Turismo

República Dominicana: con ritmo y sabor

Viajar a República Dominicana es sinónimo de placer, disfrute y mucha alegría. Muchos son los lugares que se pueden recorrer. Un paseo por Santo Domingo, su capital visitando la parte colonial, o por Bayahibe, Samana y playa Dorada. En todos hay diversión, buena gastronomía y una excelente infraestructura hotelera.

Domingo 25 de Mayo de 2008

Viajar a República Dominicana es sinónimo de placer, disfrute y mucha alegría. Muchos son los lugares que se pueden recorrer. Un paseo por Santo Domingo, su capital visitando la parte colonial, o por Bayahibe, Samana y playa Dorada. En todos hay diversión, buena gastronomía y una excelente infraestructura hotelera.

Santo Domingo es la ciudad capital de la República Dominicana. Es una ciudad cosmopolita, pujante, cargada de un profundo pasado histórico asociado a la conquista del continente americano. Localizada al sur de la isla, la ciudad es bañada por las olas y las brisas del mar Caribe, lo que hace que sea poseedora de un clima dinámico y agradable, excelente para actividades al aire libre.

Uno de los lugares que no hay que dejar de recorrer es la zona colonial de Santo Domingo, declarada Patrimonio Común de la Humanidad por la Unesco, incluye las construcciones más antiguas creadas por los españoles; como por ejemplo, las primeras oficinas administrativas o la primera catedral del nuevo mundo.

En Santo Domingo se pueden realizar muchas excursiones, tales como recorrer la ciudad colonial, visitar sus museos, conocer la flora y fauna local en sus parques, compartir sus tradiciones y disfrutar de sus playas. En la zona colonial es donde comenzó la historia del Nuevo Mundo. Se encuentra justamente situada al lado de la desembocadura del rio Ozama. Fue fundada en 1498 y fue la primera ciudad colonial a la que la Corona española otorgó carta real. Pasear por sus angostas y viejas pero bien conservadas calles adoquinadas es un auténtico placer. Hay edificios intactos desde la época colonial. No solamente esta zona es recomendable para los aficionados a la historia, sino también para los que gusten de hacer compras, los aficionados al arte y, como no, para todos los románticos.

La Romana

La Romana es una de las 31 provincias de la República Dominicana. Está situada a 100 kilómetros de la capital, Santo Domingo, es uno de los polos turísticos de mayor importancia del país. En La Romana se encuentran algunos de los hoteles turísticos o resorts más importantes. En esta provincia también se encuentra Altos de Chavón, el cual es otro atractivo turístico de la zona con su construcción en piedra que le da un aire colonial que deslumbra a quien lo visita. Altos de Chavón cuenta con la escuela de arte y diseño de mayor prestigio del Caribe, y tiene una afiliación con Parsons School of Design de Nueva York. Esta provincia fue creada a partir de la división de la provincia de La Altagracia en 1968.

La Romana es quizás la ciudad dominicana de mayor renombre internacional, a pesar de ser una de las más jóvenes del país. Su desarrollo urbano se inicia en las primeras décadas del siglo pasado con el establecimiento en la villa de Puerto Rico Sugar Company, la cual establece el ingenio azucarero más grande del sector privado, el Central Romana.

La ciudad rápidamente se pobló con inmigrantes portorriqueños, y de islas de habla inglesa, quienes desarrollan un pueblo con una cultura propia. Aquí está Altos de Chavón, una lugar donde se respira el arte, una comunidad de artistas dedicada al intercambio cultural, una obra de gran valor arquitectónico, que evoca al espíritu creador. La temperatura promedio anual de la provincia es de 26.3ºC. La Precipitación promedio anual de lluvias es de 1,040 mm.

Debido a la regularidad del terreno, no se advierten diferencias significativas de ambos valores en los municipios que integran la provincia caribeña.

Bayahibe: es una comunidad rural de pescadores y una playa. Lugar donde la arena blanca, la pesca artesanal, las viviendas humildes, la hotelería moderna y el endemismo florístico se conjugan. Lugar de donde zarpan cientos de turistas diariamente a disfrutar de las playas paradisíacas de la isla Saona.

En las transparentes playas de Bayahibe y Dominicus los huéspedes pueden fácilmente trasladarse a las islas Catalina y Saona para observar las áreas vírgenes y protegidas del Parque Nacional del Este.

En junio de 1999, el barco Saint George se hundió a 35 metros de profundidad en frente de los Viva Resorts (Club Viva Dominicus y Club Viva Dominicus Palace). Con el hundimiento se busca recrear un habitat protegido para la flora y fauna marina, preservando así el medio ambiente de la zona. Este arrecife artificial puede ser visitado por turistas de la zona.

  Península de Samaná

 La Península de Samaná se adentra al noreste del país en el océano Atlántico rodeada de playas de fina arena blanca siendo uno de los lugares clave para observar las ballenas. Aquí se encuentra uno de los principales parques nacionales del país: el Parque Nacional de los Haitises.

Esta región ha sido durante muchos años muy independiente del resto de la isla principalmente por su dificultad de acceso. Muchos de los habitantes de esta región son descendientes de esclavos traídos desde los Estados Unidos y otros paises antillanos. Es común oir apellidos de los locales como Martin, Smith, Johnson o Green.

Muchos de los turistas llegan a esta zona con el fin de visitar el Parque Nacional de los Haitises y ver las ballenas jorobadas en el Atlántico.

La penetración de esta península en el mar hace muy fácil el observar a estos mamíferos que llegan a esta zona huyendo de las frias aguas del Atlántico Norte en los meses de invierno.

Se las puede observar nadando muy cerca de la costa. Durante su estancia en estas aguas se aparean y dan a luz a sus ballenatos.

La capital se llama Santa Bárbara de Samaná, aunque se la llama simplemente Samaná. Fué descuebierta por Colón en su primer viaje y desde aquí partió a dar la noticia del descubrimiento a los Reyes Católicos.

Destaca su Malecón o paseo marítimo donde se encuentran algunos hoteles. Desde el Malecón parte la mayoría de los barcos y excursiones por la bahía de Samaná para ver las ballenas jorobadas. .

Playa Dorada

Localizada al este de Puerto Plata al pié del más grande complejo de resorts de todo incluido del mundo, playa Dorada está protegida por arrecifes y cálidas aguas.

Mientras cualquiera puede entrar en el complejo playa Dorada, los que no son huésedes deben pagar por un boleto de entrada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario