..

Un conflicto que dividió aguas en el pueblo y pudo influir en el electorado

El conflicto estalló el sábado 26 de julio, previo a la inauguración de un mástil en el predio fiscal. Ese día, las autoridades comunales cerraron la puerta de ingreso con candado y tomaron el lugar.

Domingo 21 de Junio de 2015

Aunque nadie puede aseverar a ciencia cierta si el prolongado conflicto con el Club Náutico Puerto Gaboto influyó en el resultado de las elecciones, sí es cierto que por la virulencia que tuvo pudo haber generado un efecto sobre el electorado.

   Tal como lo publicó oportunamente La Capital, el conflicto estalló el sábado 26 de julio, previo a la inauguración de un mástil en el predio fiscal. Ese día, las autoridades comunales cerraron la puerta de ingreso con candado y tomaron el lugar. El argumento fue que a la entidad social ya se le había terminado la concesión, y que había incurrido en serias irregularidades administrativas. La comuna reabrió el lugar como una guardería pública, aunque no gratuita.

   El hecho derivó en una batalla judicial con varias aristas. Luego de la toma, la comuna inició un juicio de desalojo, que está en trámite. Pero el club radicó también una denuncia judicial y el 2 de octubre, la jueza de San Lorenzo Gladys Silvia López de Pereyra falló en favor de la comisión directiva y ordenó la devolución de las instalaciones.

   El siguiente sábado 18 personal de Prefectura Naval se presentó en el lugar para liberar el predio, pero la fuerte resistencia de las autoridades, apoyadas por vecinos, hizo que se desistiera de la acción.

   No obstante, y en total hermetismo, se armó un operativo para para restituir el predio al club. Esto se efectivizó el 27 de octubre con 70 efectivos y 23 móviles policiales que participaron de la acción.

   El fallo de primera instancia fue apelado, y ahora se está a la espera la resolución del tribunal. Pero la cosa no terminó ahí. Una vez desalojadas, las autoridades hicieron un socavón con una retroescavadora e inhabilitaron el ingreso al club.

   Paralelamente, la entidad inició una acción penal contra la comuna por la desaparición de varios bienes. Según contó a este diario el presidente del club, Jorge Torres, se llevaron “dinero de la caja fuerte, el circuito cerrado de televisión, la CPU donde se graban las imágenes, muebles, sillas y motores eléctricos”.

   El conflicto, que duró tres meses, fue usado como una bandera por las autoridades comunales, pero dejó fuertes enconos internos, dividió aguas, perjudicó a parte del comercio y hasta enfrentó a Puerto Gaboto con otros pueblos, como Maciel y Monje. Simultáneamente, y durante todo ese tiempo, hubo un cruce de acusaciones muy fuertes, algunas temerarias, entre el gobierno y los socios. Probablemente, el pueblo tomó nota de todo esto y quiso con su voto calmar las aguas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS