La Región

Suspendieron el inicio del juicio al cura Ilarraz procesado por abusos

Fue suspendido transitoriamente el inicio del juicio oral y a puertas cerradas al cura procesado por los delitos de abusos sexuales y corrupción de menores.

Lunes 13 de Noviembre de 2017

Fue suspendido transitoriamente el inicio del juicio oral y a puertas cerradas —que iba a comenzar hoy en los Tribunales de Paraná— al cura Justo José Ilarraz, quien se encuentra procesado por los delitos de abusos sexuales y corrupción de menores. Fuentes tribunalicias indicaron al diario Uno que la causa de la suspensión es por un problema de salud del camarista Darío Crespo. Se dijo que hoy se definirá si se integra con un nuevo juez o se dispone una nueva fecha.

El cura Ilarraz está acusado por siete casos de corrupción y abuso de menores cuando ejercía como prefecto de disciplina en el Seminario Arquidiocesano "Nuestra Señora del Cenáculo", entre 1985 y 1993, establecimiento en el que eran pupilos niños de entre 10 y 14 años. Si bien no está definido, se estima que en la etapa de los alegatos la Fiscalía y las querellas iban a reclamar penas superiores a los 25 años de cárcel.

Las instancias judiciales, desde los inicios, estuvieron cargadas de polémicas y medidas dilatorias, que derivaron en la intervención de toda la estructura judicial de la provincia de Entre Ríos, de Casación a nivel nacional y ahora se espera la definición de la Corte Suprema de Justicia para establecer si la causa está o no prescripta, tal cual sostiene la defensa del cura.

Cuando se haga el juicio, con debate a puertas cerradas, será el segundo que se sustancie a un religioso en Entre Ríos por abuso y corrupción de menores, ya que por igual situación fue condenado a 25 años de prisión efectiva el cura Juan Diego Escobar Gaviria, de Nogoyá.

El tribunal encargado de juzgar a Ilarraz iba a estar conformado por los jueces Alicia Vivian, de Gualeguaychú; Edwin Ives Bastian, de Concordia, y Crespo, de Gualeguay. En tanto que la Fiscalía está representada por Juan Ramírez Montrull. Los querellantes son Lisandro Amavet, Santiago Halle, Victoria Halle y Milton Urrutia. La defensa del sacerdote está a cargo de Juan Fornerón y Jorge Muñoz.

Ilarraz fue suspendido por la Iglesia en 2012 para oficiar misas en público, pero antes, en 1993, el entonces arzobispo de Paraná, monseñor Estanislao Karlic ordenó una investigación sobre el comportamiento de Ilarraz, que tuvo a cargo el cura y abogado Silvio Fariña. Concluida la investigación en Paraná, Karlic firmó en 1996 un decreto a través del cual prohibió al cura todo contacto con los seminaristas y lo expulsó de la diócesis.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario