Turismo

Sudáfrica, al tranco

Un modo que hace aún más íntimo el contacto con la naturaleza: a caballo.

Domingo 11 de Agosto de 2019

Lo proponen desde Turismo de Sudáfrica, que plantean desde safaris organizados a paseos por los viñedos para conocer el llamado “país del arcoiris” por su diversidad cultural, étnica y natural. Según añaden, aunque algunas experiencias, como la de cabalgar en un safari, son adecuadas sólo para jinetes avanzados, aunque hay paseos que pueden disfrutar quienes no han montado a caballo.

   “El consejo es relajarse y disfrutar del momento. Los caballos que se utilizan están muy bien adiestrados y realizan diariamente paseos con diferentes jinetes, por lo que están muy acostumbrados a esta actividad”, señala a Efe Pablo Rodríguez, portavoz de TdS en España.

   “Tampoco es preciso haber montado a caballo previamente, ya que se recibe una explicación de cómo manejar al animal. Es un paseo relajado, donde no se trata de cabalgar ni hacer carreras, sino de disfrutar del paisaje de una forma diferente a como se haría con un vehículo”, enfatiza.

   “La principal experiencia es el paseo en sí. Experimentar ¿la adrenalina? que supone sentirse sin ningún tipo de parapeto que te separe físicamente de los animales es muy emocionante”, añade.

   “El contacto con la naturaleza es mucho más íntimo. Escuchar el silencio o a los animales que se pueda encontrar es algo que sólo se puede percibir de esta forma”, señala Rodríguez.

   Desde la entidad se proponen tres áreas para este turismo ecuestre. La primera de ellas en Waterberg, en la provincia de Limpopo. Es una de las regiones menos visitadas, una vasta y azulada extensión de desfiladeros y onduladas colinas, suavemente cubiertas de hierba y de brezo.

   Al visitar esta zona en un safari a caballo la presencia humana altera mucho menos la vida silvestre con la que se pueden encontrar, como elefantes, leones, cebras, jirafas, rinocerontes, búfalos, oryx y otros muchos, incluyendo 250 especies de aves.

   La segunda es Wild Coast, en Cabo Oriental, donde se puede cabalgar a lo largo de la costa Wild Coast, observando ballenas y delfines.

   Desde East London, en el Cabo Oriental, hasta Port Edward y la frontera sur de KwaZulu-Natal, la región cuenta con algunos de los paisajes costeros más bellos y espectaculares, según TdS, que la describe como “un lugar de colinas verdes y escarpadas, paredes rocosas, acantilados, una tierra de playas doradas vírgenes, bosques, olas indomables y numerosos restos de naufragios”.

   Finalmente, están las rutas de los vinos, en Cabo Occidental, donde Turismo de Sudáfrica asegura que esperan al turista “exuberantes viñedos y huertos”, con una “magnífica belleza natural, su rico patrimonio cultural y sus vinos de renombre mundial”. Los paquetes turísticos suelen incluir degustaciones de vino y cenas de lujo, en hoteles boutique de cinco estrellas, albergues de gama media o alojamientos de tipo casero en una granja.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario