Turismo

Puerto Deseado: de vuelta a casa

Comenzaron a llegar los pingüinos de penacho amarillo y con ellos el destino patagónico revive con su oferta de actividades y aventuras.

Domingo 11 de Noviembre de 2018

Isla Pingüino comenzó a poblar su costas con la llegada de los penacho amarillo, ritual natural que como cada año sucede en la única colonia ubicada en Puerto Deseado. Las embarcaciones de los distintos operadores en el agua, marca el inicio de la mejor aventura que, para sorpresa de grandes y chicos, estos pequeños ejemplares posan para las lentes de turistas que sorprendidos disfrutan del paso contiguo de machos y hembras, sin percatarse siquiera que hubiera alguien alrededor.

Después de la presentación en la capital de la República con nueva plataforma web, renovada folletería y los sabores patagónicos más sobresalientes, la ciudad pesquera como parte del "Corredor del Viento", inició su temporada oficial con múltiples propuestas para el turismo de todas las edades.

Combinando lo mejor de la naturaleza, historia, cultura y una exquisita gastronomía, la Ciudad costera presume de la llegada del máximo representante faunístico en Isla Pingüino, un sitio con belleza propia donde conviven los restos de una antigua factoría que procesaba grasa de lobos marinos, un imponente faro de la Armada Argentina, y una gran cantidad de fauna.

Esta colonia de penachos que maravilla a grandes y chicos es la más accesible para los turistas en todo el continente, por lo que la chance de caminar entre estos particulares animales es una experiencia que sólo puede disfrutarse en este recóndito lugar de la Patagonia. Una excursión de día completo es la opción ideal para conocer a este simpático ejemplar de pico anaranjado, plumas amarillas a los lados de su cabeza, y una llamativa forma de andar a los saltos.

Cualidades distintivas

Los pingüinos de penacho amarillo pesan alrededor de 3 kilos y alcanzan unos 55 centímetros de largo. Son los más pequeños de los pingüinos crestados. El estado de conservación de esta especie es vulnerable debido a la desaparición de un 24 por ciento de su población en los últimos treinta y dos años.

El rojo en sus ojos, en contraste con el amarillo de sus cejas genera una sonrisa y sentimiento de ternura para los turistas que tienen la posibilidad de verlos desde pocos metros, mientras ellos saltan ágilmente de roca en roca. Las hembras cuidan celosamente a sus crías, y no permiten que ellas corran peligro y para protegerlas son capaces de atacar a picotazos a los turistas desprevenidos.

Estrellas de cine, simpáticos en su andar y de gracioso atuendo, cuyo plumaje asemeja un smoking, estos representantes faunísticos comenzaron a emerger en las costas de la ciudad santacruceña para conseguir la calidad del hábitat que permitirá multiplicar la especie, con cada anidada.

Año a año, Puerto Deseado multiplica las posibilidades de tomar contacto directo con una naturaleza en ciertas zonas aún virgen, para desplegar todo su encanto y permitirnos disfrutar y conocer aún más esta ciudad pesquera, inmersa en una interesante historia de lucha y trabajo.

"Bonitos y gorditos" como los califican los compañeros de aventuras en la película de Madagascar, la única colonia de penachos amarillos poblará las costas de Isla Pingüino, recreando una llamativa ciudad de estos simpáticos ejemplares marinos que despierta la ternura y admiración de grandes, y chicos.

Aún más por conocer. Una multiplicidad de alternativas para conocer aún más en Puerto Deseado. Navegar por la Ruta de Darwin o la Ría; Museo del Tren conociendo los pormenores del tramo Deseado-Nahuel Huapi; la odisea del naufragio de la corbeta inglesa Swift, mientras patrullaba las costas sureñas en el Museo Mario Brozoski; recorrer las calles de la ciudad donde antiguamente se erigía el primer fuerte español por estos lares; más ecoturismo en Cabo Blanco llegando también a la reserva de lobos marinos, y Bosque Petrificado Jaramillo.

Si bien el penacho es una de las atracciones más fuertes de la ciudad, lo cierto es que hay mucho más para ver. La biodiversidad de Puerto Deseado es motivo de admiración en toda la región; prueba de ello es la excursión por la Ría Deseado que en un lapso de dos horas y media permite conocer lobos marinos, toninas, cuatro especies de cormoranes, ostreros y pingüinos de Magallanes.

Un secreto a voces es la impactante atracción que genera el Campamento de Darwin. Sus paisajes, dominados por enormes formaciones rocosas, son motivo de fascinación para los visitantes que se aventuran a conocer un sitio con una gran historia: Fue allí donde Charles Darwin acampó en 1833 cuando realizó una expedición por la Patagonia y fue ahí donde Conrad Martens dibujó la famosa roca triangular a pedido del naturalista inglés.

Una gastronomía exquisita y particular con preparaciones tradicionales y recuerdos de todo tipo para un turismo que no sólo quiera recordar esta maravillosa ciudad sino desear volver a seguir conociendo muchos otros rincones de Puerto Deseado.

Para mayor informacion: Subsecretaría Municipal de Turismo, San Martín 1137. Tel (0297) 4870-220. https://turismo.deseado.gob.ar/; turismo.puertodeseado@gmail.com; prensatur.puertodeseado@gmail.com; https://www.facebook.com/subsecretaria.turismo.puerto.deseado

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});