Turismo

El Reino Unido en 15 días

Londres, Cambridge, Edimburgo, Yorkshire, Liverpool, Manchester y Bath, una invitación para adentrarse en la historia sajona.

Domingo 14 de Enero de 2018

Reino Unido es Edimburgo y los Highlands, recomendado ir tres días. Allí podrán conocer no sólo la cultura celta, sino también edificaciones más que importantes de Escocia como la Catedral Saint Giles y el Castillo de Edimburgo, también se puede visitar la Real Academia Escocesa, La galería Real y el Museo Real de Escocia.
   En Escocia están los Highlands, silvestre, salvaje y misterioso. Una zona de poca población, montañosa y de tamaña naturaleza que puede ser apreciada visitando los valles y lagos que rodean a los antiguos castillos. Recomendado visitar el famoso y mítico Lago Ness.
   En el norte de Yorkshire se ubica una histórica y llamativa ciudad, York. Se recomienda pasar un día allí. Una arquitectura interesante y compacta con calles angostas, una pequeña zona urbana, y 100% estilo inglés. Se pueden conseguir trenes con una duración de dos horas tanto desde Londres como de Edimburgo.
   ¿Cuáles son las principales cosas para ver en York? Visitar la catedral York Minister con muchos años de antigüedad, se recomienda hacer el tour guiado para poder conocer bien su historia. También se recomienda, para poder viajar en el pasado y contactarse con la era vikinga, ir a Jorvik Viking Centre.
   Otra atracción es caminar por la muralla que recorre todo el centro de la ciudad y aproximadamente se recorre una hora con un gran pantallazo de la ciudad. Se recomienda hacer un picnic en las ruinas de la abadía de St Mary, donde hay unos lindos jardines para tomarse un ratito y contemplar. Para conocer un poco los castillos medievales de York pueden ir a la Torre de Clifford, torre construida por Guillermo El Conquistador, y reconstruida luego en el siglo XIII por Enrique III. Para los que quieran ir a museos pueden ir al Museo de Yorkshire y al Museo York Castle.
   Liverpool, conocida ciudad por ser la ciudad testigo de una de las bandas de rock más grandes del mundo y que sin duda han dejado y dejarán una importante huella, The Beatles. Allí podrán encontrar pubs, museos y demás lugares temáticos en torno a los Beatles. Un must es a Cavern Pub, lugar donde por vez primera tocó esta banda icónica y recorrer el museo The Beatles Story, uno de los atractivos más grandes de la ciudad. También se recomienda visitar la Catedral de Liverpool y la Metropolitana.
   Para los amantes de la historia y de las revoluciones que han marcado un antes y un después en las formas de producción y relación de la humanidad, Manchester es una ciudad que tiene bajo su nombre el emblema de la Revolución Industrial. Deben ir al Museo de la Industria y de las Ciencias para conocer un poco sobre la historia. Es recomendable ir dos días.
   Y, por último, pero no por menos, Bath, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por su importancia en su arquitectura. Se recomienda caminar la ciudad y pasar por la calle Great Pulteney, ir al Royal Victoria Park, pasar por el Puente de Pulteney, entre otras atracciones. Con un día está bien.
   Es interesante saber que las ciudades nombradas se conectan por trenes, viajar en tren puede también ser toda una linda experiencia en su pase por Reino Unido.


Londres gastronómica

A pesar de que la ciudad de Londres es una de las más caras del mundo, el precio de los restaurantes es bastante accesible y no hay que gastar una fortuna para comer. Algunos restaurantes pueden cargar algún impuesto opcional por cubierto. Si no se dispone de suficiente tiempo o dinero, en Londres se pueden encontrar gran cantidad de establecimientos de comida rápida; las hamburgueserías, kebabs y pizzerías son fáciles de localizar en cualquier parte de la ciudad.

   Hay algunos platos típicos que son imperdibles. Aunque en Londres es posible encontrar comida de todas las nacionalidades y procedencias, también se cocinan platos típicos británicos entre los que se pueden destacar los siguientes: Fish and chips, pescado (generalmente merluza) rebozado y frito acompañado de papas fritas, es el plato más típico de Londres. Roast beef (carne de ternera a las brasas), Steak and kidney pie (pastel relleno de ternera y riñones), Yorkshire pudding (oblea de masa al horno en forma de cuenco), Baked Beans (tostada con arvejas), Apple Pie (pastel de manzana caliente).
A la hora del té
   La tradicional ceremonia del té que comenzó en el siglo XVII continúa formando parte de los tópicos y la vida de los ingleses. La infusión que en el pasado pasó a formar parte de la vida cotidiana de la clase alta inglesa, es hoy en día una de las bebidas más extendidas de la ciudad capital.
   Pero por el ritmo de la vida actual se está perdiendo la costumbre de tomar el té como un acto de tranquilidad y socialización, es algo que los ingleses continúan haciendo siempre que disponen de tiempo o para la celebración de ocasiones especiales.
   Algunos de los mejores lugares para disfrutar de la ceremonia del té son los hoteles de lujo de la ciudad donde, por un módico precio (que suele superar las 30 libras), se puede relajar al calor de una taza de té como los hacían los antiguos londinenses. Otro lugar ideal para tomar el "afternoon tea" es la Orangerie del Palacio de Kensington, aunque el precio puede parecer algo excesivo. La ceremonia incluye diferentes tipos de té y se ofrecen pasteles y sándwiches.
Zonas recomendadas
   Aunque se pueden encontrar restaurantes y puestos de comida rápida en cualquier parte de Londres, algunas de las zonas más recomendables son el barrio de Covent Garden, los alrededores de Leicester Square y la zona del Soho. Los amantes de la comida china pueden encontrar su paraíso particular en Chinatown, donde varios restaurantes ofrecen menús muy completos.
   Al ser una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, se puede encontrar cualquier tipo de comida a cualquier precio, desde pequeños restaurantes económicos hasta templos gastronómicos con altísimos precios.



¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario