Turismo

Invierno con sabor a chocolate alpino

La localidad cordobesa de Villa General Belgrano espera un aluvión de visitantes para estas vacaciones.

Domingo 24 de Junio de 2018

Estas vacaciones de invierno, Villa General Belgrano se viste con sus mejores colores, aromas y sabores del tradicional chocolate Alpino. Desde el 7 al 29 de julio, se desarrollará la 34º Fiesta del Chocolate Alpino, que tendrá lugar en un renovado Salón de Eventos y Convenciones del destino serrano. Además, una agenda colmada de actividades recreativas conformarán un tiempo de alegría, diversión y tranquilidad para toda la familia, siempre con la tentadora compañía de un humeante y delicioso chocolate caliente.
   Durante marzo de 1985, integrantes del Centro de Comercio de la Villa se reunieron en la Confitería Ciervo Rojo con el deseo de crear una verdadera fiesta para las vacaciones de invierno en el mes de Julio. En una de esas reuniones surgió la idea que para el frío de ese mes lo mejor era un buen chocolate caliente, de ahí el nombre de la Fiesta, y para darle más cuerpo y sentido a las características de la villa habitada por inmigrantes centroeuropeos, se le sumó la palabra Alpino.
   Durante la fiesta, los aldeanos reparten a los asistentes cada fin de semana por la tarde, los pinches de frutas frescas que luego son bañadas en chocolate caliente artesanal, un manjar de los dioses. Los más chicos pueden disfrutar también de obras de teatro, magia y otros espectáculos infantiles dentro de la programación Choconiños que será la propuesta infantil de lunes a viernes, y los fines de semana la grilla se completará con números para toda la familia.
   Los viernes, sábados y domingos, con entrada libre y gratuita, habrá espectáculos para toda la familia. Entre estos se destacan la presentación de producciones folclóricas, latinoamericanas, tango y jazz, a cargo de reconocidos artistas. Por otro lado, todas las academias y grupos de danzas de Villa General Belgrano estarán presentes, representando a Alemania, España, Italia, Argentina, entre otras colectividades. La Fiesta del Chocolate Alpino cada año se renueva para brindar atracciones para toda la familia en el Salón Alpino, posicionando a Villa General Belgrano como uno de los principales destinos de Córdoba para las vacaciones de invierno, con la estrella principal que hace agua la boca: El Chocolate.
   Villa General Belgrano está situada en el departamento deCalamuchita, en la provincia de Córdoba, a 90 kiklómetros al sur de la capital provincial. Está en el Valle de Calamuchita rodeada de sierras, 9 kilómetros al norte de Santa Rosa de Calamuchita, y a 35 kilómetros, también al norte, de la ciudad de Embalse.
   La región fue habitada por los Comechingones, los cuales fueron sometidos y reducidos por la invasión española del siglo XVI y XVII. Durante el siglo XVIII hubo una importante presencia de losjesuitas en torno a la zona deLos Reartes. El paraje, conocido como Los Sauces estuvo habitado desde fines del siglo XVIII por familias criollas que se dedicaban a la agricultura y la ganadería.
   En 1929 llegó al lugar Paul Friedrich Heintze con el objetivo de establecer allí una cooperativa agrícola. Con el apoyo financiero de Jorge Kappuhn compró y loteó los terrenos, los cuales fueron ofrecidos casi exclusivamente a familias de origen alemán. En 1932 se estableciero los primeros colonos (15 familias), quienes debieron enfrentarse a duras condiciones climáticas y a la carencia de riego en el valle. No obstante, no abandonaron el lugar y lograron, en 1935, que un contingente de familias vinculadas a colegios alemanes de Buenos Aires pasaran sus vacaciones en el paraje Los Sauces. A partir de esta iniciativa nuevos colonos se sumaron a los anteriores, atraídos según sus relatos por la belleza del paisaje, dando un nuevo impulso al poblado. En 1937 recibe el nombre de Villa Calamuchita.
   En 1940, con el pueblo en crecimiento, un grupo de marineros del acorazado Graf Spee, internados bajo control judicial federal argentino, se instaló en la Villa. El gobierno alemán reclamó a la Argentina que los marineros sean entregados a ese país para ser juzgados, algo que el gobierno argentino rechazó.
   El pueblo adquirió ya desde entonces su típica impronta centroeuropea. La conjunción entre el entorno natural y la arquitectura bávara lo convierten en un sitio diferente en la región de lasSierras de Córdoba. En 1943, la situación política de la Argentina era volátil y la discusión sobre la neutralidad en la Segunda Guerra Mundial estaba en el centro del debate. Sin embargo, el gobierno argentino conservó su posición de neutralidad histórica, la misma posición que había adoptado durante laPrimera Guerra Mundial.
   Eso le permitió al país seguir comerciando con losAliados, sin que los buques mercantes argentinos fuesen atacados por los submarinos alemanes. En ese contexto una bandera argentina fue quemada en el pueblo. Tres de los marineros internados fueron acusados del hecho, pero no hubo pruebas de ello. Sin embargo, en razón del episodio, la Legislatura Provincial decidió cambiar el nombre a Villa General Belgrano, en homenaje alcreador de la bandera argentinay se estableció como día de fundación el 11 de octubre de 1932.
   La Villa fue declarada municipio en 1953 y, en octubre de 1957, se realizó una gran fiesta con motivo del asfaltado de la calle principal. Esta celebración fue el origen de la Fiesta de la Cerveza, declarada de interés provincial en 1967 y denominada "Fiesta Nacional de la Cerveza" desde 1980. La "Oktoberfest" argentina es la más importante, después de las que se celebran en Alemania, y cada año atrae más de 150.000 visitantes a la localidad.A esta celebración, la más conocida del pueblo, se le suman otras como la Fiesta de la Masa Vienesa, la Fiesta del Chocolate Alpino, la Feria Navideña y el Carnaval Tirolés, que configuran un calendario de eventos que testimonia la vocación turística de la población.
Artesanías
   La localidad se destaca por sus artesanías en madera, así sean los carteles de todos los comercios, y las diferentes decoraciones que tiene el pueblo, esculturas de maderas, macetas con formas de barriles y flores por todo el centro. También cuenta con una gran cantidad de fábricas de cervezas artesanales, las cuales son elaboradas de diferentes sabores. En 2015 se conformo la Cámara de Cerveza, formada por ocho de las más importantes visitas, en ellas el visitante podrá conseguir visitas guiadas para ver su elaboración y degustación. También se pueden visitar fábricas de alfajores y chocolates, y adquirir en diferentes comercios la elaboración de embutidos.

Paseos
   Cerro de la Virgen y Pico Alemán. Sobre el cordón de las Sierras Chicas, estos dos picos ofrecen la posibilidad de un ascenso a pie, para acceder a una hermosa vista panorámica del pueblo y del valle. En el cordón de las Sierras Chicas, sobre la ruta Nº 5, se encuentran dos picos a los que se puede llegar caminando, accediendo a las mejores vistas panorámicas de Villa General Belgrano y del Valle de Calamuchita. Se trata del Cerro de la Virgen, a 1.250 metros sobre el nivel del mar (msnm) y el Pico Alemán, ubicado unos metros más adelante. El ascenso es de 1.700 metros desde la base Cerro de La Virgen hasta la cima.
   A esto debe sumarse el descenso, lo que implica que el recorrido total sea de 3.400 metros. La base del cerro está a 820 msnm, y la cumbre a 1.250 msnm, lo que implica un ascenso de 430 metros de diferencia. El tiempo de ascenso es de 45 a 50 minutos, con pendientes de hasta 45º.Para realizar este itinerario se debe tener en cuenta la topografía del sector.
   Cómo llegar: Sobre la ruta, a 300 metros hacia el sur de la entrada principal de Villa General Belgrano, se encuentra la entrada al paseo y un pequeño sendero que conduce a la cumbre de las sierras. Sólo se puede acceder a pie, y se llega luego de 45 minutos de caminata constante. Luego de un ascenso de 430 metros se puede apreciar una vista panorámica de Villa General Belgrano y el resto del Valle de Calamuchita, destacando las Sierras Grandes y los espejos de agua de los diques Los Molinos y Embalse de Río Tercero.
   Recomendaciones: Se debe ir concalzado cómodo pero no con hojotas, alpargatas ni sandalias. Preferentemente zapatillas o calzado con agarre al terreno y sostén de tobillo en lo posible. Siempre se deben tener en cuenta los horarios y las temperaturas que en algunas ocasiones superan los 30º C en verano. Es recomendable hacerlo entre las 9 y las 13, o bien por la tarde, antes de las 18. La permanencia nocturna es peligrosa en el área por ello se debe bajar en horarios de luz diurna. Llevar gorra o sombrero y mucha agua, ya que no existen vertientes en el trayecto del sendero.

Pozo Verde y Quebrada de la Zarzamora


   Los senderos de las Sierras Chicas nos conducen hasta llegar a una olla de agua rodeada por intensos verdes, donde reinan la zarzamora y los zorzales. Se trata de un paseo natural que ofrece una caminata por el arroyo entre vegetación autóctona y montañas.los rayos del sol se filtran entre los helechos y sólo se escucha el rumor delagua y el canto de los pájaros.La caminata continúa hasta el Cerro Mirador, donde se puede apreciar una hermosa vista del pueblo.
   El Pozo Verde se encuentra a 760 msnm y la topografía existente en la zona es por erosión. El Pozo Verde es una olla natural de un intenso color verde en medio de una frondosa vegetación. Siguiendo por un sendero se llega al Cerro Mirador, desde donde se tiene una linda vista del Valle. Bajando por su ladera se vuelve al punto de partida. El Cerro Mirador tiene una altura de 845 msnm
   Cómo llegar: Partiendo de la entrada norte del pueblo, sobre la ruta Nº 5, a 600 metros hacia el norte se encuentra el acceso que lleva al Pozo Verde, la Quebrada de la Zarzamora y el Cerro Mirador. Desde la ruta se puede ingresar con vehículo hasta un estacionamiento dentro del paseo, desde donde se puede continuar sólo caminando o a caballo.
   Desde allí se emprende una caminata de 15 minutos para llegar al Pozo Verde. El sendero está marcado a la orilla del agua, y es de baja dificultad ya que no presenta pendientes pronunciadas. El camino que lleva al Cerro Mirador, de intensidad intermedia, debido al ascenso, ofrece una caminata de 20 minutos que se puede realizar desde el mismo Pozo, adentrándose en las sierras, para culminar con una bella vista panorámica de la zona.

Cristo Grande

   Una imponente figura tallada en madera, de gran tamaño y en un elevado lugar. Para llegar en vehículo, a caballo, en bicicleta o caminando. Talla en madera de un Cristo crucificado de 2 metros de altura, realizada por el escultor Harald Hanz entre 1938 y 1942 y restaurada por el artesano Romano en el año 2000. El Cristo es de madera de roble del Chaco y la cruz es de lapacho. Este Cristo tiene los ojos abiertos lo cual es una particularidad ya que hay pocos en el mundo.
   Cómo llegar: Desde la Plaza José Hernández tomando por avenida Julio A. Roca en dirección sur hasta llegar al Centro Recreativo Municipal. Una vez allí, se gira a mano derecha por calle Corrientes, para tomar el camino a La Cumbrecita, recorriendo 4 kilómetros hasta llegar al Cristo Grande.

Paseo de los Arroyos

   A sólo dos cuadras del centro, corren los arroyos en un marco de naturaleza y tranquilidad, para recorrer caminando y descubrir el verde de su vegetación. Allí se podrán conocer los rincones más pintorescos de los tres arroyos que cruzan la Villa (El Molle, El Sauce y La Toma), una actividad muy saludable que lo acercará a la naturaleza.
   Cómo acceder: Partiendo desde la Plaza José Hernández, por calle Selva Negra se llega hasta el vado del arroyo La Toma. En ese punto se toma el sendero peatonal hacia la derecha y se puede recorrerlo a lo largo de 800 metros, aproximadamente, hasta el Centro Recreativo Municipal, caminando a la vera del curso de agua bajo la sombra de los árboles. Este paseo se encuentra a dos cuadras del casco céntrico. El sendero al lado del arroyo,muy visitado por los turistasy los vecinos de la localidad, seconvirtió en un lugar alternativo para recorrer el pueblo. Ofrece gran vegetación autóctona y exótica, tranquilidad y silencio, espacios para descansar y tomar unos mates, para realizar ejercicios físicos, correr o simplemente disfrutar del pintoresco paisaje. Desde hace un tiempo el paseo es acompañado por un pastor y sus ovejas que recorren los arroyos manteniendo el pasto corto y convirtiéndose en un atractivo para la familia y principalmente para los niños.

Cerro de la Virgen y Pico Alemán

   Este es el paseo más difícil para hacer pero es el punto más alto del pueblo de donde se tienen las mejores vistas panorámicas. Es un ascenso de una hora más o menos por un sendero de las Sierras Chicas. No es recomendable para niños pequeños o adultos mayores, ya que el camino es en subida y con muchas piedras.
   Luego de llegar a la cima del cerro en donde hay una figura de la Virgen del Valle, si se continúa el sendero unos pocos metros más se puede llegar al Pico Alemán. La forma más fácil de llegar al acceso del paseo es saliendo a ruta Nº 5 por calle Ojo de Agua y de allí hacer 400 metros hacia la derecha sobre la banquina de mano izquierda de la ruta.
Rutas de acceso Cómo llegar a Villa General Belgrano en auto desde Rosario: autopista Rosario-Córdoba o ruta Nº 6, hasta la ruta provincial Nº 5.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario