..

Una multitud participó del "cumpleaños 28" de la Virgen del Rosario en el campito de San Nicolás

El sacerdote Carlos Pérez, rector del santuario, estimó que “alrededor de 600 mil devotos” pasaron por el templo todavía sin terminar, y participaron de la procesión con la imagen mariana y de la misa central presidida por el obispo de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Héctor Cardelli. En tanto, un jefe policial dijo a la prensa que fueron “cerca de 800 mil” los peregrinos.

Domingo 25 de Septiembre de 2011

Una multitud, estimada entre 600 mil y 800 mil personas, pidió y agradeció hoy los dones recibidos de María del Rosario de San Nicolás, al cumplirse 28 años de la primera “aparición” de la Virgen a una mujer de esa ciudad bonaerense.

El sacerdote Carlos Pérez, rector del santuario, estimó en declaraciones a DyN que “alrededor de 600 mil devotos” pasaron por el templo todavía sin terminar, y participaron de la procesión con la imagen mariana y de la misa central presidida por el obispo de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Héctor Cardelli. En tanto, un jefe policial dijo a la prensa que fueron “cerca de 800 mil” los peregrinos que rindieron homenaje a esta advocación mariana.

Las ceremonias religiosas bajo el lema “Ahí tienes a tu Madre” se llevaron a cabo en el “campito” de la Virgen donde, según las revelaciones a Gladys Quiroga de Motta, la Virgen quiso que se construyera el santuario.

A las 14.58, la imagen de la Virgen con el Niño Jesús, coronada hace dos años, salió del templo en medio de una lluvia de pétalos de rosas, mientras los asistentes acompañaban su paso con aplausos, exhibían pancartas con su procedencia y agitaban pañuelos y banderines celestes, blancos y rosados.

La imagen mariana, junto a otra de San Nicolás de Bari, patrono local, ingresó por un pasillo abierto entre la gente hasta el campito, donde el obispo presidió la misa. Previo a la celebración eucarística, la multitud improvisó el Feliz Cumpleaños a la Virgen.

En la homilía, monseñor Cardelli vinculó su mensaje con el posible debate sobre la despenalización del aborto, al asegurar que “el valor supremo de la vida humana es hacer la voluntad de Dios”.

“Hoy, 25 de setiembre, hemos venido a este bendito lugar elegido por María. Las motivaciones que nos trajeron hasta aquí pueden ser variadas, cada uno conoce las de su corazón”, destacó.

Los festejos centrales realizados en honor de la Virgen comenzaron ayer con la llegada de la peregrinación a pie de jóvenes procedentes de Buenos Aires, y con una marcha de antorchas y con el saludo a María del Rosario de San Nicolás a la hora cero con fuegos de artificios.

En ese marco, Cardelli se dirigió a los jóvenes, instándolos a ser felices, “hacer el bien y gestar la paz” y a “invertir la vida en algo que valga la pena”, no sólo “en el placer, el poder y la riqueza material”. La Ciudad de María, como se la conoce, se vio desbordada por promesantes que colmaron desde el viernes los hoteles aledaños al templo o se ubicaron en las casas de los nicoleños que abrieron sus puertas para recibir a los peregrinos. Los peregrinos expresaron las diversas motivaciones que los llevaron a llegar hasta San Nicolás.

Un grupo de mujeres llegadas de Concordia, integrado también por uruguayas, coincidió en expresar que peregrinó para “agradecer toda la salud que la Virgen da”. “Vine a pedir salud y a agradecer por una sobrina mía que al nacer sufrió varios derrames cerebrales y hoy está bien”, acotó Nuncia, oriunda de la localidad bonaerense de Rafael Calzada.

El gobernador bonaerense Daniel Scioli participó de los festejos y destacó que la aparición mariana inspira “fe y esperanza a todos sus hijos”.

San Nicolás, ubicada a unos 240 kilómetros al noroeste de la Ciudad de Buenos Aires, también se vio colmada de numerosos vendedores ambulantes que aprovecharon la movida para “hacerse el día”, en una combinación de comercio pagano y religioso.

Según estudiosos del Vaticano, la Virgen se habría manifestado por primera vez en San Nicolás el 25 de setiembre de 1983 ante Gladys Quiroga de Motta, que en la actualidad tiene 74 años. De condición humilde, la mujer sigue viviendo en esa misma casa, a 50 metros del lugar donde hoy se encuentra el santuario.

“Haced valer mis derechos”, le habría manifestado la Virgen a Quiroga de Motta, y, a partir de ese momento, se produjeron numerosos mensajes y contactos, según ese testimonio. Si bien la postura de la Iglesia católica y del Obispado local fue de cautela respecto del denominado “Milagro de San Nicolás”, éste despertó una devoción fuerte y crecimiento constante, que incluso es vista con agrado por la alta jerarquía eclesiástica. (DYN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario