Turismo

Chubut, con el corazón mirando al sur

Conocida en el mundo como puerta de ingreso a Península Valdés, Puerto Madryn también es ciudad balnearia, con muchos kilómetros de playas y mar cristalino, ideal para practicar deportes náuticos

Domingo 21 de Enero de 2018

Puerto Madryn es conocida en el mundo entero como puerta de ingreso a Península Valdés, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por alojar gran diversidad de fauna marina y aves. Pero también, Madryn es una ciudad balnearia, que en enero y febrero recibe una gran cantidad de visitantes, atraídos por sus playas de arena blanca y las características del Golfo Nuevo: un mar cristalino y muy calmo, ideal para practicar snorkeling y deportes náuticos como windsurf, vela, kayak, stand up paddle y yoga.
   Para esta temporada de verano, Puerto Madryn tiene una agenda de eventos que incluye recitales gratuitos, mucho teatro, eventos deportivos y conferencias. El 20 de febrero la ciudad ofrecerá un recital de Los Auténticos Decadentes. Por otro lado, el 24 de febrero, por primera vez en la Patagonia, va a dar una conferencia Laura Gutman; del 14 al 28 de enero se realiza el XII Festival Nacional de Teatro "Teatrazo"; y el 25 de febrero se corre la carrera Guanaco Cross 5 K - 25 K, por la zona costera de Madryn, con epicentro en la playa de Cerro Avanzado.
Playas y balnearios
Desde el muelle en el centro de la ciudad hasta el Monumento al Indio hay kilómetros y kilómetros ininterrumpidos de playa para caminar, correr, estirar el pareo y pasarse el día frente a las aguas calmas del Golfo Nuevo. Las playas siempre son anchas, pero cuando la marea está baja, desde la Rambla puede haber varias cuadras de arena hasta llegar a la orilla. Por eso, salvo que uno busque lo contrario, es muy fácil encontrar un lugar aislado, propio, y que a la vez esté cerca de un parador con todos los servicios. En cuanto al clima, en verano las temperaturas máximas alcanzan los 35º C y en el agua, ronda los 18º.
   En toda la la costa de Madryn hay rambla, ideal para andar en bicicleta, skate o rollers, y balnearios accesibles con exquisitas cartas de almuerzo y cena, y diversas propuestas de actividades al aire libre. Entre los paradores destaca Coral, Náutico Bistró de Mar, Popeye, Sara, Municipal PMY y Yoaquina. En muchos de ellos se ofrecen clases de windsurf y kite, paseos en kayak, alquiler de tablas y clases de stand up paddle y yoga, bautismos de buceo y snorkeling con lobos marinos en Punta Loma.
   Otra propuesta que se disfruta mucho en esta temporada es el paseo náutico por el Golfo Nuevo, con el catamarán Regina Australis, que tiene restaurante a bordo y un deck en cubierta para tomar sol y disfrutar de las vistas de Puerto Madryn desde el agua. Por otro lado, durante la temporada también se organizan ferias, encuentros deportivos y espectáculos al aire libre y de acceso gratuito.
Gastronomía y noche
Puerto Madryn apuesta fuerte hace muchos años en lo que respecta a la gastronomía. Tiene uno de los festivales más antiguos e importantes de toda la Patagonia, Madryn al Plato, y una oferta de productos locales y cocinas que sorprenden a sus visitantes. Cordero, algas wakame y salicornias, cristales de sal, langostinos, navajas y calamares protagonizan las cartas de los restaurantes de la ciudad.
Fauna y Península Valdés
La temporada de avistaje de la Ballena Franca Austral se estira más y más cada año, pero aún no llega a los meses de verano. En época estival, en los alrededores de Puerto Madryn y en Península Valdés, se puede ver una gran diversidad de aves, toninas y delfines, lobos y elefantes marinos.
   También se quedan hasta el mes de abril los pingüinos de Magallanes, que en Punta Tombo tienen la colonia continental más grande del mundo, con más de un millón de ejemplares. Otras colonias muy interesantes son las de Estancia San Lorenzo y Reserva El Pedral, en Punta Ninfas.
   Por último, las orcas convocan a fotógrafos de todo el mundo entre los meses de septiembre y abril. En la Reserva Punta Norte, con un poco de suerte, se puede ver cómo se varan intencionalmente en la playa para alimentarse.
Cultura y ciudad
La ciudad de Puerto Madryn tiene un apretada grilla de actividades, muestras y espectáctulos durante la temporada. Se montan escenarios al aire libre en la rambla, se convocan bandas locales y nacionales para dar shows gratuitos, se organizan ferias de productores y de artesanías, y encuentros deportivos de kitesurf, carreras de MTB, maratones nocturnas, triatlones y torneos de beach voley, por mencionar algunos.
   Todo esto se suma a las propuestas culturales disponibles todo el año, como las visitas al Ecocentro y al Museo Oceanográfico, los recorridos guiados por el Centro Nacional Patagónico (Cenpat), dependiente del Conicet, y las muestras en el Museo Municipal de Arte.

Precios de referencia

• Península Valdés y Punta Tombo: El ingreso al área natural protegida Península Valdés cuesta $ 220 para residentes nacionales. El ingreso a la colonia de pinguinos de Magallanes Punta Tombo cuesta $ 125 para residentes nacionales.

• Estancias: Hay varias estancias rurales en las inmediaciones de Puerto Madryn. Por ejemplo, una visita guiada, con almuerzo y visita a su colonia de pinguinos en San Lorenzo, cuesta desde US$ 80 por persona.

• Snorkeling con lobos marinos: Esta excursión se extiende unas dos horas, incluye el equipo de snorkeling, traje de neoprén y la navegación hasta Punta Loma, y cuesta $ 2.000 y $ 2.800 por persona. También se ofrecen buceos y bautismos.

• Deportes náuticos: Las clases individuales cuestan $ 550, y un curso completo de seis clases, $2.000. También se alquilan equipos para stand up paddle ($ 350) y se ofrecen clases de stand up yoga ($ 380)

Más información en www.madryn.travel

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario