Información general

Un rugbier le desfiguró la cara a un joven que lo chocó en un boliche

"Mi hermano va a quedar con las secuelas en su cara para toda la vida", dijo la hermana de la víctima

Lunes 30 de Diciembre de 2019

Un joven de 18 años fue a despedir el año con unos amigos y terminó desfigurado. Así fue la noche del sábado de Mauro Ovadilla, quien recibió una brutal paliza tras tener un encontronazo accidentalmente con un rugbier en un boliche de Quilmes.

El agresor es un jugador de rugby que asiste a la misma escuela que la víctima, aunque solo se conocían de vista. "No es la primera vez que este pibe le pega a alguien. Necesitamos justicia para que no vuelva a arruinarle la vida a nadie más. Mi hermano va a quedar con las secuelas en su cara para toda la vida", dijo Milagros, hermana del chico golpeado.

De acuerdo a su relato, Mauro no tuvo ninguna oportunidad de defenderse. Cuando se topó con un joven identificado como Gonzalo M., jugador del Club Varela Junior, solo alcanzó a pedirle "disculpas por haberlo chocado en el tumulto de gente" y empezaron los golpes.

agresion1.jpg

Mauro llevaba puestos sus lentes cuando fue atacado y como consecuencia de las trompadas que recibió los vidrios se rompieron y le provocaron "un corte en el ojo izquierdo" y "lesiones en la córnea". Además, le partió un diente.

La joven compartió una publicación en la red social Facebook para escrachar al agresor, junto a varias fotos de su hermano después de la golpiza. "Mi hermano va a quedar con las secuelas en su cara para toda la vida", afirmó Milagros, y sobre el agresor advirtió: "Estuvo demorado unas horas y lo soltaron, aunque tiene 18 años. Tiene una banda de amigos que patotean a todos y la mayoría les tiene miedo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario