..

Una pareja santafesina llamó Lucifer a su hijo y fue aceptado por el Registro Civil

El director del Registro Civil de Santa Fe, Gonzalo Carrillo, explicó que "Lucifer significa portador de luz y viene de la mitología romana". Otros nombres raros aceptados son Panambí, Cheniel y Tabita. 

Jueves 01 de Octubre de 2015

Una pareja de Santa Fe logró anotar a su hijo varón con el nombre de Lucifer, en el único caso de la provincia que, desde la entrada en vigencia del nuevo Código Civil, que generó consultas a autoridades del área.

El director del Registro Civil de Santa Fe, Gonzalo Carrillo, al referirse a los artículos del nuevo Código que flexibilizaron las reglas para poner nombres a los  recién nacidos.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, Carrillo explicó que "se permitió el uso de este nombre porque significa portador de luz, viene de la mitología romana", dijo para admitir que "socialmente significa otra cosa". 

"Luego los cristianos lo transforma en el 'ángel caído' que luego es Satanás, pero de hecho es el ángel de la belleza", agregó.

Carrillo se refirió a la legislación en la que se basaron para aceptar el nombre. "El artículo que dice que no se pueden poner nombres extravagantes se mantiene, el tema es qué es extravagante y esto recae en los oficiales públicos y queda a su criterio”, precisó.

En ese sentido, puntualizó que, cuando una pareja pretende llamar a su hijo o hija con un nombre poco habitual, “si surge alguna duda, se consulta con la dirección y se da una resolución”.


 

Lucifer representa al ángel caído, ejemplo de belleza y sabiduría a quien la soberbia condujo a los infiernos, transformándose en Satanás.

 

Desde el pasado 1 de agosto, cuando entró en vigencia el nuevo Código solamente por Lucifer se generó una consulta de los oficiales de un Registro Civil a una instancia superior.
 
Contó además que entre los nombres más raros aceptados en los últimos dos meses en la provincia se encuentran Panambí, de  origen guaraní cuyo significado es “mariposa”, Tabita, que significa “gacela” en arameo y Cheniel, aunque no precisó si estos nombres  fueron puestos a varones o niñas.
 
En cambio, semanas atrás se informó que los funcionarios del Registro Civil de la ciudad santafesina de Villa Constitución  rechazaron, por considerarlo peyorativo y sin ningún tipo de consulta  superior, el nombre Yerbabrava que una pareja admiradora del grupo de cumbia del mismo nombre quiso ponerle a su hijo.  

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS