Turismo

El corazón del lago

Río Negro > Bariloche. A 832 kilómetros de Viedma, en el corazón del Parque Nacional Nahuel Huapi al sur del lago del mismo nombre, se levanta San Carlos de Bariloche. Esta ciudad, particularmente dotada por la naturaleza tiene, además, una población empeñada en satisfacer los requerimientos de los miles de turistas que visitan la zona, lo que la convierte en la capital de los lagos del sur.

Domingo 16 de Diciembre de 2007

A 832 kilómetros de Viedma, en el corazón del Parque Nacional Nahuel Huapi al sur del lago del mismo nombre, se levanta San Carlos de Bariloche. Esta ciudad, particularmente dotada por la naturaleza tiene, además, una población empeñada en satisfacer los requerimientos de los miles de turistas que visitan la zona, lo que la convierte en la capital de los lagos del sur.

  En verano, la oferta de actividades para hacer se amplía con la práctica de pesca, trekking, cabalgatas, raffting y la totalidad de sus tradicionales excursiones a los puntos más atractivos de zona, incluido el viaje a Chile por los lagos.

  La infraestructura de la zona es muy completa en cuanto a alojamiento y gastronomía, con una amplia variedad de precios tanto para viajeros sofisticados (por ejemplo el super hotel Llao Llao) como de jóvenes de bajo presupuesto (campings y cabañas).

Paisajes de montaña

La ciudad de San Carlos de Bariloche se caracteriza por su paisaje de montañas, bosques, lagos y ríos cristalinos. Además de sus altas cumbres de los Andes, algunas de las cuales se mantienen cubiertas de nieves glaciares durante todo el año.

  Esta ciudad, particularmente dotada por la naturaleza tiene, además, una población empeñada en satisfacer los requerimientos de los miles de turistas que visitan la zona, lo que la convierte en la capital de los lagos del Sur.

  Si bien tiene atractivos para disfrutar todo el año, en invierno se convierte en una de los centros turísticos nacionales más visitados del país, sobre todo a partir del esquí en el Cerro Catedral.

  En San Carlos de Bariloche y las zonas aledañas existe una amplia variedad de actividades para hacer y lugares por conocer:

 Centro Cívico: Es la gran zona turístico de la ciudad, en cualquier época del año. En sus alrededores se encuentran los principales comercios, y las arterias más importantes del lugar, las calle Mitre, en menor medida la calle Moreno, y las transversales a estas.

Fábricas de chocolates

Por esas vías se ubican una gran cantidad de fábricas de chocolate —un verdadero clásico de la ciudad (comprar chocolate x kilogramo cuesta entre $ 16 y $ 30; los dulces regionales, entre $ 5 y $ 8)—, venta de ahumados, tejidos, varios restaurantes, lugares de comida rápida, agencias de turismo y una interesante variedad de locales relacionados a la movida nocturna y, en particular, al rubro espectáculos. El Centro Cívico, el primero del país —data del 17 de Marzo de 1940— está construido con madera de ciprés, alerce y piedra toba extraída del cerro Carbón. Su plaza principal alberga al monumento a Julio A. Roca, declarado Monumento Nacional en el año 1987. Alrededor de la plaza se ubican los edificios donde funcionan la Policía, ex Correo (hoy sala de exposiciones), ex Aduana, Secretaría Municipal de Turismo, Municipalidad, Museo y la Biblioteca Sarmiento. En la torre, ubicada sobre la Municipalidad, hay un enorme reloj en el cual a las 12 y a las 6 de la tarde aparecen 4 figuras representativas de la zona: el indio, el misionero, el conquistador y el labrador.

  Levantada en 1946, bajo el nombre de Nuestra Señora del Nahuel Huapi, pertenece a la Administración de Parques Nacionales y fue declarada Monumento histórico Nacional.

  El edificio se dispone en forma de cruz latina, con su cabecera orientada exactamente al Este. De esa forma, el sol ilumina adecuadamente su interior a través de los vitrales. Sus muros se componen de piedra y se unen a los techos de color negro, culminando esta obra de 69 metros de altura una aguja del campanario.

Parque Nahuel Huapi

Sobre las tierras donadas por el Perito Francisco Pascasio Moreno el 6 de noviembre de 1903, entre Río Negro y Neuquén, se constituye el núcleo de este paraíso ecológico y paisajístico. Su lago más importante es, por supuesto, el Nahuel Huapi con sus frías aguas y su azul intenso. Hermosas islas como Fray Menéndez, Huemul o la famosa Isla Victoria se encuentran en su interior.

 En esta inmensa zona, de 705.000 hectáreas, pueden observarse con frecuencia ejemplares de huala o macá grande, gaviotas, cauquenes, bandurrias, chucao y cóndores, pero muy rara vez puede el visitante toparse con ciervos pudú, huemul, el puma y el huillín o lobito de río patagónico.

A los cerros cercanos se puede subir por las aerosillas al cerro Campanario, en el kilómetro 17,3 de la avenida Bustillo, y apreciar la vista de los lagos, de la ciudad, de la zona Llao Llao y los cerros.

Otra posibilidad es subir al cerro Otto ya sea en el teleférico (Avenida Pioneros kilómetro. 5), en auto o bien caminando por un sendero, que sale desde el km. 4 de la avenida. Pioneros. Allí se visita el centro de deportes invernales Piedras Blancas, un excelente lugar para esquiar o andar en trineo.

Quienes quieran tomar algo caliente, podrán hacerlo en la confitería giratoria. Además, es posible llegar hasta el refugio del cerro y conocer la casa del pionero Otto Meiling, actualmente transformada en museo.

Colonia Suiza

Se trata de una pequeña población fundada por colonos suizos y franceses. Para llegar hasta allí, hay que tomar el camino de tierra, muy bien señalizado, que sale a la altura del kilómetro 20 en el Circuito Chico.

Aquí lo principal del lugar es la pintoresca feria artesanal, donde el turista podrá deleitarse con una gran diversidad de productos regionales. En tanto bien vale una visita al Museo Los Viejos Colonos, que está ubicado en la antigua casa de unos de los primeros pobladores de la zona. Allí el viajero se pone en contacto con la historia.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario