Turismo

Entre cocoteros y manglares

El resort de cinco estrellas Summerville Beach Resort se destaca por brindar unas vacaciones inolvidables a turistas, mieleros y familias con niños.

Domingo 14 de Octubre de 2018

El nordeste brasileño no sólo es reconocido por sus playas paradisiacas, sus aguas cristalinas y su clima tropical, si no que los turistas eligen este destino debido a sus instalaciones de primer nivel, la calidad de sus servicios y la atención personalizada.

   Es así, que el Summerville Beach Resort, ubicado en la playa de Muro Alto, reúne confort y calidad en 70 mil metros cuadrados, a orillas del mar, rodeado de cocoteros y manglares tropicales. Referente en hospitalidad y turismo, y asociado al Porto de Galinhas Convention & Visitors Bureau, el resort invita a los turistas a vivir una estadía única en su complejo hotelero.

   Destacado por sus inmensas instalaciones, el hotel cuenta con doscientas unidades divididas en departamentos, suites y búngalos con vista al mar. Todas las habitaciones se encuentran equipadas con televisores LCD, aire acondicionado, wifi y minibar. Para aquellos que buscan exclusividad y confort, los búngalos son la mejor opción, ya que cuentan con dos pisos con cocina americana, sala de estar e hidromasaje.

   El Summerville propone distintas actividades recreativas para sus huéspedes. Practicar distintos deportes es una opción recomendada debido a que el complejo cuenta con canchas de tenis, beach volley, fútbol de playa y otra polideportiva. También se encuentra disponible la pista de atletismo, el fitness center y el centro para la práctica de golf y arco y flecha.

   Sumergirse en la inmensa piscina con tobogán, disfrutar del spa y del hidromasaje al aire libre, las cascadas e islas con jardines tropicales son otras alternativas para aquellos que buscan diversión en sus vacaciones. El Summerville es uno de los hoteles más elegidos por las familias, ya que brinda un espacio exclusivo para los más pequeños, entre ellos ofrece una sala de arte, cine y una cocina con un mercado ficticio y mesa de picnic.

   Para los adultos también hay opciones. El Pub Sport Bar, ambientado en los tradicionales pubs ingleses, cuenta con un menú especial de aperitivos y bebidas, una mesa de pool y un gran escenario para disfrutar de distintas presentaciones. El Espacio Chandón, ubicado a la orilla del mar, es otra alternativa que invita a sus huéspedes a relajarse, disfrutar de la naturaleza y ver la puesta del sol.

   Degustar de la gastronomía pernambucana es parte de la experiencia que brinda el resort. Sus dos restaurantes –el tradicional Siete Mares y el Quebramar– ofrecen platos nacionales e internacionales, destacando la cocina culinaria pernambucana. Este último ofrece una vista deslumbrante para disfrutar de una cena romántica, a la luz de las velas y con vista al mar.

   El resort reserva para las parejas de luna de miel un exclusivo bungalow nupcial con una vista paradisiaca frente al mar, mini cocina, hidromasaje y cama King size.

   La región de Porto de Galinhas se ubica a 60 kilómetros al sur del centro de Recife y a 50 kilómetros del Aeropuerto Internacional Dos Guararpes. Surge de una Villa de Pescadores y cuenta con más de 18 kilómetros de playas de arenas claras y aguas esmeralda, alejadas del barullo de la ciudad.

   Además, posee una infraestructura hotelera de nivel internacional y una gastronomía diversa. Por otro lado tiene varios ingenios azucareros para interesados en actividades industriales. En la actualidad, se consolida como uno de los destinos más atractivos y ofrece amplias opciones de hospedaje, gastronomía, comercio y entretenimiento durante el día y la noche.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario