron a la casa, mientras otros cinco permanecían en el exterior de la propiedad.

   En efecto, el asalto se concretó cuando la hija del industrial y su novio, Nicolás D., salieron al exterior de la vivienda para dirigirse a una reunión social.

   En ese momento, cuando la puerta de la vivienda se abría, según trascendió, dos individuos se acercaron al lugar con el pretexto de averiguar la ubicación del bulevar San Diego. Tras ellos apareció otro vehículo y un grupo de delincuentes, ocho de los cuales ingresaron a la vivienda mientras cinco permanecían en el exterior, Se estima que las edades oscilaban entre los 15 y los 25 años.
  
Con un culatazo. Luego de reducir a la familia y lastimar en la cabeza a Nicolás con un culatazo, los intrusos cargaron en apenas cinco minutos todo tipo de elementos, desde ropa hasta cubrecamas, un televisor, una minicomputadora, algunas joyas y unos mil pesos en efectivo, el poco dinero que lograron encontrar.

   Una vez perpetrado el golpe, los asaltantes huyeron en los dos vehículos en los que vinieron, un Palio Venture y un utilitario Partner gris, pero además se llevaron un Peugeot 206 color blanco, patente ELX 764, propiedad de Nicolás.

“Verdadera patota”. Rubén Bavera es a su vez yerno del concejal villagalvense Héctor Daniel Cabrera. Si bien La Capital no logró a pesar de los intentos obtener declaraciones del industrial, el edil justicialista contó: “Mi hija vive a una cuadra de aquí y vino a buscarnos apenas pasaron los hechos. Esto fue protagonizado por una verdadera patota cuyos integrantes estaban armados. Algunos de ellos se mostraban más tranquilos, pero había tres o cuatro que estaban muy exaltados”, relató el concejal, quien explicó que los hechos ocurrieron cuando “mi nieta y su novio estaban saliendo de la casa. En ese momento llegaron los autos con estos tipos armados”.

   Según testimonios de los vecinos a los que tuvo acceso el concejal, los autos habían sido vistos dando vueltas por la zona poco antes del asalto.

   En la tarde de ayer, el periodista local Arturo Mingolo, director del periódico VGG Noticias, consideró que el hecho fue la gota que rebalsó el vaso, luego de una semana en la que la violencia y la inseguridad se enseñorearon de la ciudad con graves hechos de arrebatos y, fundamentalmente, ante el intento de secuestro de dos jóvenes mujeres que generaron la movilización de los vecinos.

Marchas y encuentros. Mientras los hechos eran investigados ayer por personal de la comisaría 29ª (al cierre de esta edición no trascendieron detalles de las operaciones ni de posibles detenidos) distintas fuerzas convocaban la tarde de ayer a una movilización para mañana, a las 20, frente a la Municipalidad local.

   Mientras tanto, según lo informó el propio concejal Cabrera, el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Rodolfo Cavallieri, llamó a otro encuentro de dirigentes políticos y sociales para el miércoles próximo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS