La Región

Un cadáver hallado en Córdoba podría ser de un hombre buscado en Casilda

El cuerpo fue encontrado en el patio de una casa de la localidad de Arias, adentro de un pozo de más de tres metros. Buscan reconocerlo

Sábado 09 de Diciembre de 2017

El macabro hallazgo de un cadáver en Arias, provincia de Córdoba, podría poner fin al misterio de una desaparición en Casilda: la del camionero Juan Carlos Romero, de 43 años, cuyo paradero era una incógnita desde fines de noviembre.

Aunque el cuerpo está en avanzado estado de descomposición y se esperan los resultados de las pericias para corroborar su identidad, la investigación llevó a detectar que su celular estaba en el pueblo cordobés, y además habría pertenencias suyas en la casa donde encontraron enterrado en las profundidades de un pozo.

El cadáver fue hallado el jueves en una vivienda de Arias, localidad ubicada en proximidades de la ruta nacional 8 unos 40 kilómetros al oeste de Venado Tuerto y a 150 de Casilda.

En esa ciudad mediterránea vive una mujer que habría tenido una relación sentimental con Romero y quedó detenida. El pozo donde se encontraban los restos de un hombre, sumamente deteriorados, tenía más de tres metros de profundidad.

El procedimiento que dio con el cadáver fue ordenado por el fiscal de La Carlota, Daniel Vaudagna, que junto con personal de la policía cordobesa y la de Santa Fe trabajaron en la vivienda ubicada en ubicada en calle San Juan 1230, de Arias, donde se produjo el hallazgo.

"Se ha encontrado un cuerpo enterrado en un pozo de unos cuatro metros y se han hallado algunas pertenencias de esta persona. No podemos todavía confirmar de quién se trata, porque no se ha retirado el cuerpo y se espera que llegue la Policía Judicial", declaró a la prensa local el jefe de la Departamental Marcos Juárez de la Policía de Córdoba, Dante Arévalo, ni bien se hizo público el descubrimiento. "Tampoco podemos confirmar qué lesiones presenta", abundó. Todo era muy reciente.

La investigación

La denuncia sobre la desaparición de Romero fue radicada en Casilda el 29 de noviembre pasado. El 4 de diciembre, la fiscal de Casilda Marianela Luna ordenó la investigación, que estuvo a cargo de la Policía de Investigaciones (PDI) santafesina, con Cristian Fabiani al frente. "Romero mide 1,74 metro, es de contextura física delgada, tez blanca, cabello corto de color negro, ojos marrones y utiliza lentes aéreos", se lo describía en su pedido de paradero emitido por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Casilda.

Según trascendió, las entrevistas a personas allegadas al camionero permitieron saber que Romero tendría una relación amorosa con una mujer de Arias. Por otro lado, se investigaron las llamadas realizadas de y hacia el celular del hombre, lo que llevó al allanamiento del domicilio de la ciudad cordobesa. Allí encontraron un cuerpo sin vida, un automóvil y elementos de interés para la causa.

Además, y según contaron los familiares del hombre, su padre, que llegó al lugar, lo habría reconocido por la vestimenta, aunque su rostro estaba irreconocible.

El cuerpo fue remitido a la morgue judicial de Río Cuarto para realizar la autopsia correspondiente y confirmar la identidad de la víctima.

Identificación

Según se informó desde la Regional Rosario del MPA, hasta ayer no estaba confirmado de que el cadáver fuera de Romero, y se esperaban que la Fiscalía de Córdoba remitiera los resultados de la autopsia y la correspondiente identificación.

"El estado avanzado de descomposición del cuerpo no permitió identificarlo. Se hará la pericia dactiloscópica y, si el resultado da negativo, se realizarán los estudios de ADN. Pero por el momento, el cuerpo no está identificado", manifestaron a LaCapital fuentes del MPA.

Las sospechas apuntan a la propietaria de la vivienda, de Arias, la que habita junto con su hija. La dueña de casa, de 42 años, fue detenida y quedó a disposición de la Fiscalía de La Carlota.

El jueves a la noche los Bomberos de Arias lograron retirar el cuerpo y subirlo a la morguera del Ministerio Público Fiscal para su traslado.

Además, por orden del fiscal Vaudagna, la mujer detenida, identificada como Maricel A., fue trasladada hasta el penal de la ciudad de Río Cuarto donde quedó alojada imputada de homicidio calificado.

Obsesión

Familiares del camionero sostienen que la mujer tenía una fuerte obsesión con el hombre de 43 años y padre de cuatro hijos, quien estaba separado de su esposa y desde hacía unos tres años había comenzado una relación con la mujer de Arias gracias a su trabajo como camionero y repartidor de gas. Luego dejó ese trabajo y se conchabó como transportista de cereal. La relación igualmente siguió.

El hombre solía tener salidas en su camión y en algunas oportunidades desaparecía por varios días para presuntamente encontrarse con su novia de Arias pero a fines de noviembre el alerta pasó a mayores ya que hacía varios días que el camionero no aparecía por Casilda.

Su sobrina Rocío dijo que la relación había terminado, y deslizó que desde entonces la mujer lo amenazaba, y hasta arriesgó que a mediado de año lo había tenido "dopado" en la casa de Arias. "Ella lo estaba volviendo loco", dijo la joven a Radio Casilda.

También recordó que la última vez que Romero fue visto en su ciudad fue el sábado 25 de noviembre en un playón donde dejó el camión y fue recogido por una mujer que se trasladaba en un automóvil. En rigor, el pedido de paradero data de un día antes, el viernes 24.

Entre los allegados a Romero existe la sospecha, de constatarse que el cuerpo encontrado es el suyo, de que otra persona pudo haber intervenido en el hecho.

Resta ahora confirmar oficialmente si el cuerpo hallado es el del hombre desaparecido, aunque habría indicios muy fuertes de que se trata de él. De ser así, la causa por búsqueda de paradero quedaría archivada en Casilda y el caso pasaría a la Justicia cordobesa, ya con otra carátula.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario