Turismo

Viaje de egresados: nuevo reglamento para el turismo estudiantil

La flamante normativa obliga a las agencias de viajes a tener seguro, aval bancario y contrato de fideicomiso.

Domingo 09 de Febrero de 2014

El gobierno nacional puso en práctica un nuevo reglamento para turismo estudiantil, que obliga a las agencias de viajes a contratar seguros, a contar con un aval bancario y a suscribir un contrato de  fideicomiso privado para “garantizar las obligaciones frente a eventuales incumplimientos”. A través de la resolución 23/2014, publicada hace unos días en el Boletín Oficial, con la firma del ministro de Turismo, Carlos Meyer, se puso en marcha el nuevo reglamento de turismo estudiantil que obliga a las agencias de turismo a “contar con el Certificado Nacional de Autorización para Agencias de Turismo Estudiantil”.

La norma establece las categorías de “organizadores” y “comercializadores”, siendo los primeros “los agentes de viajes que celebren contratos de turismo estudiantil por sí y contraten en forma directa las prestaciones integrantes del paquete turístico” y los segundos “los agentes de viajes que únicamente celebren contratos de turismo estudiantil por sí y por cuenta y orden del organizador”.
El reglamento establece que “las agencias ya sean organizadoras o comercializadoras no pueden comercializar viajes de estudios y/o viajes de egresados que tengan una fecha de iniciación posterior al 31
de enero del segundo año calendario posterior al año de la solicitud o mantenimiento del Certificado Nacional de Autorización para Agencias de Turismo Estudiantil”.

También se estipula que las agencias deberán presentar una declaración jurada anual, entre el primer día hábil de enero y el último de septiembre, que incluya, entre otros datos, el listado de autoridades, personal, coordinadores, promotores, cantidad de servicios programados, prestadores, así como también una “memoria de actividades del año anterior”. Además, deberán informar la cantidad de plazas contratadas para cada viaje, “con  comprobante que acredite que abonaron como mínimo el 30 por ciento”, si se trata de una viaje dentro de la Argentina, y del 100 por ciento cuando se trate del exterior, así como una “síntesis de los paquetes ofrecidos” e “indicar las páginas de Internet que utilizan para promocionar”.

Las agencias tendrán que presentar también una nota con la “conformidad del establecimiento educativo”, un “certificado de precompra con calificación o póliza de seguro de caución”, una carta de intención consignando su disposición a efectuar un aval bancario y otra expedida por una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR). Los montos a garantizar deberán ser por el 30 por ciento de las contrataciones y no podrán ser menores a mil pasajeros con destino a Bariloche. La autoridad de aplicación podrá denegar o cancelar la autorización para operar hasta tres veces, por lo cual las agencias tendrán que pagar 600, 1.000 y 2.000 pesos, respectivamente, y no podrán operar durante tres, seis y 12 meses, según el caso.

Las agencias deberán pagar un arancel anual de 1.500 pesos para la renovación del Certificado de Autorización, en el caso de las comercializadoras, y de tres mil en el de las organizadoras, y además presentar los contratos respectivos “con antelación mayor a los 60 días del inicio del viaje”. Se crea un Fondo de Turismo Estudiantil, mediante el cual “los organizadores deberán suscribir un contrato de fideicomiso privado” con el objeto de “garantizar las obligaciones frente a eventuales incumplimientos”, para lo cual deberán abonar el seis por ciento del total de cada contrato individual a Nación Fideicomisos SA, que actuará como fiduciario.

Las agencias deberán contratar un seguro de responsabilidad civil, que deberá ser presentado anualmente, por 300 mil pesos para servicios dentro de la Argentina y por 500 mil pesos para servicios en el exterior, y deberán contar también con seguros de accidentes personales de 150 mil pesos, más 25 mil de cobertura de asistencia médica, cuando se trate de viajes locales, y de 250 mil, más 50 mil pesos de cobertura médica, en los casos de viajes al exterior.

Respecto de los coordinadores de viaje, deberán tener más de 21 años, con secundario completo y sin antecedentes criminales, y sus funciones comprenderán hasta 35 turistas o 60 turistas para los casos de viajes de estudio, en donde también deberán concurrir, como mínimo, dos docentes del establecimiento. Cuando el contingente supere los 35 turistas se podrá contar con un asistente de coordinación, que deberá ser mayor de 18 años y no tener antecedentes criminales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario