..

Una empleada judicial de Vera, vinculada a corrupción de menores

Fue denunciada por chicas de 12, 14 y 19 años a quienes invitó a fiestas privadas con mayores. Les convidaba cerveza y las llevaba a la casa, donde les ofrecían dinero a cambio de sexo.

Viernes 06 de Abril de 2012

Vera.- Tres adolescentes, dos de ellas menores de edad, declararon en la Comisaría de la Mujer de esta ciudad del norte santafesino que fueron convocadas y seducidas por una mujer de 50 años, quien las invitó a formar parte de fiestas nocturnas junto a adultos, con alcohol, pastillas y ofertas sexuales. La supuesta captadora es empleada del Poder Judicial, desempeña tareas en los Tribunales de Vera y en enero último habría protagonizado un escándalo sexual en Romang.

Según el relato de las tres jóvenes, los episodios denunciados extienden las investigaciones a otros funcionarios judiciales y ciudadanos vinculados a círculos de poder que habrían participado de las fiestas que, según se sospecha, organizaba la empleada judicial Bibiana S., de 50 años.

Luego de ser advertidos sobre las posibles irregularidades, los funcionarios de la Comisaría de la Mujer iniciaron una investigación de oficio que reunió, desde el 29 de marzo y hasta el miércoles último, el testimonio de las tres chicas, dos de ellas menores de edad. Las adolescentes contaron con detalles y nombres la modalidad utilizada para "convocarlas" a fiestas privadas y luego seducirlas para que prestaran servicios sexuales pagos a mujeres y hombres invitados.

Otro escándalo. La mujer sindicada como la captadora o gancho es empleada del Poder Judicial de Vera, la misma que protagonizó un escándalo sexual en enero último en un camping de Romang, donde fue denunciada por su empleada doméstica, quien la acusó de organizar una fiesta en la que habría sido violada. Ahora, las agentes policiales llegaron a la funcionaria tras focalizar sus preguntas realizadas a las adolescentes en detectar quién o quiénes se aprovechaban de situaciones de vulnerabilidad social o afectiva para ingresarlas al mundo de la explotación sexual a través de la oferta en un sector acomodado.

A pesar de la gravedad de las denuncias, el sumario prevencional aún no había ingresado hasta ayer en el Juzgado de Primera Instancia de Distrito en lo Penal de Instrucción de Vera, a cargo de Ireneo Berzano.

Pese a ello, la Secretaria de Derechos Humanos de la provincia puso un equipo de acompañamiento a trabajar en el territorio, que está en permanente contacto con el Ministerio de Seguridad. Los funcionarios santafesinos creen que la situación de explotación sexual infantil en el norte es grave y por ello las máximas autoridades del gobierno ordenaron trabajar a fondo.

Los testimonios. E. G., de 14 años, declaró en sede policial acompañada por su madre. La chica vive en La Gallareta, pero tiene amigas en la capital departamental. En una visita a esa ciudad, mientras dialogaba con sus amigas en una esquina, una mujer frenó el auto y la invitó a subir a ella, a su hermana y a su prima.

"Tenía un auto cremita, dimos muchas vueltas y después fuimos a la salida de Vera. Compró un cervezas y nos llevó a su casa. Ahí había hombres y pibitas de 12 o 14 años y bebidas gratis. Yo solamente tomé un poco porque decían que la señora le ponía cosas a la cerveza. Como a las 5 de la mañana ella se nos acercó a mi hermana y a mí junto a un señor que decía ser el primo y ofreció pagarnos 300 pesos a cada una para tener relaciones sexuales. Aclaró que quería un vale todo, pero no quisimos. Ella salía y nos dejaba encerradas, después nos fuimos a la tardecita", dijo la chica. Fue la última vez que ella y su hermana se relacionaron con la mujer. En la misma declaración, la menor brindó a los investigadores un pormenorizado detalle de la vivienda de la empleada judicial y del mobiliario.

Una situación similar narró T.P, de 12 años, quien aseguró que una noche conoció a la mujer cuando estaba junto a tres amigas de 12, 15 y 17 años en una estación de servicios. Allí Bibiana, de apodo "Bibi", las invitó a tomar cervezas y luego a su casa. Llegaron a la finca donde había hombres "con quienes bailamos, tomamos y jodimos como hasta las tres de la tarde. Nos hicimos amigas de ella y a la noche armábamos la joda cuando llegaban «los primos», como ella les decía a los hombres que pagaban las bebidas. Lo que recuerdo era que de las chicas que iban al lugar a joder eran de La Gallareta, que buscaban a los hombres, les bailaban, los toqueteaban, pero no vi ni me enteré de que hayan tenido sexo en la casa".

Otra joven, A. M. G., de 19 años, relató que conoce a E.G y que estuvo presente el día en que conocieron a Bibiana. "Se nos acercó, estábamos tomando algo en la Petrobrás y ella llegó con un auto de color claro, creo que era un Focus. Nos dijo que fuéramos a la casa, donde había joda. Cuando llegamos nos mostró la casa y nos ofreció cerveza, yo le dije a las chicas que no tomaran porque había visto que le ponía una pastilla, que es Rivotril, yo la conozco porque la tomo bajo receta. Ella me dijo "quedate tranqui, las pongo para alegrar la fiesta".

"A mi no me ofrecieron plata por sexo, pero a las otras chichas que estaban conmigo les dijeron que había hombres con plata dispuestos a pagar por tener sexo con ellos", dijo la chica, quien también brindó detalles de la casa. "A la señora le gustan las fiestas y no fueron pocas las denuncias por ruidos molestos durante la noche, ya sea en la semana o durante los fines de semana", le manifestó una fuente policial al portal de noticias Notifé. También consignó que la mujer "tiene relaciones con funcionarios del poder judicial de Vera, Calchaquí y Reconquista".

Antecedente

En abril del año pasado se inició una causa en el juzgado de Vera por la denuncia contra cinco sexagenarios que fueron detenidos por abusar de niñas menores. En esa causa, que se sigue por corrupción de menores, promoción de la prostitución infantil y violación, además de los seis detenidos también está imputado un empleado de los Tribunales de Vera.

Hallan joven captada por una red

Una joven de 21 años, víctima de una red de trata de personas, fue rescatada por un policía franco de servicio cuando deambulaba cerca del puente Carretero y la Circunvalación oeste de Santo Tomé. La chica fue derivada a la comisaría 12ª local donde se constató que es oriunda de Corrientes y que faltaba de su hogar desde fines de 2008.
  La mujer, identificada como Sonia Casco, contaba con pedido de paradero, a partir de una denuncia de sus familiares el 5 de noviembre de 2008. Por orden de la Justicia penal provincial, fue derivada al Samco local, donde recibió asistencia médica y psicológica.
  Los primeros datos de la investigación indican que, en los últimos 3 años, habría permanecido en algún prostíbulo de la provincia o la región. Ella reveló que fueron tres hombres los que la sacaron de Corrientes y dejó entrever que, en ese tiempo, la habrían obligado a prostituirse.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario