La Región

Totoras: exigen nueva ordenanza contra fumigaciones

Piden que se establezca un límite de 500 metros de zonas habitadas. La Justicia ordenó modificar la reglamentación actual que fija apenas 100 metros

Domingo 10 de Diciembre de 2017

Un grupo de vecinos de Totoras que desde hace años viene bregando contra el uso indiscriminado del glifosato manifestó ante el Concejo Municipal de esa localidad su reclamo en pos de una ordenanza que impida la aplicación del agrotóxico a menos de 500 metros de las zonas urbanas. No obstante, desde el cuerpo deliberativo les explicaron que no iban a dar ese paso y les propusieron algún tipo de gradualismo o soluciones intermedias.

Disconformes con esta respuesta, los vecinos anticiparon que volverán a movilizarse al Concejo el próximo jueves 14 de diciembre.

El grupo Vecinos Autoconvocados por la Vida-Totoras se manifestó el miércoles último en el Concejo Municipal, en busca de una nueva ordenanza que los proteja ante las fumigaciones.

Esta fue la segunda vez en el último tiempo, ya que también habían concurrido a la sesión del jueves 23 de noviembre pasado, cuando plantearon los reclamos de los vecinos afectados por las aspersiones, se pidió al municipio que haga cumplir la ordenanza, y también se solicitó al Departamento Ejecutivo municipal información sobre las actas de infracción que se hubieran realizado en los últimos dos años.

El pedido puntual al Concejo fue que se sancione un proyecto de ordenanza que proteja la salud de los vecinos y que se respeten, por lo menos, 500 metros para fumigar en zonas pobladas.

El grupo había dejado a consideración de los ediles un proyecto de ordenanza hace un par de meses para que los diferentes concejales pudieran revisarlo, ya que la Justicia de la provincia emitió un fallo a su favor declarando inconstitucional fumigar a 100 metros de zonas urbanas.

El Concejo respondió que previamente querían escuchar al sector de los productores agropecuarios. Esto causó el rechazo de los vecinos ya que se fueron sin ningún tipo de respuesta concreta, a la vez que se quejaron de que los ediles tampoco demostraron haber podido trabajar en la ordenanza.

Los impulsores de la propuesta presentes en el Concejo manifestaron la necesidad de que el tema "se tome con la seriedad y la rapidez que merece, para que los vecinos de Totoras puedan vivir sin miedo a los agrotóxicos".

Fallo judicial favorable

La agrupación viene luchando hace tiempo contra el abuso de los agroquímicos. En enero de 2016, un fallo del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nº 6 de Cañada de Gómez determinó como procedente la acción de amparo presentada por una agrupación de vecinos de la ciudad de Totoras, mediante la cual habían objetado una ordenanza que flexibilizaba la aplicación de agroquímicos en cercanías de viviendas rurales.

La medida judicial consideró "inconstitucional e inconvencional" el articulado de la ordenanza sancionada que establece que se pueda fumigar a partir de los 100 metros de espacios habitados.

En el mismo documento, la Justicia exhortaba al municipio para que, a través de las autoridades que correspondan, se formule una nueva ordenanza que se adecue a la ley provincial de fitosanitarios Nº11.273 y su decreto reglamentario, que establece 500 metros como límite a partir del cual se pueden aplicar agrotóxicos.

La demanda judicial había ido contra la modificación realizada por el Concejo el 29 de diciembre de 2014 a la ordenanza Nº 831/09 que regula la aplicación de fitosanitarios en el distrito y redujo la distancia de línea agronómica —aquella dentro de la cual no se pueden asperjar químicos agrarios—, a 100 metros.

Ante esto, la agrupación "Vecinos Autoconvocados por la Vida de Totoras" inició una serie de acciones que se sumaron a la larga lucha que durante años vienen llevando adelante vecinos para vivir en un ambiente más sano. Esta resolución judicial iba en línea con el llamado "fallo San Jorge" del año 2009 en una situación similar en la ciudad del departamento San Martín.

Todo sigue igual

No obstante, en Totoras nada ha cambiado en la reglamentación cuestionada. Por eso, los vecinos continúan insistiendo en que el Concejo fije el límite de 500 metros de las viviendas.

En la reunión del último miércoles, desde el cuerpo manifestaron que no había ni el consenso ni la voluntad política suficiente para avanzar en el sentido reclamado. "Algunos están convencidos de que el glifosato no hace nada, y otros no quieren pagar el costo político de una medida que vaya contra los intereses de los productores", argumentó uno de los ediles encogiéndose de hombros, a la vez que les proponía una suerte de "gradualismo" ya que "los 500 metros es imposible".

Desde el grupo de vecinos les reprocharon que había una declaración de inconstitucionalidad de parte de la Justicia y que el Estado municipal debía cumplir con ese fallo adaptando la norma.

Quejas en las redes sociales

Ante la última negativa de los concejales, los vecinos anunciaron a través de la cuenta de Facebook "Vecinos Autoconvocados por la Vida-Totoras" que el próximo jueves 14, a las 10, se volverán a reunir con los ediles locales en busca de respuestas concretas. En esa cuenta también se pueden encontrar diversas denuncias de vecinos totorenses que sufren el uso ilegal de los agroquímicos.

En la red social, el grupo de vecinos expresó que "luego de que la Justicia fallara a nuestro favor declarando inconstitucional fumigar a 100 metros en la ciudad de Totoras, nos encontramos hoy con un cuerpo de concejales que duda ante la decisión de proteger el derecho a la salud de la población o defender los intereses del agronegocio".

Las quejas son reiteradas en las redes sociales, como la de una vecina totorense con una casa cercana a la Villa Deportiva que expresó su indignación porque, denunció, habían fumigando a escasos 30 metros de su vivienda, en horario nocturno. "Los que fumigan en Totoras la tienen de ganar sobre aquellas personas que quieren respirar un ambiente sano", se descargó en las redes hace un par de semanas.

También lanzaron en la web www.change.org una campaña de adhesión a la petición pública por la cual, manifiestan, "los ciudadanos exigimos el tratamiento urgente del proyecto de ordenanza presentado ante el Concejo Deliberante de Totoras por vecinos fumigados, el cual propone un límite agronómico para la utilización de agroquímicos de 500 metros, respetando y adecuándose a la ley provincial 11.273, su decreto reglamentario 552/97 y la ley de medio ambiente de la provincia de Santa Fe 11.717". Allí también fundamentan con "la declaración de inconstitucionalidad de la ordenanza vigente 831/09, emitido en el reciente fallo de la Cámara de Apelaciones de Rosario".

peligroso. Un fallo judicial ordenó a Totoras adecuar su normativa a la ley provincial sobre fitosanitarios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario