Un adolescente mató a toda su familia y podría enfrentar la pena de muerte

Ocurrió en un pueblo de 500 habitantes de Alabama. El chico de 14 años baleó a su padre, su madrastra y sus tres hermanos.

Jueves 05 de Septiembre de 2019

Un adolescente de 14 años mató a sangre fría a su padre, su madrastra y a sus tres hermanos, en una masacre que conmocionó al pequeño pueblo de Elkmont, en Alabama, y también a todo Estados Unidos.

El hecho se conoció en las primeras horas del martes, pero a medida que transcurren los días empezaron a revelarse más detalles del sangriento crimen.

Fue el propio adolescente quien llamó al 911 y dijo que, desde el sótano, había escuchado disparos en su casa. Cuando la Policía llegó a la vivienda se encontró con tres personas muertas a balazos y otras dos agonizando, que fallecieron horas después.

El muchacho intentó persuadir a los agentes con un relato poco convincente, pero al poco tiempo confesó haber sido el autor del ataque.

El quíntuple asesinato ocurrió en la calle Ridge Road. El adolescente mató a toda su familia a sangre fría con una pistola calibre 9 milímetros que había comprado de manera ilegal.

La Policía de esta ciudad de apenas 500 habitantes identificó a las víctimas adultas como John Wayne Sisk, de 38 años, y su esposa Mary Sisk, de 35, que eran el padre y la madrastra del asesino. Los tres hijos en común que tenía la pareja también murieron en la masacre: un nene de 6, una nena de cinco y un bebé de apenas seis meses.

El atacante, tras confesar el crimen, ayudó a los investigadores a encontrar el arma homicida, que estaba a poco metros de la casa.

El adolescente quedó detenido en un centro juvenil por cinco cargos de asesinato y podría ser juzgado como adulto. De ser así, podría enfrentar la pena de muerte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario