Una ciudad alemana se declaró en "estado de emergencia por nazismo"

Los concejales de Dresde están en alerta tras la victoria de un partido ultraderechista y el aumento de la violencia neonazi.

Lunes 04 de Noviembre de 2019

En un acto fuertemente simbólico y que en Alemania reverdece los fantasmas de un pasado aterrador, el ayuntamiento de Dresde aprobó una resolución que proclama el “estado de emergencia por nazismo” en la ciudad capital de Sajonia.

Se trata de una región donde la ultraderecha populista del Alternativa para Alemania (AFD) acaba de plasmar un éxito electoral y las ideas de corte neonazi y la violencia están en constante crecimiento.

En la resolución, aprobada de forma mayoritaria, los concejales afirman que “ideas y acciones antidemocráticas, antipluralistas, misántropas y de extrema derecha, incluyendo violencia, se suceden en Dresde con cada vez más fuerza a plena luz del día”.

“Este consejo municipal tiene un problema con los nazis”, afirmó en su discurso el concejal Max Aschenbach, del partido satírico Die Partei (El Partido), bajo cuya iniciativa se declaró el “estado de emergencia por nazismo”. Aschenbach hizo referencia entre otras cosas al movimiento nacionalista, antislámico y de derecha Pegida y a los ataques xenófobos.

El movimiento Pegida avanza fuerte y llena reiteradamente las plazas de Dresde, desde 2014 con manifestaciones populistas.

Con esta resolución, la ciudad de la antigua Alemania del Este está comprometida a fortalecer la cultura democrática diaria y proteger mejor a las “minorías y víctimas de la violencia de derecha”.

El acto fue aprobado por 39 concejales verdes, del partido postmunista Die Linke (La Izquierda), liberales (FDP) y socialdemócratas (SPD), mientras que 29 votaron en contra, a pesar de que la resolución había colocado un signo de interrogación en la expresión “estado de emergencia nazi”.

El partido Demócrata Cristiano (CDU) de Angela Merkel aseguró que estaba en contra de “una mera política de símbolos” y también habló de “un error lingüístico” cometido al utilizar el sufijo “nazi”.

Solo en 2018, la asociación Raa Sachsen registró 60 actos de violencia de extrema derecha en Dresde, frente a los 52 del año anterior. Pero, según experto, eso es solo la punta del iceberg.

Aunque busca distanciarse del neonazismo, Alternativa para Alemania (AFD) a menudo está en el centro de atención de los medios de prensa por declaraciones polémicas y actos de extrema derecha y antisemitismo atribuidos a sus exponentes.

Exactamente 30 años después de la caída del Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989, la eliminación del pasado nazi por parte del régimen comunista que consideraba al Occidente capitalista como “fascista” todavía parece tener un efecto: en el Este, la indignación por la extrema derecha está mucho menos extendida que en Occidente.

Por lo tanto, mientras que en la parte occidental del país, la AFD recauda un poco más del 11% de los votos, como sucedió en los últimos comicios europeos, solo en Sajonia en las elecciones regionales de septiembre pasado, Alternativa para Alemania ha triplicado los votos al 27,5%, estableciendo un récord absoluto para cualquier tipo de elección.

Una hazaña ocurrió en paralelo con la afirmación en otras dos regiones de la antigua Alemania del Este: el primero de septiembre en Brandeburgo (se duplicó al 23,5%) y, el domingo pasado, en Turingia (también alcanzó el doble, 23,4%).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario