..

Un juez de San Francisco dice que la zona está "liberada" al narcotráfico

La ciudad cordobesa está justo en el límite con Santa Fe. Autoridades del aeroclub habían expresado sus sospechas, ahora ratificadas por Mario Eugenio Garzón.

Viernes 31 de Octubre de 2014

El juez federal de la ciudad cordobesa de San Francisco, Mario Eugenio Garzón, denunció que la región y sus alrededores son zonas liberadas para el narcotráfico, e incluso denunció la existencia de pistas de aterrizaje clandestinas en las zonas de Morteros, en el departamento San Justo de la provincia mediterránea y en la ciudad de Sunchales, en Santa Fe.

El magistrado, que recientemente cumplió un año de gestión frente al flamante Juzgado Federal de San Francisco, impactó con sus declaraciones y mostró una vez más su especial interés en mantener una fuerte compulsa contra el narcotráfico, al igual que otros pares del interior del país.

Ahora, luego de que el presidente del aeroclub de San Francisco, Javier Ortiz, denunciara ante su tribunal que personas desconocidas indagaron en la ciudad acerca de la capacidad operativa del aeroclub para reabastecer de combustible a aeronaves en vuelo, Garzón deslizó sus sospechas de que podría tratarse de contactos de cárteles que operan en lo zona.

El problema es que en la región "hay una ausencia casi total de fuerzas necesarias para combatir el narcotráfico. La afirmación es muy dura pero al mismo tiempo muy concreta y muy real. Se basa en la ausencia casi total de un mínimo de fuerzas para combatir la droga".

El juez Garzón participó a mediados de año de una serie de reuniones de jueces federales de primera instancia del interior del país, para desarrollar distintas acciones con el objetivo de fortalecer la lucha contra el narcotráfico, entre otros delitos. En conjunto delinearon los principales aspectos sobre los cuales comenzar a trabajar en torno de esta problemática que afecta a la región y, si bien existían sospechas de una profusa actividad de narcotráfico a juzgar por el historial de episodios relacionados con el mercadeo de estupefacientes, ahora es el mismo juez federal quien se expide sobre el tema en duros términos.

Las declaraciones del magistrado tienen un correlato con el largo historial de avistaje de aeronaves desconocidas, operativos de descarga en campos alejados de las urbes e incluso robo de avionetas, como los que sufrieron los aeroclubes de Esperanza en 2008 y de San Francisco en 2009. Grupos armados y con un minucioso operativo de inteligencia previa se alzaron con un Beechcraft Bonanza y un Piper Cherokee Six 300l, respectivamente.

Del mismo modo, en la mayoría de los pueblos y rutas de la región central de Santa Fe y Córdoba se dieron numerosos casos de detenciones y secuestro de estupefacientes.

En el aeroclub. En el Aeroclub de San Francisco las autoridades solicitaron a la policía provincial que intensifique los controles en las inmediaciones del predio ubicado sobre la ruta nacional 19 luego de que se produjera un extraño episodio: hace unos diez días, una persona llegó al Aeroclub y consultó si había suficiente combustible para abastecer una avioneta.

"A los pocos días nos enteramos que hubo un importante operativo antidroga en Santiago del Estero protagonizado por una aeronave y que cayó un supuesto capo del narcotráfico. A partir de allí, sospechamos de ese extraño, ya que un avión que parte desde la provincia santiagueña tarda alrededor de cuatro horas en llegar a San Francisco, tiempo en el que naves de esas características deben reabastecerse de combustible", explicó el presidente del Aeroclub, Javier Ortiz.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario