Turismo

Homenaje al tango

El monumento está emplazado en la plazoleta ubicada en Puerto Madero y representa el espíritu del tango: música, danza, canto y poesía.

Domingo 20 de Julio de 2008

Esta obra representa el espíritu del tango: música, danza, canto y poesía. Su forma de fuelle remite al instrumento emblemático, sin atarse a su detalle se envuelve sobre sí, elevándose, para abrirse y proyectarse hacia el espacio, en un juego seductor y un fuerte contrapunto de forma, ritmo, armonía y movimiento”, reza el texto de una de las placas colocadas en los rincones del entorno del Monumento al Tango.

Ese texto está también en la memoria descriptiva que los autores, Alejandro Coria y Estela Trebino presentaron en el concurso de Arte Urbano en homenaje al Tango, donde resaltaron sus condiciones artísticas con el seudónimo “Virulazo”, entre 71 postulaciones y ante un jurado compuesto por los arquitectos Clorindo Testa, Silvia Eajrcy, José María Peña, los escultores César Fioravanti, Raúl Santana y Carlos Estévez, la licenciada Nora Hoschbaum, el ceramista Pablo Edelstein y la profesora Anamaría Micheli.

  Los autores recibieron $25.000 como premio y la entronización de su obra en la plazoleta ubicada en el bulevar Azucena Villaflor (la continuación de la avenida Belgrano) justo en la intersección con la avenida de los Italianos, en el mismísimo Puerto Madero.

  La idea fue del periodista y productor Rubén Reale, vastamente especializado en tango, quien lanzó la convocatoria desde su programa radial “Por Siempre Tango”. Tenía a su lado, muy comprometida como siempre, a Anamaría Micheli (“Cachito, Cachito, Cachito mío” ¿se acuerda?) y adhirieron al proyecto 17 instituciones de la música y la cultura. Los dos pioneros y los representantes de cada una de aquellas instituciones conformaron una sociedad civil sin fines de lucro: “Comité Pro Monumento al Tango”. Los apoyaron con bailes, show y diversos espectáculos para conseguir fondo, 300 destacados intérpretes, músicos, bailarines de tango. Buscaron y recibieron aportes de calificadas empresas, que contribuyeron a hacerlo posible.

De interés turístico nacional

Hoy, después de siete años de denodados esfuerzos, tiene el interés turístico nacional y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ya pertenece a la ciudad y engalana uno de los paseos más nuevos y elegantes de la oferta turística porteña. En sus alrededores, la avanzada inmobiliaria se hace notar: una al lado de otra se levantan imponentes torres y hoteles de calificación internacional.

  Para no perder sus orígenes bien populares, por otra parte, el Monumento al Tango se tutea con la Costanera Sur donde los fines de semana, mesitas, sillas y reposeras caseras se desparraman en el prolijo verde de inmensos canteros que permiten el picnic, el mate y todo tipo de recreación incluido algún piquete futbolístico.

Visitantes de todo el mundo

Frecuentada por habitantes de Barracas, San Telmo, Montserrat, vecinos que no suelen regodearse diariamente con el verde, aunque esto no es óbice para que acudan también, visitantes de todas las latitudes atraídos por un monumento erigido en homenaje a un género musical: una primicia en el mundo.

Los extranjeros suelen preguntar dónde se encuentra y demuestran mucho interés en visitarlo.
  Los entrados en años y memoriosos, recordarán que en este lugar bajaban por las espléndidas escalinatas por donde era chic, allá por los ’20, tomar fresco en verano.

En los oídos de quien quiera oírla, resonará la historia de los abuelos, referida a que en el ’30, con mallas enterizas y pudorosas, los bañistas frecuentaban esa playa de 6 a 11 y de 15 a 19.       

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario