..

Un concejal de Rufino quedó envuelto en un irregular acarreo de vehículos

Contrató un carretón para trasladar autos y motos en desuso desde una comisaría, pero los habría llevado a un galpón privado. Investiga la Justicia por faltante de autopartes.

Sábado 18 de Octubre de 2014

Un caso con ribetes insólitos se dio en la localidad de Rufino, donde un concejal contrató por su cuenta un carretón para desalojar una decena de vehículos y una veintena de motos de una comisaría, pero antes de llevarlos al depósito judicial los dejó en un galpón privado, donde luego se constató la presencia de autopartes, presuntamente de esa partida, que nunca llegaron al destino final.

La historia comenzó cuando la jueza Lorena Garini dio la orden de trasladar una cantidad importante de vehículos chocados que estaban en calles adyacentes a la comisaría 3ª, la única de Rufino, enclavada en la zona céntrica de la ciudad. Lo que sucedía era que por cuestiones burocráticas o falta de presupuesto, la decisión se demoraba. O al menos no tenía la prontitud que exigían los vecinos de esa comisaria céntrica, que se quejaron ante el concejal del PRO Abel Lattanzi.

Haciéndose eco de estos reclamos, Lattanzi contrató por sus propios medios un carretón, propiedad de un amigo suyo, Federico Arlia, para trasladar el material rodante. Así fue como el 10 de octubre pasado se cargaron todos los vehículos, el propio edil fue quien colaboró, y los llevaron hasta un galpón ubicado en cercanías del parque industrial de Rufino, aparentemente propiedad de Arlia.

El argumento para llevar los desechos a un galpón privado fue que ese día había veda en la ruta por el fin de semana largo y no podía trasladarse la chatarra hasta el depósito judicial, ubicado en Santa Emilia, en cercanía de la localidad de Hughes. Culminada la veda de tránsito, la carga fue trasladada hasta el lugar correspondiente. Pero una vez allí, desde el destacamento policial de Santa Emilia constataron que había faltantes de partes de vehículos. A raíz de esto, se realizó el jueves un allanamiento en el galpón de Rufino, operativo que estuvo a cargo del fiscal de esa ciudad, Mauricio Clavero.

Allí se constató que había partes de vehículos que supuestamente habían sido desguazados en ese galpón privado, fundamentalmente el de una Toyota Hilux cuyos repuestos son de alto valor en el mercado. "Pero también faltaron otras autopartes según nos relataron", dijo una inobjetable fuente policial.

Judicialmente había salido un oficio para trasladar esos vehículos hasta Santa Emilia, de los que estaba al tanto la comisaría 3ª. Lo que no estaba claro era quién iba a realizar esa tarea porque no estaban los fondos necesarios para la contratación oficial del carretón de traslado. Lo que sí está claro es que no le correspondía al concejal Lattanzi realizar esa tarea, ni mucho menos abonarla de su bolsillo y trasladar la carga a un galpón de un conocido suyo.

Lo que está investigando la Justicia es si hubo complicidad policial con Lattanzi al permitirle cargar esos vehículos o si realmente pecaron de inocentes y al estar al tanto de que había oficios de traslado permitieron que lo hiciera el propio edil.

Polémico. Lattanzi es un reconocido dirigente agrario que construyó su fama a partir del piquete en las rutas 33 y 7, a la altura de Rufino, durante el conflicto del campo en el año 2008. Se recuerda como uno de los piquetes más duros, en donde no faltaron actos de violencia, disparos de armas de fuego y hasta la construcción de una muralla en la ruta 7 que impedía el paso vehicular.

En 2011 se presentó como candidato a intendente y obtuvo un sorprendente segundo puesto compitiendo con una lista macrista; desconocida hasta ese año en Rufino. En 2013 fue más sorprendente aún el resultado electoral, ya que arrasó con sus rivales, obteniendo el 50 por ciento de los sufragios, y se erigió como concejal junto a la segunda de su lista.

Desde que asumió la banca tuvo conflictos en su relación política con sus pares. Se recuerda cuando fue el propio Lattanzi, que siempre hace sus actos con un fotógrafo al lado, el que contrató una retroexcavadora para sacar el agua de un barrio (a pedido de los vecinos damnificados) o cuando fue hasta el corralón municipal para arreglar las cubiertas de una retroexcavadora. Siempre con su fotógrafo al lado y publicando sus actos en las redes sociales.

También propuso una brusca reducción de las dietas de los ediles apenas asumió y hasta publicó la donación de su sueldo todos los meses. Y señaló en una radio local que si era intendente iba a echar a los delincuentes de Rufino. Días atrás insultó a la concejal del Frente Progresista Mariana Menghini durante una sesión, lo que llevó a conformar una comisión para atender los casos de violencia de género. "No le gusta el disenso", relató Menghini.

Para el intendente Gustavo Dehesa "Lattanzi es una persona poco apegada a las instituciones que siempre hace lo que cree que es lo correcto y no acepta la discusión o el diálogo. Tuvimos nosotros problemas en la gestión y también los tuvo la oposición. El caso de Mariana Menghini es una prueba de ello".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario